El (mal) llamado «asteroide del Día del Juicio Final» será visible en el firmamento nocturno cerca de Marte. Obviamente, NO a simple vista. Tampoco representará peligro alguno para nuestro planeta como han insinuado algunos medios.

«La NASA advierte que el asteroide “apocalíptico” Bennu será visible a simple vista el Día de San Valentín a las 20 hs., ligeramente a la derecha de Marte», informa una noticia publicada en el diario británico Express. «Es un asteroide que tiene una alta probabilidad de impactar contra la Tierra dentro de cien años, con una fuerza 80.000 veces más poderosa que la explosión de la bomba atómica de Hiroshima».

Y aunque técnicamente Express no está del todo equivocado, es cierto que exagera y es descaradamente impreciso en la información brindada, lo que ya ha generado algunos malentendidos.

Para empezar, Bennu no es un asteroide «apocalíptico». De hecho, la NASA, donde no suelen regalar este tipo de adjetivos, jamás lo ha calificado ni remotamente parecido.

Esta es la foto más detallada hasta el momento tomada del asteroide Bennu, actualmente objeto de estudio de la sonda OSIRIS-REx.

Para ser más exactos, oficialmente Bennu está calificado como «potencialmente peligroso», una designación mucho más amplia de lo que se pudiera pensar que se aplica a muchos asteroides de tamaño suficiente cuyas órbitas los acercan relativamente a la Tierra.

En cuanto al riesgo de impacto a corto plazo, la NASA dice que «Bennu se acercará lo suficiente a la Tierra durante el próximo siglo para tener una posibilidad de 1 en 2.700 de impactarla entre 2175 y 2196». Dicho de otra manera, esas probabilidades significan que hay un 99.963 por ciento de posibilidades de que el asteroide pierda de vista la Tierra. Aun así, los astrónomos quieren saber exactamente dónde se encuentra Bennu en todo momento.

Pero incluso si Bennu golpeara la Tierra, el daño estaría lejos de ser apocalíptico. Bennu tiene tan solo 518 metros de diámetro. Es el objeto más pequeño alrededor del que ha entrado en órbita una nave humana (OSIRIS-REx). Si lo consideramos en altura, el asteroide apenas es más alto que la Torre Willis en Chicago o la Freedom Tower en Nueva York.

Por tanto, el improbable impacto a partir de 2175 sería grave, sí, aunque únicamente a escala local. Los científicos estiman que los asteroides deben tener al menos 1 km de ancho, aproximadamente el doble del diámetro de Bennu, para causar una catástrofe global.

En cuanto a esa posibilidad de verlo «a simple vista» el día de San Valentín, como apuntan en Space.com es posible que estos medios simplemente hayan obtenido dicha información de una parte de la guía de observación de la NASA de febrero de 2019, donde se expone que Bennu estará cerca de Marte en el cielo nocturno del 14 de febrero, a la derecha del planeta rojo. Sin embargo, la pieza de la NASA dejaba claro que Bennu «será demasiado tenue para verse sin un telescopio especial».

Imagen publicada en la guía de observación de la NASA de febrero de 2019.

Edición: Miguel Jorge.

2 comentarios
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
Feb 16, 2019
5:13
#1 Polo:

Hay tantos títulos y noticias de “asteroide podría impactar con la Tierra” que cuando resulte verdadero nadie haremos caso y moriremos felices y sin percatarnos de la terrible destruccion. Dejen de chingar con noticitas improbables.

Reply to this commentResponder

Feb 16, 2019
19:39

@Polo: Por eso no es recomendable leer solo el título ;)

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario