Si sigues nuestras publicaciones, sabrás que una misteriosa cultura de las pirámides se extendió alrededor del globo en la remota antigüedad, siendo las más conocidas las de Egipto y Mesoamérica. Pero… ¿podría existir una en pleno límite entre Europa y Asia que haya pasado desapercibida o malinterpretada como tal hasta ahora?

A través de la historia de Armenia, el valle de Ararat ha sido uno de los territorios más importantes (de hecho se dice es el lugar donde recaló el Arca de Noé). Allí existió una ciudad llamada Dvin, construida en 335 d.C. por el rey Cosroes III de Kotak, sobre las ruinas de un antiguo asentamiento y fortaleza del segundo milenio a.C.

Dvin se convirtió en la principal residencia de los reyes armenios de la Dinastía arsácida. Llegó a tener una población de unos 100 000 habitantes, que se dedicaban a toda clase de profesiones y artes, artesanías, comercio, pesca, etc. En el año 893 un gran terremoto la destruyó, dejando decenas de miles de víctimas mortales. Desde entonces, sus ruinas se reducen a una gran colina ubicada entre la modernas ciudades de Hnaberd y Verin Dvin.

Las excavaciones arqueológicas en el lugar, iniciadas en 1937, han producido una gran abundancia de materiales que arrojaron algo de luz sobre la cultura armenia. Sin embargo, gran parte del pasado aún permanece sepultado o sin estudiar.

¿Una pirámide oculta?

Como resultado de las excavaciones próximas a la aldea de Getazat, junto a la histórica Dvin, en 2015 los investigadores descubrieron una colina con sospechosa forma piramidal. Se cree que se trata de una estructura artificial «devorada» por la naturaleza a lo largo de 2 o 3 milenios. Bajo la cubierta natural se encontraría nada más y nada menos que una pirámide, más similar a las mayas que a las egipcias.

Pirámide de Dvin, Armenia.

Pirámide de Dvin, Armenia.

La estructura escalonada tiene unos 25 metros de altura. La cima del edificio, actualmente bajo tierra, está excavada y tiene piedras ornamentales que los científicos probablemente hallaron durante las excavaciones. Entre estas rocas, hay una que tiene grabada en su centro la figura de una pirámide de 10 niveles y hojas de laureles a cada lado (ver detalle en primer imagen de esta publicación).

Es interesante destacar que los lugareños en general no tienen idea de que dicho monumento o piedras especiales existan cerca de sus hogares. No obstante, algunos afirman haber oído de sus abuelos que se trataba de un mausoleo. Otros que oyeron de una extraña tradición de capturar gente y encerrarla en esta pirámide. Las leyendas son muchas y variadas.

Por ahora, no se sabe mucho más de que yace bajo la colina, y las excavaciones no han continuado tampoco para revelarlo.

«He tenido muy recientemente conocimiento de otra pirámide, desconocida y en un lugar relativamente insólito: Armenia. Este país tiene un gran patrimonio histórico y arqueológico que en gran parte sigue siendo bastante ignorado fuera de sus fronteras», concluyó hace tiempo el historiador español Xavier Bartlett Carceller (fallecido este año 2020), perplejo ante el desconocimiento para el mundo sobre la pirámide de Dvin y sus misterios.

Por Anna Zaqaryan. Edición: MP.

2 comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
Oct 4, 2020
21:30
#1 HORACIO:

como puede ser que a los arqueologos se le chispotee esto.???? seguro que para averiguar mas de esto guita no hay……pero para boluceces si….mundo desnucado este no.?

Reply to this commentResponder

Oct 7, 2020
15:15
#2 uriel:

siempre me he preguntado que funcion tendrian estas piramides,, desde las mas grandes hasta las que son pequeñas,, hace años cercas de mi pueblo tuve la oportunidad de dar con 2 pequeñas piramides que la gente saqueo por las piedas que usaron para construccion,, y supe de otra oculta por la selva,, solo que esa vez me sacaron de ahi,,, pero aun asi pude ver unas piedas labradas que a mi parecer son de la epoca de los mexicas

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario