No crecieron más ni se volvieron Ents de repente, pero los árboles en los alrededores de la planta de energía nuclear Fukushima Daiichi (FNPP) definitivamente están actuando de manera extraña, según un nuevo estudio publicado a principios de este mes en la revista Plants.

Árboles en Fukushima.

Investigadores de varias universidades de Italia y Brasil estudiaron los abetos que crecían cerca de la planta, que fue destruida en 2011 tras un fuerte terremoto. Los científicos miraron específicamente los verticilos —nudos donde las hojas, ramas u otras partes de la planta crecen desde un punto central— y descubrieron que los abetos alrededor de Fukushima exhibían patrones de crecimiento extraños a su alrededor.

«Estas coníferas mostraron ramificaciones irregulares en los verticilos del eje principal», se lee en el estudio. «La frecuencia de estas anomalías correspondía a la tasa de dosis de radiación ambiental en los sitios observados».

Cuanta más radiación, en otras palabras, más raros se volvían los árboles.

Círculo de la vida

Es bastante interesante que los árboles afectados por la radiación nuclear crezcan en patrones inusuales y todavía se vean afectados por el material en el suelo cerca de Fukushima. Pero aún más importante es el objetivo del equipo de aprender cómo cuidar mejor a las personas atrapadas en desastres futuros similares y crear mejores planes de manejo de emergencias —si bien esperemos que tales desastres nunca más sucedan—.

«Han pasado diez años desde el accidente de la FNPP, y aún son visibles los efectos a gran escala», concluyeron los investigadores. «Aprender de incidentes pasados e implementar este conocimiento puede marcar una diferencia significativa en términos de vidas y costos en la gestión de la atención médica».

Es posible que no siempre seamos buenos administradores del medio ambiente que nos rodea, pero la naturaleza parece feliz de proporcionar señales de advertencia para que la humanidad aprenda de todos modos.

Fuente: The Byte/Newsweek. Edición: MP.

1 comentario
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Ene 31, 2022
1:25
#1 HORACIO:

NADA ES IGUAL A LO QUE DEBERIA LUEGO DE UNA RADIACCION NUCLEAR Y MAS DE ESA DE ESA MAGNITUD..!! lo exrtaño seria que nadie sufriera consecuencias y no fue asi..!

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario