La asombrosa criatura de las profundidades oceánicas, de 200 kilogramos y más de 4 metros de largo, fue encontrada en la costa de Britannia Bay, en Sudáfrica.

Las personas que paseaban por la playa avistaron a la bestia yaciendo en la arena y la registraron en foto y video.

Protagonistas de múltiples leyendas de los antiguos marineros, los calamares gigantes son extremadamente escurridizos, siendo que un ejemplar vivo nunca fue fotografiado antes del año 2002 y recién en 2006 se logró filmar a uno.

Esto hace al grupo de personas en Sudáfrica, incluyendo a Adéle Grosse, quien filmó el video que compartimos aquí, muy afortunadas de haber tenido semejante encuentro en la playa. En las imágenes puede observarse claramente el enorme cuerpo cónico de la bestia, con sus ojos gigantes —los más grandes del reino animal—, sus ocho extensos tentáculos, y su boca en forma de pico.

Estos monstruos viven a más de 3.000 metros bajo la superficie del océano, de allí lo inusuales de sus avistamientos. Sin embargo, cada vez estamos aprendiendo más sobre ellos gracias a las nuevas tecnologías y a los especímenes que aparecen cada tanto en las playas.

A principios de este año, el genoma completo de un calamar gigante (Architeuthius duxfue secuenciado por primera vez, revelando que tienen una elevada inteligencia, al nivel de la de un perro.

Tras el hallazgo

Luego del hallazgo, los biólogos marinos del Museo Iziko de Sudáfrica fueron alertados sobre el calamar gigante. El animal ya fue salvaguardado y preservado, a la espera de su estudio.

Wayne Florence, curador de invertebrados marinos, dijo que «fue sorprendente verlo allí en vivo», cuando se le preguntó sobre la criatura. «Últimamente hemos tenido un gran interés público en el tema, de hecho, ¡muchas personas apenas se enteran que estos gigantes realmente existen!»

Por ahora, no se tiene certeza de qué puede haber matado a la criatura marina, pero los científicos esperan averiguarlo pronto, una vez que mengüen las restricciones por el coronavirus.

«La causa de la muerte solo podremos determinarla una vez que diseccionemos el espécimen», aclaró Florence. «Aunque se encuentra en muy buenas condiciones físicas, por lo que pienso que podemos descartar algo como la pesca por arrastre».

«El calamar gigante ya está en un congelador del museo, y hemos hecho mediciones preliminares y tomado muestras de piel para los análisis de ADN», concluyó.

Fuente: Daily Mail.

Sin comentarios
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario