A medida que nuestros ancestros humanos aprendían a caminar erguidos, una estrella era lanzada desde el agujero negro supermasivo en el centro de nuestra galaxia, a una increíble velocidad de 6 millones de km/h.

Recreación artística. Crédito: James Josephides (Swinburne Astronomy Productions).

Cinco millones de años luego de esta dramática expulsión, un grupo de investigadores al mando de Sergey Koposov, del Centro para la Cosmología McWilliams de la Universidad de Carnegie Mellon, ha avistado la estrella. Conocida como S5-HVs1, se encuentra actualmente dentro la constelación de la Grulla, a una distancia —relativamente cercana— de 29.000 años luz de la Tierra, y se mueve 10 veces más rápido que la mayoría de las estrellas de la Vía Láctea.

«La velocidad de la estrella descubierta es tan alta que inevitablemente abandonará la galaxia y nunca volverá», asegura Douglas Boubert, de la Universidad de Oxford, coautor del estudio publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

«Esto es súper emocionante, ya que hace tiempo que sospechamos que los agujeros negros pueden expulsar estrellas con velocidades muy altas. Sin embargo, nunca antes habíamos tenido una asociación clara de una estrella tan rápida con el centro galáctico», agrega Koposov en un comunicado.

S5-HVS1 fue descubierta gracias a observaciones del Telescopio Anglo-Australiano (AAT) de 3,9 metros cerca de Coonabarabran, en Nueva Gales del Sur, Australia, junto con las observaciones del satélite Gaia de la Agencia Espacial Europea (ESA).

La ubicación y dirección de la estrella S5-HVS1 en el firmamento nocturno. Crédito: Sergey Koposov.

Ahora que la velocidad total de la estrella ha sido revelada, los investigadores pueden rastrearla hasta su punto de partida en Sagitario A*, el agujero negro supermasivo en el centro de nuestra galaxia. También sirve como un notable ejemplo del mecanismo de Hills, propuesto por el astrónomo Jack Hills hace 30 años y en el cual las estrellas son expulsadas del centro de las galaxias a altas velocidades luego de haber tenido lugar una interacción entre un sistema binario de estrellas y el agujero negro central (ver video más arriba).

«Esta es la primera demostración clara del mecanismo de Hills en acción», afirma Ting Li, de los Observatorios Carnegie y la Universidad de Princeton. «Ver esta estrella es realmente sorprendente, ya que sabemos que debe haberse formado en el centro galáctico, un lugar muy diferente a nuestro entorno local. Es un visitante de una tierra extraña».

Fuente: Space.com.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario