De acuerdo con algunos teóricos de la conspiración, el cofundador de Microsoft estaría detrás de la propagación del coronavirus para luego, bajo el pretexto de una vacuna, insertar unos microchips en los organismos humanos con el objetivo de una vigilancia masiva.

Gates dijo a la BBC que hay muchos «rumores falsos» y «cosas anticientíficas», y declaró que «es preocupante que en momentos como este […] haya tanta locura».

«Cuando tengamos la vacuna, querremos desarrollar la inmunidad de grupo para que cubra más del 80 % de la población», dijo el magnate y agregó que el desarrollo de la vacuna «no tiene nada que ver» con los microchips.

Una encuesta, realizada por Yahoo News y YouGov, publicada a finales de mayo, mostró que un 44 % de los votantes republicanos y un 19 % de los demócratas creían en esta teoría conspirativa. Al preguntársele sobre su opinión al respecto, Gates calificó estos datos de «un poco preocupantes».

«Estoy un poco sorprendido de que eso esté enfocado en mí. Solo estamos dando dinero para que sea una herramienta: simplemente emitimos cheques a las compañías farmacéuticas […], y se nos considera un agente justo entre los gobiernos y empresas para ayudar a elegir el mejor enfoque», relató.

Respecto a la vacuna contra el coronavirus, que de momento se encuentra en fase de desarrollo, el multimillonario estadounidense precisó que cuando esté lista, debe ser enviada a los países con el sistema sanitario más débil.

«Si [las personas] escuchan que es un complot y que las vacunas en general son malas, y si no hay personas dispuestas a vacunarse, eso permitirá que la enfermedad continúe matando personas», aseguró.

La polémica de los microchips

El que Gates haya mencionado que la vacuna contra la cepa COVID-19 no tiene nada que ver con microchips es una verdad a medias, o al menos no se condice por completo con lo que comentó en marzo durante una sesión de Pregúntame Cualquier Cosa (Ask Me Anything) sostenida en Reddit con los internautas.

Allí dijo expresamente que «eventualmente, tendremos certificados digitales que nos mostrarán quienes se han recuperado, quienes han sido testeados recientemente, o cuando tengamos una vacuna quién la ha recibido».

Si bien el «eventualmente» sitúa lo dicho en el futuro, es relativo qué tan cercano puede ser ese futuro.

Asimismo, no serían propiamente microchips como los conocemos ahora los que contendrían el «certificado digital», sino algo más avanzado: tatuajes de puntos cuánticos. Esta tecnología está siendo desarrollada actualmente por investigadores del MIT y de la Universidad de Rice, luego que Gates los instara a hallar una solución para identificar a aquellos que no habían sido vacunados contra varias enfermedades.

Fuente: BBC/MysteryPlanet. Edición: RT.

2 comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
Jun 6, 2020
11:03
#1 Elmer Homero:

Es increible como no importa cuán estúpida sea una teoría de la conspiración, mientras más absurda más la creen. Hay millones de idiotas que no creen que exista la pandemia de coronavirus, pero si creen esto .

Reply to this commentResponder

Jun 11, 2020
7:20
#2 Jero Sanchez:

¿ Por qué este hombre defiende lo buenas que son las vacunas, pero no tiene vacunados a sus hijos?

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario