El Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto convocó este fin de semana a más de una veintena de diplomáticos para enseñarles un insólito hallazgo arqueológico de esta temporada en Saqqara, el emplazamiento de la necrópolis más importante de la antigua ciudad de Menfis. Una de las criptas descubiertas allí guardaba una amplia variedad de animales, algunos de los cuales jamás habían sido vistos momificados.

Así, por vez primera los arqueólogos han encontrado a dos escarabajos depositados en un sarcófago rectangular de arenisca, con una tapa abovedada y decorada, destaca la agencia Reuters. Como normalmente las momias humanas, los insectos estaban envueltos en una tela. Una colección mucho mayor de momias de escarabajos estaba dentro de otro sarcófago, de menor tamaño.

Adoración felina

Sin embargo, la especialidad de la cripta era totalmente felina. Una docena de gatos momificados yacía en un rincón incluso durante la presentación, según muestra una de las imágenes publicadas por el Consejo en Facebook.

En total, se trata de decenas de momias felinas y también de alrededor de 100 esculturas de gatos hechas de madera y cubiertas por una capa de oro, además de una estatua en bronce de la diosa gata Bastet en buen estado de conservación.

Fueron desenterrados también algunas estatuas de madera que representan a otros animales, como el león, la vaca y el halcón, todas bañadas en oro. Un ataúd coloreado de madera contenía una momia de cobra y asimismo había un ataúd de madera en forma de cocodrilo con una momia del reptil colocada dentro. Los funcionarios destacan también la presencia de más ataúdes con restos mortales de animales variados, pero mal conservados.

La puerta intacta

La tumba se remonta a los tiempos de la V dinastía egipcia, es decir la construyeron años o décadas después de que fuera edificada —de acuerdo a la historia oficial— la Gran Pirámide de Guiza. Junto al lugar del hallazgo se encuentra otra pirámide, mucho más pequeña y perteneciente al rey Userkaf, el fundador de la V dinastía.

La puerta de la cámara destinada para los restos momificados del propio dueño ha quedado intacta, al igual que la fachada de su cripta, señaló el director del área de Saqqara, Mohamed Yussef. Los expertos tienen programado abrir esta tumba en las próximas semanas.

Sobre el enterrado los arqueólogos solo saben que se llamaba Jufu-Imhat. Dos nombres más, que son femeninos, también aparecen en el interior de la cripta, específicamente sobre una puerta falsa: Subek Sekt y Mafy.

Fuente: Ministerio de Antigüedades. Edición: RT.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario