La cita aparece en un número de George Magazine, donde se hace una impactante predicción sobre el futuro; es decir, nuestro presente.

Bill Gates.

En abril de 2020, a medida que pululaban las teorías de conspiración sobre Bill Gates y sus presuntas conexiones con la pandemia de COVID-19, surgieron algunas imágenes en la redes sociales mostrando una inquietante frase que se le atribuyó al ex CEO de Microsoft.

Las imágenes compartidas por los internautas corresponden al número de febrero de 1997 de la revista George, fundada por John F. Kennedy Jr. y Michael J. Berman. Allí, dentro de una sección que incluye varios artículos llamada Guía de Supervivencia al Futuro, se puede leer que «un planeta superpoblado» será «ahogado hasta la extinción por un virus que ataca los pulmones».

Sin embargo, y a pesar que en esta revista efectivamente aparece una entrevista a Gates, la susodicha frase fue sacada de contexto, ya que corresponde a un artículo diferente de la misma sección.

El artículo en cuestión se intitula Predicción del Futuro de una Nación e intenta imaginar lo que ocurrirá en nuestra actual época con el transporte, la educación, el ambiente, las enfermedades, el crimen, la guerra y la comida. La cita de la imagen viral justamente proviene de la parte de «enfermedades», tal como puede observarse en la siguiente captura de pantalla de una copia digital de la revista:

El final del artículo viene después de un salto de página, donde se puede leer la cita en contexto:

Como bien puede observarse, Gates no escribió que en 2020 un planeta superpoblado sería ahogado hasta la extinción por un virus respiratorio. El autor del texto es el poeta y escritor de ciencia Arno Karlen.

Control de población

No obstante, los internautas hallaron una cita que sí pertenece a la entrevista realizada a Gates en este número de George, que podría considerarse igualmente controvertida por referirse a «financiar el control de la población»:

Sí, el filántropo multimillonario efectivamente comentó esto. Lo hizo luego que se le preguntara cómo mantenía sus opiniones personales separadas de sus decisiones de negocios.

Para el que no sabe inglés, traducido dice: «Mis propias opiniones son las que se esperarían de alguien que siente fue muy afortunado y que sabe que los recursos bajo su mando son en realidad recursos para la sociedad. Y tengo que ser inteligente en cómo voy a canalizarlos para devolverlos de alguna manera. Financio proyectos de educación, financio el control de la población».

Y si bien esta cita es compartida por los teóricos de la conspiración como una trama secreta y perversa que pretende diezmar a los humanos, la realidad es un poco más mundana.

El término «control de la población» no es tan literal como puede parecer en este contexto. El término fue ampliamente utilizado entre los 1970s y 1980s, pero de manera gradual cayó en desuso en los 1990s, siendo reemplazado por otros términos tales como «salud reproductiva», «planificación familiar» y «empoderamiento de las mujeres».

En un escrito sobre la Conferencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo de la Población de 1994, el periódico Monitor de la Ciencia Cristiana notó una diferencia filosófica mayor entre la conferencia de ese año y las previas:

«Si hay una diferencia filosófica mayor en esta conferencia que se lleva a cabo cada una década, es el cambio de “control de población” a “empoderamiento de las mujeres” —especialmente en el área de salud reproductiva, salud, educación y oportunidades económicas, que los planificadores de la ONU ven tan relacionada a la tasa de fertilidad—.

»El crecimiento económico y la mejora en la calidad de vida ha sido el más rápido en las áreas donde las mujeres tienen un mayor estatus, y el más lento donde ellas enfrentan mayores desventajas».

Por lo que la cita de Gates, aunque pasada de moda, no parece referirse a un intento para controlar y esclavizar a la humanidad, sino más bien a su trabajo con diferentes organizaciones a nivel global que se encargan de mantener programas de salud reproductiva.

«La mayoría de padres no eligen tener ocho hijos porque quieren familias grandes, sino porque saben que muchos de ellos morirán. Si una madre y un padre saben que su hijo va a vivir hasta la adultez, comienzan a reducir naturalmente el tamaño de la población», dijo al respecto la esposa de Gates, Melinda (Forbes, 2011), explicando el cambio de apuntar a evitar nacimientos a evitar muertes a través de la vacunación.

Desde luego, si nos ponemos a hilar fino en modo conspiranoico, se puede argüir que los términos modernos son eufemismos para que el control de la población no suene tan obvio, y que los programas de vacunación de Melinda y Bill son la fachada para algo más siniestro…

¿Vaticinio o deducción lógica?

Si bien es casi seguro que este artículo desilusionará a aquellos que esperaban encontrar un ponzoñoso ataque a uno de los hombres más ricos del mundo, lo cierto es que lo escrito en la revista George, donde explícitamente se habla del año 2020 —que por ahora tiene todas las de llevarse la de peor año del siglo—, podría considerarse sospechoso.

¿Casualidad? Para analizar esta posibilidad tendríamos que considerar al autor de la cita viral: Arno Karlen. Este escritor se especializó, entre otras cosas, en la historia de la medicina. De allí se puede entender que lo escrito en la revista de 1997 podría ser simplemente una deducción lógica. Para poner un ejemplo, en la descripción de su libro El Progreso de las Plagas: Una historia social del hombre y la enfermedad, puede leerse:

«En este asombroso libro, el biohistoriador Arno Karlen cuenta cómo las olas de nuevas enfermedades han tenido lugar en el pasado, en tiempos cruciales de la historia humana, cuando la gente dramáticamente cambió sus vidas y entorno. Hoy en día, al alterar radicalmente nuestro paisaje, tecnología y estilos de vida, estamos presentando una invitación a nuevas epidemias. Los viajes y el comercio han convertido al mundo en una aldea global para los microbios, e incluso la nueva tecnología médica está creando nuevas infecciones. Hay causa para alarmarse, pero no para desesperarse. Nuestros ancestros sobrevivieron tales crisis, y ahora nosotros debemos hacerlo. Como este libro muestra, el primer paso es entender cómo, desde la prehistoria a la actualidad, el hombre y los microbios han estado en una danza íntima de mutua adaptación».

La elección del año 2020 en el artículo de George es, empero, menos sencilla de explicar. Aunque se podría reconocer que si uno va a imaginar eventos futuros del siglo que viene, tiene más probabilidad de elegir comienzos o finales de décadas, cifras redondas, en lugar de años impares y totalmente azarosos.

Fuente: Snopes. Edición: MP.

2 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
Ago 24, 2020
20:46
#1 Christian:

Mensaje en una Botella Virtual

Bueno, en el Estado Actual de las Cosas en el Mundo, luego del Calentamiento Global y el encubrimiento de los Gobiernos, la Pandemia del Coronavirus remarca y reafirma, que cosas que podrían afectar a Todos, están en proceso. ¿Qué es lo importante? Lo importante es la Verdad, Siempre. Quiero compartir con ustedes el blog de arteespiritual.com: www.arteespiritual.com/blog, no lo subestimen, en la Reflexión su Fuente es Impersonal, y a veces, donde menos se esperaría abrir la posibilidad de encontrar algo significativo e importante, podría ser el lugar, ahí podría estar.

Agradezco su atención, esto es para Bien, y el Bien es a la Vida, como la Verdad es a la Ley de Dios, Él Eterno.

Reply to this commentResponder

Ago 24, 2020
23:45
#2 RICARDO ZARZOSA GIBERT:

Esta prolífica pareja, juntos han logrado lo que muchos gobernantes no han podido lograr. rescatar a millones de niños, no vacunados por la avaricia el abandono y la corrupción. además de lo complicado que resulta vacunar en lugares remotos. y lo lograron, pero hay un problema; sigamos vacunando a esas criaturas inocentes, que no tienen la culpa del retraso en el que se encuentra la humanidad.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario