Hay muchas cosas inexplicables en el universo, y los astrónomos acaban de encontrar una más: un objeto extraño que aparentemente está causando que su estrella anfitriona se oscurezca hasta en un 75 por ciento.

Imagen en color de TIC 400799224, identificado en la mira. Crédito: Powell et al., The Astronomical Journal, 2021.

A menudo, cuando vemos algo que bloquea la luz de su estrella, es un exoplaneta o un asteroide. Pero en este caso, la forma en que el objeto bloquea la luz de su estrella no se puede explicar con ninguna de estas opciones, pues es más errático y más persistente.

En este momento, lo que los astrónomos pueden decir con certeza sobre el objeto, conocido como TIC 400799224, es que parece estar dejando escapar una gran cantidad de polvo.

TIC 400799224 está orbitando un sistema estelar a unos 2.300 años luz (725 parsecs) de distancia y fue detectado por primera vez por el satélite TESS, que busca pequeños planetas alrededor de nuestras estrellas vecinas.

Usando inteligencia artificial para examinar los datos recopilados por TESS, los astrónomos tropezaron accidentalmente con TIC 400799224 porque su nube de polvo hizo que su estrella tuviera una caída rápida en el brillo de casi el 25 por ciento durante un período de horas, seguida de varias variaciones en el brillo que podrían ser interpretadas como un eclipse.

Esto generalmente indicaría un planeta en desintegración o un cuerpo en órbita que se está descomponiendo y liberando polvo —algo sobre lo que los científicos están ansiosos por aprender más—. Pero después de mirar hacia atrás a través de seis años de datos sobre el misterioso objeto, el equipo descubrió que algo raro estaba sucediendo.

En primer lugar, TIC 400799224 no está orbitando un sistema de una sola estrella. Un examen más detallado muestra que está orbitando un sistema estelar binario, en el que una de las estrellas pulsa con un período de 19,77 días.

Vista de cerca del evento de ∼1.6 días que demuestra un ocultamiento sustancial de la estrella anfitriona por un cuerpo muy irregular.

Si bien esa periodicidad parece bastante confiable, el objeto que atenúa la luz es errático en su forma, profundidad y duración, razón por la cual los astrónomos asumen que lo más probable es que sea causado por algún tipo de cuerpo en órbita que periódicamente emite nubes de polvo. Pero no está claro qué es exactamente ese objeto.

«La naturaleza del cuerpo en órbita en sí es desconcertante porque la cantidad de polvo emitido es grande; si fuera producido por la desintegración de un objeto como el asteroide Ceres en nuestro sistema solar, sobreviviría sólo unos ocho mil años antes de desaparecer», explica un comunicado de prensa del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica.

«Sin embargo, sorprendentemente, durante los seis años que se ha observado este objeto, la periodicidad se ha mantenido estricta y el objeto que emite el polvo aparentemente ha permanecido intacto», admite Karen Collins, una de las astrónomas del Harvard-Smithsonian.

Tampoco está claro en cuál de las dos estrellas orbita el misterioso objeto, lo que nos lleva a otra cosa extraña sobre este descubrimiento: la caída del brillo del 25 por ciento que se notó originalmente fue solo un ejemplo limitado de lo que puede hacer TIC 400799224.

Dependiendo de cuál de las dos estrellas sea su verdadero anfitrión, el polvo que emite el objeto bloquea hasta el 37 por ciento o el 75 por ciento de la luz de su estrella anfitriona.

Buscando pistas

Después de analizar los números, los investigadores tienen algunas pistas. Sugieren que los datos se ajustan mejor a una de las estrellas que está en fase de «pre-secuencia principal», lo que significa que todavía está acumulando masa de su envoltura circundante de polvo y gas, a menudo en forma de disco a su alrededor.

El equipo también examinó tres posibles explicaciones para el polvo extraño en su estudio:

  1. Desintegración de un objeto cuando pasa directamente de un estado sólido a un estado gaseoso (conocido como sublimación).
  2. Colisiones con un objeto menor parecido a un planeta que libera nubes de polvo esporádicas.
  3. Polvo que está siendo acarreado por un planeta incrustado en el disco de la estrella.

La explicación más probable, concluye el equipo, es la segunda: que algún objeto similar a un planeta choca alrededor de la estrella y lanza una gran cantidad de polvo cada vez que lo hace. Esto podría ayudar a explicar la periodicidad regular de la nube de polvo y también la variación en las profundidades.

En el pasado, descubrimientos similares terminaron siendo «planetas en desintegración», pero el equipo sintió que estos datos eran lo suficientemente diferentes como para que esto no sea lo que estamos viendo aquí.

«Sus propiedades detalladas difieren de manera significativa de los otros objetos», escribe el equipo, lo que sugiere que «TIC 400799224 puede estar en una categoría propia».

El equipo planea continuar monitoreando el objeto, y la buena noticia es que es lo suficientemente brillante como para que cualquiera pueda agregar sus propias observaciones con un telescopio decente desde su patio trasero.

Con suerte, en los próximos años averiguaremos más sobre lo que está sucediendo con TIC 400799224.

La investigación ha sido publicada en The Astronomical Journal.

Fuente: SciAl. Edición: MP.

1 comentario
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Ene 4, 2022
22:19
#1 RICARDO ZARZOSA GIBERT:

ES MUY IMPORTANTE APRENDER MAS ,SI HAY CAMBIOS EN EL ANALISIS ASTRONOMICO DE INVESTIGACION. NOS INFORMAN MIL GRACIAS.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario