Los datos incluso podrían transmitirse a la descendencia de los organismos.

Bacterias.

Gracias a su tremenda densidad, el ADN puede almacenar el equivalente a unas 10 películas digitales de datos en el volumen de un solo grano de sal. Ahora, los científicos de la Universidad de Columbia han llevado el concepto aún más lejos, al escribir datos en el ADN de bacterias vivas, tal como informa la revista Science.

Para almacenar datos dentro del ADN, tiene que ser convertido por un sintetizador de su formato binario de unos y ceros a código orgánico: combinaciones de las cuatro bases de la molécula, incluidas adenina, guanina, citosina y timina.

Desafortunadamente, cuanto más largo sea este código, menos preciso será el trabajo del sintetizador. Como solución alternativa, los investigadores dividen el código en trozos. Los secuenciadores de ADN tienen que volver a juntarlos para acceder a los datos.

Esto tampoco impide que el ADN se degrade con el tiempo, lo que significa que el almacenamiento de datos no es para siempre.

Como solución, los investigadores de Columbia están tratando de averiguar si lo mismo funciona con los organismos vivos. De esta manera, los datos no solo durarían mucho más, sino que incluso podrían transmitirse a la descendencia de los organismos.

Un equipo dirigido por Harris Wang de la susodicha universidad, ha estado trabajando para hacer precisamente eso durante los últimos años. Más recientemente, el equipo logró codificar eléctricamente 72 bits de datos para escribir la cadena de letras «¡Hola mundo!» en una población de células bacterianas.

Construcción de un controlador redox electroquímico multicanal.

Los investigadores utilizaron CRISPR, la popular técnica de edición de genes que puede empalmar y editar nuevas secuencias en el ADN, para almacenar datos en estos genes activos.

«Este trabajo establece un marco de almacenamiento directo de datos digitales a biológicos y avanza nuestra capacidad de intercambio de información entre entidades basadas en silicio y carbono», escriben los científicos en su artículo publicado esta semana en la revista Nature Chemical Biology.

No hace falta decir que, a pesar de la increíble hazaña, no se trata de muchos datos.

«No vamos a competir con los sistemas de almacenamiento de memoria actuales», dijo Wang a Science.

El equipo también tendrá que encontrar una forma de que los datos sobrevivan a las mutaciones y replicaciones del ADN de las bacterias.

Fuente: Futurism. Edición: MP.

1 comentario
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Ene 16, 2021
1:47
#1 HORACIO:

Me hizo una abduccion la pagina ….jajaja estaba escribiendo y se chupo mi escrito a medias y no lo pude terminar ….jajajaa

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario