El rover dejó de transmitir información desde hace ocho meses tras una intensa tormenta de polvo. Fue declarado muerto 15 años después de su llegada al planeta rojo.

Producto de una tormenta de polvo a nivel global, a mediados del año pasado se oscureció el cielo marciano y bloqueó durante meses la luz del Sol a los paneles fotovoltaicos del aparato.

La NASA dijo el martes que transmitiría una última serie de comandos de recuperación, además de los más de 1.000 ya enviados. Y como hasta este miércoles no hubo respuesta, el rover fue declarado muerto, 15 años después de su llegada al planeta rojo —cuando la misión original solo contemplaba 3 meses—.

Los miembros del equipo están examinando los logros de Opportunity, como haber confirmado que alguna vez corrió agua en Marte. El vehículo es el que más tiempo había durado funcionando en Marte. Además de su resistencia, el astromóvil de seis ruedas recorrió un trayecto récord de 45 kilómetros (28 millas).

Su hermano gemelo, Spirit, fue declarado muerto en 2011, un año después de atascarse en la arena y cesar comunicación.

«No es más sencillo decir adiós al Opportunity que al Spirit», dijo el director del proyecto, John Callas, a The Associated Press. «Es como un ser querido que está desaparecido, y uno mantiene la esperanza de que aparecerá y estará sano. Pero cada día que pasa disminuye esa posibilidad y en algún momento hay que decir “basta” porque la vida sigue».

Fuente: NASA. Edición: Infobae.

Sin comentarios
Etiquetas: ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario