Los volcanes se encuentran entre los fenómenos más destructivos e inspiradores del planeta. Pero estas fisuras ardientes hacen mucho más que destruir. También crean.

Petrovita.

El mineral exótico recientemente identificado.

En un nuevo estudio, investigadores en Rusia informan sobre el descubrimiento de una de esas creaciones, un mineral inusual nunca antes documentado por los científicos: la petrovita, una sustancia cristalizada de un vibrante azul verdoso.

El mineral se encontró en el paisaje volcánico del lejano oriente de Rusia, sobre el volcán Tolbachik, en la península de Kamchatka.

La historia eruptiva del Tolbachik se remonta a miles de años, pero en los últimos tiempos se destacan dos eventos notables: la «Gran Erupción de la Fisura de Tolbachik», entre 1975 y 1976, y una erupción menor que tuvo lugar entre 2012 y 2013.

La fuerza de las erupciones durante el primer evento rompió numerosos conos de ceniza en el complejo volcánico, abriendo un terreno rocoso que desde entonces se ha descubierto que es una rica veta de depósitos de fumarolas y minerales desconocidos nunca antes vistos en ningún otro lugar.

Volcán Tolbachik.

Volcán Tolbachik.

En total, el volcán Tolbachik reclama tener 130 minerales de localidad tipo que se identificaron por primera vez aquí, el último de los cuales es la petrovita, un mineral de sulfato que toma forma como agregados globulares azules de cristales tabulares, muchos de los cuales contienen inclusiones gaseosas.

El espécimen estudiado fue descubierto en 2000, cerca del segundo cono de ceniza asociado con la erupción de 1975, y fue almacenado para análisis posterior. Ahora, tras 20 años, finalmente ese análisis ha tenido lugar, revelando algo asombroso: este mineral vibrantemente azul exhibe características moleculares peculiares que rara vez se habían visto antes.

«El átomo de cobre en la estructura cristalina de la petrovita tiene una coordinación inusual y muy rara de siete átomos de oxígeno», explica el investigador principal y cristalógrafo Stanislav Filatov de la Universidad de San Petersburgo. «Esta coordinación es característica de sólo un par de compuestos, así como de la saranchinaita».

La saranchinaita, identificada hace un par de años por otro equipo de San Petersburgo, también fue descubierta en Tolbachik y, como la petrovita, tiene un color que le otorga mucha identidad.

En el caso de la petrovita, el mineral, que se cree que cristaliza a través de la precipitación directa de los gases volcánicos, toma forma como costras criptocristalinas azules que envuelven un material piroclástico fino.

A nivel químico, la petrovita representa un nuevo tipo de estructura cristalina, aunque con similitudes con la saranchinaita, a partir de la cual se puede producir, hipotéticamente hablando.

Investigadores de la Universidad de San Petersburgo.

En particular, el marco molecular de la petrovita, que consta de átomos de oxígeno, sulfuro de sodio y cobre, es efectivamente poroso por naturaleza, lo que demuestra vías interconectadas que podrían permitir que los iones de sodio migren a través de la estructura.

Debido a ese comportamiento, y si el marco puede replicarse en el laboratorio, el equipo cree que esto podría conducir a aplicaciones importantes en la ciencia de los materiales, lo que podría permitir nuevas formas de desarrollar cátodos para su uso en baterías y dispositivos eléctricos.

«En la actualidad, el mayor problema de este uso es la pequeña cantidad de un metal de transición, el cobre, en la estructura cristalina del mineral», dice Filatov. «Pero podría resolverse sintetizando un compuesto con la misma estructura que la petrovita en el laboratorio».

Los hallazgos han sido publicados en Mineralogical Magazine.

Fuente: ScienceAlert. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario