La gran cantidad de satélites Starlink que están siendo lanzados a la órbita representan una gran tecnofirma que podría servir como baliza para atraer a otras civilizaciones del cosmos.

Elon Musk. Starlink.

Imagina que eres miembro de una especie inteligente en un planeta que orbita una estrella cercana a esa con lo que parecen ser ocho o nueve exoplanetas girando a su alrededor, incluido uno con anillos y uno muy azul. Imagínese mirar al «punto azul pálido» usando uno de sus telescopios más potentes y ver algo, tal vez una estructura, que parece que fue hecha por seres inteligentes. Le pides a un amigo que lo mire y te diga qué piensa que es. Él mira, luego te mira y dice parafraseando:

«No digo que sea Elon Musk… pero es Elon Musk».

Esa es la esencia de un nuevo artículo aceptado para su publicación en el Journal of the British Interplanetary Society que propone que la red de satélites Starlink, lanzada por la compañía espacial privada SpaceX de Elon Musk, está construyendo una «firma tecnológica» que puede ser vista por extraterrestres, y podría atraerlos aquí.

Y es que desde principios de 2019 y hasta el 24 de marzo pasado, en total la compañía de Musk ha lanzado ya 1.300 satélites y se acerca su objetivo de 1.440. Esta enorme constelación de satélites en órbita, distribuidos en casi toda la superficie de la Tierra, podría considerarse como el primer prototipo de una posible megaestructura alrededor del planeta, que en principio podría ser visible desde otros lugares de la galaxia —casi como lo sería una hipotética esfera de Dyson—.

Intrigado por esta posibilidad, Zaza Osmanov, profesor de astrofísica en la Universidad Libre de Tbilisi, Georgia, ha estimado que se requerirían alrededor de 800 años para que la constelación Starlink de SpaceX apareciera en cualquier búsqueda de inteligencia extraterrestre llevada a cabo por otra civilización.

Último lanzamiento de satélites Starlink. 24 de marzo de 2021.

En su artículo, además, el científico afirma que el Very Large Telescope (VLT) en Chile y el radiotelescopio FAST de China, si estuvieran en el espacio profundo, eventualmente podrían encontrar a Starlink.

«Uno de los principales factores es el tiempo de observación de un telescopio», dijo Osmanov, quien hizo sus cálculos basándose en el brillo de los satélites y un tiempo de observación de una hora. «Aunque también depende de la geometría, por el mismo valor se puede estimar aproximadamente que el número de satélites para hacer visible la construcción desde 100 años luz debería ser del orden de 30 mil millones», agregó.

Eso definitivamente requeriría muchos lanzamientos de cohetes Falcon 9. Sin embargo, también sugiere que, dado que los satélites de Elon Musk transmiten señales de radio, el telescopio FAST podría detectarlas hasta 520 años luz de distancia.

Civilización Tipo 0,7

La construcción de una «megaestructura» alrededor de la Tierra, un concepto que recuerda esferas de Dyson o estructuras en forma de anillo, nos convertiría en una civilización de «Tipo 1» en la escala de Kardashev, algo que aún no hemos logrado.

Es una medida de qué tan tecnológicamente avanzada está una civilización en función de la cantidad de energía que puede utilizar. Aquí está la escala:

  • Una «civilización planetaria» (Tipo 1): puede aprovechar toda la energía de su planeta, algo que aún no hemos logrado y probablemente no lo haremos durante unos 1.000 años si nuestro uso de energía aumenta en un 1 %. por año. Actualmente estamos clasificados como una civilización de «tipo 0,7».
  • Una «civilización estelar» (Tipo 2): puede aprovechar toda la energía producida por su estrella madre, posiblemente a través de una esfera Dyson.
  • Una «civilización galáctica» (Tipo 3): puede aprovechar la energía total de su galaxia.

Las estructuras masivas necesarias para las civilizaciones «estelares» y «galácticas» podrían ser más fáciles de detectar, por supuesto, porque emitirían una intensa radiación visible en el infrarrojo. Lo que reflexiona el artículo de Osmanov es si algo que nosotros —una civilización que aspira a «planetaria»— podríamos construir ahora (específicamente Starlink) podría ser visible desde «allá afuera».

Entonces, con Starlink, tal vez SpaceX esté construyendo las primeras megaestructuras planetarias de la Tierra, pero pasará mucho tiempo antes de que los humanos nos acerquemos a tener nuestra propia «firma tecnológica».

Fuente: MU/Forbes. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario