Los últimos 7 años fueron los más calurosos jamás registrados al hilo. Esto preocupa a los científicos que han pesado todo tipo de planes para mitigar esta tendencia y revertirla. Ahora, Sohrab Rahvar, un astrónomo y profesor de física en la Universidad Tecnológica de Sharif en Irán, ha propuesto una de las maneras más descabelladas de reducir la temperatura global.

Crédito: Kevin Gill.

El Dr. Rahvar describió su hipotético plan en un artículo sin revisar prepublicado en arXiv, donde presenta un esquema para alejar la órbita de la Tierra del Sol en una suerte de «billar gravitatorio».

«El dirigir los objetos del cinturón de asteroides hacia casi accidentes con nuestro planeta, podríamos empujar nuestro planeta miles de kilómetros más lejos de nuestra estrella», afirmó. «Esto serviría para enfriar las temperaturas globales que, junto con la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, mitigarían los efectos del calentamiento global».

La propuesta, que tardaría décadas en completarse, ha generado controversia entre los científicos, uno de los cuales la calificó de «una locura». Y es que sería astronómicamente costoso lograrlo sin ninguna garantía de que funcione, y si saliera mal, representaría una grave amenaza para la vida en la Tierra.

El plan también se basa en velas solares, un tipo hipotético de tecnología de propulsión de alta potencia que aún no se ha desarrollado ni probado.

No miren arriba

La estrategia del Dr. Rahvar se basa en una técnica conocida como «asistencia gravitatoria». Es una maniobra utilizada a menudo por las agencias espaciales para acelerar una nave espacial o redirigir su camino haciéndola volar cerca de un planeta u otro objeto espacial.

Bajo ciertas circunstancias, pases tan cercanos pueden cambiar ligeramente la órbita del objeto que proporciona la «asistencia». Por lo que el astrofísico propone amarrar velas solares (láminas reflectantes de alta tecnología impulsadas por la radiación solar) a rocas espaciales en el cinturón de asteroides. Luego, estos pueden enviarse en dirección a la Tierra para realizar pases tan cercanos a la Tierra que cambien gradualmente la órbita de nuestro planeta.

Crédito: The Sun.

«Necesitamos que pasen una serie de asteroides para tener una pérdida de temperatura efectiva», explicó el Dr. Rahvar. «Por ejemplo, para disminuir la temperatura de la Tierra en un grado, necesitamos alejarla del Sol en el orden de los 240.000 kilómetros. El resultado sería un sol más débil en el cielo y una disminución en la temperatura de la Tierra».

Para el futuro

Según los cálculos del astrofísico, se necesitarían más de 70 años para completar el proyecto. Mientras tanto, los ingenieros necesitan inventar una vela solar funcional que pueda viajar a las profundidades del espacio. Los científicos han discutido las posibilidades de la tecnología durante décadas, pero aún queda un largo camino por recorrer para lograr un prototipo funcional.

El Dr. Rahvar dijo que no había estimado el costo del proyecto, aunque probablemente alcanzaría las decenas de miles de millones de dólares.

Una vela solar es un método de propulsión para sondas y naves espaciales alternativo o complementario al uso de motores. Las velas solares captan empujes producidos por fuentes externas a la propia nave, de manera que esta no necesita transportar consigo ni motor ni combustible, aligerando considerablemente el peso de la nave, y pudiendo alcanzar así mayores velocidades.

Asimismo, hizo hincapié en que la forma más económica y eficaz de detener el aumento de la temperatura global es mediante la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

«La forma más barata de deshacerse del calentamiento global es la descarbonización de la atmósfera», dijo a The Sun. «Sin embargo, las futuras civilizaciones avanzadas en la tierra definitivamente tendrán la capacidad de llevar a cabo el proyecto que propongo aquí».

Cuando la cura puede ser peor

Los expertos reaccionaron al artículo del Dr. Rahvar con una mezcla de confusión y desdén.

Por ejemplo, el Dr. Jonathan McDowell, investigador del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian, dijo que la propuesta corría el riesgo de arrojar una roca espacial directamente a la Tierra.

«No le he echado un vistazo a las matemáticas en detalle, pero algunas de ellas parecen poco fiables. Tampoco cumple por completo con la discusión de las implicaciones de sus resultados», señaló.

«Incluso si asumes que sus resultados son correctos, implican que para arreglar el calentamiento global de esta manera sería necesario poner velas de cien kilómetros cuadrados en cada uno de los cien millones de asteroides y esperar un siglo, con un riesgo significativo de poner uno o más de estos asteroides accidentalmente en curso de colisión con la Tierra, si no en el primer paso, entonces en órbitas posteriores. Entonces, otra forma de resumir su artículo es: No, no se puede arreglar el calentamiento global de esta manera», concluyó McDowell.

Sus comentarios fueron apoyados por el profesor Brad Gibson, astrofísico de la Universidad de Hull, quien describió el plan como «no factible hoy en día en lo más mínimo».

Fuente: The Sun. Edición: MP.

3 comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 3 comentarios
Comentarios
Ene 26, 2022
0:02
#1 HORACIO:

- NI ASTRO ni FISICO ....ya ven estos tipos estan delirantes y locos...con que sustancia se dan de verdad la desconosco.!!!

Reply to this commentResponder

Ene 29, 2022
11:15
#2 Julio:

Por otro lado la tierra está en equilibrio de fuerzas centrífuga/centrípeta con el sol en esta órbita, moverla sería comenzar un alejamiento continuo, dónde iríamos a parar!!!?,

Reply to this commentResponder

Mar 2, 2022
9:40
#3 lylin:

Pero que locura tan absurdamente grande; por gente como ésta estamos como estamos; Basura en el espacio enviada por cientificos locos. Atmosfera totalmente contaminada por cientificos que procesan metales, por gente desquiciada que celebran fiestas quemando polvora y que protestan quemando neumaticos. Pestes y pandemias provocadas por malmanejo de cientificos. Si solo un terremoto nos ha sacado de nuestra orbita, que nos haria el golpe de un meteorito.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario