Un antiguo templo que fue construido pocos siglos después de la muerte del fundador del budismo ha sido desenterrado en el valle de Swat, en el norte de Pakistán. El lugar es parte de la antigua región de Gandhara que fue conquistada por Alejandro Magno y dio lugar a una mezcla de creencias budistas y arte griego.

El templo descubierto. Crédito: Missione Archeologica italiana in Pakistan ISMEO/UNIVERSITA' CA' FOSCARI VENEZIA.

Los restos excavados del templo encontrados hasta ahora, cerca del centro de la ciudad moderna de Barikot, tienen más de 3 metros de altura y consisten en una plataforma ceremonial coronada por una estructura cilíndrica que albergaba un monumento budista cónico o en forma de cúpula llamado estupa.

El complejo del templo, que fue construido y reconstruido varias veces, también incluía una estupa más pequeña, una celda o habitación para monjes, una escalera, el podio de un pilar o columna monumental, vestíbulos y un patio público que daba a una antigua carretera.

En el centro del antiguo templo hay una plataforma ceremonial coronada por una estructura cilíndrica que una vez albergó una estupa, un monumento budista cónico o en forma de cúpula. Crédito: Missione Archeologica italiana in Pakistan ISMEO/UNIVERSITA' CA' FOSCARI VENEZIA.

«La datación por radiocarbono establecerá fechas precisas de las estructuras, pero el templo de Barikot es claramente uno de los monumentos budistas más antiguos jamás encontrados en la antigua región de Gandhara», dijo Luca Maria Olivieri, arqueólogo de la Universidad Ca' Foscari de Venecia y la Asociación Internacional para Estudios del Mediterráneo y el Oriente (ISMEO), quien dirigió las excavaciones con colegas paquistaníes e italianos.

Antes y ahora

Los arqueólogos italianos, que trabajan en Swat desde 1955, comenzaron las excavaciones en Barikot en 1984.

Su misión había sido preservar la importante arqueología de la ciudad mediante el alquiler de terrenos baldíos y excavando la mayor cantidad posible, protegiéndola así contra la expansión urbana y las excavaciones clandestinas que buscaban recuperar artefactos para vender en los mercados extranjeros de antigüedades.

Gran parte del trabajo de los arqueólogos ha consistido en excavar la antigua fortaleza y otro templo en la «acrópolis» de las afueras de Barikot. Crédito: Missione Archeologica italiana in Pakistan ISMEO/UNIVERSITA' CA' FOSCARI VENEZIA.

Hasta hace unos años, las excavaciones en Barikot habían incluido los distritos del sudoeste de la ciudad y la acrópolis, pero no el centro de la ciudad, donde los costos de alquiler de la tierra son muy altos (La tierra en los sitios de Barikot a menudo es de propiedad privada, y alquilarla en términos que permitan las excavaciones es más simple y menos costoso que comprarla).

Pero el templo recién descubierto se encontró en un terreno adquirido por las autoridades arqueológicas provinciales cerca del centro de la ciudad, lo que permitió al equipo comenzar las excavaciones allí en 2019. Los pozos hechos por saqueadores ya habían sugerido que algo importante podría estar enterrado allí.

Los arqueólogos fueron conducidos al sitio en parte por pozos hechos por saqueadores, que esperaban encontrar artefactos antiguos que pudieran vender. Crédito: Missione Archeologica italiana in Pakistan ISMEO/UNIVERSITA' CA' FOSCARI VENEZIA.

«Durante años, habíamos estado observando lo que salía de las trincheras de los cimientos de las casas modernas, las excavaciones agrícolas y los pozos que dejaban las excavaciones clandestinas», comentó Olivieri. «Entonces ya había indicios de que había un gran monumento allí».

El templo estaba ubicado a lo largo de un antiguo camino que conducía al principal monumento budista de la antigua ciudad, una estupa de 65 pies de ancho (20 m) que fue revelada por obras públicas hace unos años; ahora es el sitio de una torre de electricidad.

Además de las características arquitectónicas del templo enterrado, los arqueólogos han descubierto más de 2000 artefactos en el sitio, incluidas monedas, joyas, sellos, piezas de cerámica, mampostería y estatuas, algunas de las cuales tienen inscripciones antiguas que se pueden usar para fecharlas.

Conquista alejandrina

Barikot se menciona como «Bazira» o «Beira» en fuentes clásicas de la época de Alejandro Magno, quien conquistó el ya antiguo reino de Gandhara en el 327 a.C. Su nombre significaba ‘la ciudad de Vajra’, en referencia a un antiguo rey mencionado en el Mahabharata, un poema épico en sánscrito que se cree que relata eventos de los siglos IX y VIII a.C.

Alejandro fue el rey de Macedonia en Grecia y dirigió campañas militares en el este contra el Imperio Persa desde el 334 a.C., organizando una invasión del noroeste de la India, su conquista más lejana, en el 326 a.C. Finalmente regresó a Europa a pedido de sus tropas, pero murió en Babilonia en 323 a.C. de una enfermedad como la malaria —aunque algunos historiadores sospechan un envenenamiento—.

Se han desenterrado miles de artefactos antiguos en las excavaciones en Barikot, incluido este rostro de Buda tallado en esquisto gris. Crédito: Missione Archeologica italiana in Pakistan ISMEO/UNIVERSITA' CA' FOSCARI VENEZIA.

Sus generales luego dividieron sus territorios; la región de Bactria al norte de Gandhara fue gobernada por reyes de ascendencia griega, mientras que Gandhara por un tiempo volvió al dominio indio nativo bajo el Imperio Maurya.

Olivieri dijo que el budismo ya estaba presente en Gandhara en la época de Menandro I, descendiente de los reyes griegos de Bactria, quienes establecieron el reino indogriego alrededor del 165 a.C. y se apoderaron de la región.

Más tarde, el budismo se generalizó mucho más y Swat se convirtió en un centro sagrado para la religión, especialmente durante el Imperio Kushan desde aproximadamente el 30 hasta el 400 d.C.

Swat también tiene un microclima templado, que permite dos cosechas al año —en primavera y finales de verano—, por lo que la antigua Barikot era un centro importante para la gestión de los excedentes agrícolas de la región. Como resultado, Alejandro probablemente usó esta zona como un «granero» para aprovisionar a sus ejércitos antes de continuar su campaña militar al sur de la India.

Olivieri afirmó que la misión arqueológica italiana había concluido su última temporada de excavaciones en Barikot, pero que el equipo regresará más adelante este año para realizar posteriores investigaciones en el sitio y, con suerte, revelar más del antiguo templo.

Fuente: Live Science. Edición: MP.

1 comentario
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Feb 4, 2022
1:11
#1 HORACIO:

- QUE IMPORTANTE DESCUBRIMIENTO.!!!!

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario