El profesor e historiador aficionado Richard Patterson ha descubierto unas cartas que han permitido estimar cuál es la ubicación del misterioso «Stonehenge de Australia». Este lugar podría no sólo albergar el templo más antiguo del mundo, sino también el origen de todas las formas de escritura.

Reconstrucción digital de los círculos de piedra en Mullumbimby, Australia. Crédito: Richard Andrew Patterson.

Reconstrucción digital de los círculos de piedra en Mullumbimby, Australia. Crédito: Richard Andrew Patterson.

Richard Patterson, profesor en Nueva Gales del Sur (Australia) y que trabaja de manera voluntaria para la Sociedad Histórica del Valle de Brunswick, afirma haber encontrado unas cartas del periodista Frederic Slater en la que menciona esta formación rocosa.

Los escritores Steven y Evan Strong han utilizado estos documentos para profundizar en esa historia, que han publicado en su sitio web Forgotten Origin. Según sus investigaciones, el lugar se encuentra a 40 kilómetros de Mullumbimby, al este del país, aunque padre e hijo no han revelado la ubicación exacta de la formación rocosa para evitar que sufra actos vandálicos.

Una carta escrita por Frederic Slater que hace referencia a la formación rocosa.

Una carta escrita por Frederic Slater que hace referencia a la formación rocosa.

No se sabía nada de las investigaciones de Slater desde que en 1940 el dueño del lugar, un granjero, ordenara a su hijo de 15 años demoler el lugar en donde se encontraba la formación de piedras aborígenes, que el periodista denominó en sus textos como «el Stonehenge de Australia».

Al parecer, el hallazgo incluye mucho más que una colección de rocas con símbolos. Frederic Slater, quien en los años 30 era el presidente de la Sociedad Arqueológica Australiana, supuso que se trataba de vestigios del primer lenguaje sagrado y hasta trató de descifrarlo.

Si fuera cierto, esa forma de comunicación multinivel sería mucho más complicada de lo que cabría suponer en relación con la primera lengua hablada en la Tierra y tendría hasta 28.000 palabras.

1 comentario
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Nov 10, 2015
15:47
#1 carlos:

Y LAS COSAS QUE UNO DESCONOCE , QUIZÁS AYA MAS SORPRESAS QUE FALTAN POR DESCUBRIR EN LAS SELVAS BAJO EL OCÉANO , EN FIN
MUY INTERESANTE GRACIAS POR EXISTIR , SALUDOS A TODOS

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario