Una nueva investigación revela que la misteriosa momia que languideció en una colección alemana por más de un siglo sería la de una mujer inca asesinada de un brutal golpe a la cabeza, probablemente en un sacrificio ritual.

mummy-incan1

El análisis también puso en evidencia que la mujer inca padecía del Mal de Chagas, condición mortal que la habría colocado en primera fila para protagonizar un asesinato ritual.

La historia comienza en los 1890’s, cuando la princesa Theresa de Bavaria adquirió dos momias durante un viaje a Sudamérica. Una fue perdida en el camino, pero la otra logró llegar hasta la Colección Arqueológica del Estado de Baviera en Munich. “Con el tiempo, las guerras y los movimientos geográficos destruyeron cualquier documentación existente sobre la momia, por lo que se sabía poco sobre su origen”, dijo el co-autor del estudio Andreas Nerlich, un paleopatólogo de la Universidad de Munich.

Para averiguar sobre la procedencia de los enigmáticos restos, Nerlich y sus colegas pusieron a la momia bajo el escáner de la tomografía computarizada (TC). A pesar que desde afuera la cabeza de la momia parecía normal, los huesos frontales del cráneo estaban completamente destruidos.

“En su muerte, debe haber recibido un par de golpes severos a la cabeza propinados con un objeto contundente. Los huesos del cráneo se destruyeron y cayeron en la cavidad del cerebro, y aún están ahí hoy en día”, detalló Nerlich.

Luego de fallecer, la mujer fue enterrada a poca profundidad en el árido Desierto de Atacama, donde las arenas y el aire seco pronto succionaron todos los fluidos del cuerpo, deteniendo la descomposición y provocando una momificación natural.

Origen Inca

Todos los indicios apuntan a un origen inca de la mujer. Su cabeza tiene las características asociadas a la práctica de la deformación craneal, además de la estructura ósea que se encuentra solamente en los nativos sudamericanos.

Los exámenes científicos revelaron que la mujer vivió en algún momento entre el año 1451 y 1642 d.C. La momia también tenía el pelo atado con bandas hechas de alpaca o pelo de llama —otro claro indicio de su origen sudamericano.

Diferentes comidas contienen proporciones diversas de isótopos de carbón y nitrógeno (átomos del mismo elemento con distintos números de neutrones), por lo que la proporción de estos dos isótopos en el cabello de la momia dieron a conocer su procedencia. Con base en esto, se pudo concluir que la mujer vivió cerca de la línea costera, en lo que hoy es Perú o Chile, y se alimentaba con una dieta alta en maíz y pescado. A la hora de su muerte, tenía entre 20 y 25 años de edad.

Asesinato Ritual

Las teorías en cuanto a que la mujer murió violentamente son, según Nerlich, especulativas. En combinación con análisis de ADN sobre los parásitos tomados del tejido rectal, los escaneos de TC sugieren que la fémina sufrió del Mal de Chagas desde la infancia, una enfermedad parasitaria tropical, generalmente crónica, causada por el protozoo flagelado Trypanosoma cruzi. “Como consecuencia de esto es seguro que tenía problemas respiratorios y digestivos”, afirma Nerlich.

Una de las posibilidades es que fuera asesinada en un ritual, como lo fueron otras momias incas. “Quizás ella fue seleccionada como víctima para un sacrificio ritual debido a su enfermedad que tarde o temprano iba a terminar con su vida”, señala el paleopatólogo alemán.

Los hallazgos sobre la momia serán exhibidos en la Colección Arqueológica del Estado de Baviera en Munich hasta mediados de agosto.

2 comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
Mar 2, 2014
0:08
#1 Aurora Isabel Molina:

Me gusta el conocimiento de lo extraordinario y de lo desconocido. Gracias por mostrar tan excelente comentario de la momia inca.

Reply to this commentResponder

Dic 25, 2014
13:21
#2 Cecilia:

Porque no las devuelven a su lugar de origen?

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario