Lo que si está claro es que todos los monumentos están orientados siguiendo un conocimiento astronómico.

El grado de conocimiento alcanzado por la cultura de Tiahuanaco es tan notable que se manifiesta en la precisión matemática con que se marcan los solsticios y los equinoccios. Por ejemplo, el 21 de marzo (equinoccio de otoño) el sol nace exactamente por el vano de entrada al Templo de Kalasasaya. El 21 de junio (solsticio de invierno) el sol nace por el ángulo formado por los muros este y norte, en relación a un punto central pegado al muro oeste. El 21 de septiembre (equinoccio de primavera) el sol nace por el ángulo del muro este-sur, en relación a un punto central del muro oeste. El 21 de diciembre (solsticio de verano) el sol vuelve a nacer por la parte central de ingreso al templo. Habría que considerar que la “Puerta del Sol” tiene la misma orientación que la del vano de ingreso al Templo de Kalasasaya, por lo que el nacimiento del sol en los solsticios también se produce a través del vano de la “Puerta del Sol”.

Arriba: detalle de la parte superior de la Puerta del Sol. Abajo/Izquierda: grabado en la Puerta del Sol. Abajo/Derecha: el “Dios Llorón” de la Puerta del Sol.

Arriba: detalle de la parte superior de la Puerta del Sol. Abajo/Izquierda: grabado en la Puerta del Sol. Abajo/Derecha: el “Dios Llorón” de la Puerta del Sol.

El Hombre-Sol, o “dios llorón”, motivo central de la Puerta del Sol, sostiene en cada mano un cetro con figuras de aves, águilas o cóndores.

A manera de rayos se desprenden de su testa otras figuras zoomorfas entre las que se advierte cabezas intercaladas de felinos; varias de las figuras radiadas concluyen en discos solares. Sobre el rostro se dibuja la silueta de un puma. Pendientes de los brazos lleva dos “cabezas-trofeo”.

Las profundas órbitas y los seis simétricos rebajes en las mejillas fueron practicados, presumiblemente, como sostén de una plancha metálica que recubría el monumento.

El Hombre-Sol se ve rodeado por treinta y dos figuras de hombres-águila. En la parte inferior del friso, corridos hacia los tercios laterales, se hallan los dos “trompeteros”, pequeños hombrecitos en actitud de tocar un instrumento de viento. Sobre la misma línea inferior se destacan soles radiantes.

En medio de los soles y los “trompeteros” se ven cabezas de aves, en pares, que miran alternativamente a uno u otro lado.

Pirámide de Akapana

Es una pirámide escalonada de ochocientos metros de perímetro con tres terraplenes. Se supone que fue construida durante el estadio urbano.

Arriba/Izquierda: reconstrucción artística del aspecto original de la construcción. Arriba/Derecha: sistema de canales de la pirámide. Abajo: parte de la pirámide de Akapana.

Arriba/Izquierda: reconstrucción artística del aspecto original de la construcción. Arriba/Derecha: sistema de canales de la pirámide. Abajo: parte de la pirámide de Akapana.

Se presume que en su cima existía un estanque o piscina que pudo haber sido utilizada como observatorio astronómico, ya que en la antigüedad, para no cansarse en una posición incómoda, mirando al cielo, se hacía más fácil la tarea observando el movimiento celeste reflejado en las quietas aguas del estanque. Esto explicaría la existencia de un desagüe conocido como la “cloaca máxima”, descubierta por la expedición francesa Créqui-Monfort.

Puma Punku

Pumapunku, o la Puerta del Puma era un templo gigantesco de casi tres hectáreas de superficie, construido en forma de pirámide terraplenada.

En Pumapunku destaca la plataforma lítica del templo sobre la cual se unieron los bloques de piedra, simétricamente cortados, con grapas de cobre arsenicado. Estas grapas demuestran que los constructores de Tiahuanaco fueron precursores en el uso del metal en la edificación.

Ruinas de Pumapunku.

En el templo de Pumapunku llama la atención la simétrica armonía del conjunto y la delicadeza con que los artistas labraron la piedra. Muchas piezas ostentan, en perfecta sucesión, una serie de pequeños agujeros de diámetro y profundidades iguales, destinados a soportar los remaches que a su vez fijaban planchas metálicas sobre los dibujos.

Es tan inmenso este Templo de Pumapunku, que a pesar del saqueo sistemático a que ha sido sometido, aún es posible maravillarse ante la belleza de este monumento lítico.

El Templete Semisubterráneo

Este magnífico edificio llama la atención por la belleza de sus líneas simples, por las cabezas que sobresalen de sus muros, llamadas “cabezas-clavas” y porque el piso del templete está a más de dos metros de profundidad, sin que jamás se inunde. Un sistema de desagüe planificado con exactitud matemática se mantiene intacto desde su construcción hasta la actualidad.

De las excavaciones efectuadas en él se han extraído dos monolitos, el “Bennet” y el “Barbado”.

Muro del templete semisubterráneo.

Aparte de los monumentos brevemente reseñados, existen otros como “Putuni” o “Palacio de los Sarcófagos”, Kantatayita, monolitos, estelas, cerámica, etc.

El Espejo Estelar

El escritor norteamericano Graham Hancock, en el libro “Heaven’s Mirror”, plantea una tesis tan osada como fascinante: según él, las civilizaciones del pasado de la Tierra que más conocimientos de astronomía tuvieron construyeron sobre sus territorios impresionantes monumentos que imitaban ciertas constelaciones del firmamento. Exactamente aquellas que emergían cada noche por los puntos cardinales hacia la primavera del 10500 a.C… como si de dicha forma trataran de marcar esa fecha precisa. Pues bien, en el 10500 a.C., el Norte geográfico “daba a luz” cada noche la constelación del Dragón. En Angkor Wat, Camboya, unas ruinas fechadas alrededor del siglo XI d.C., pero construidas sobre templos de edad imprecisa, imitan en el suelo la constelación del Dragón y su orientación al Norte. En Egipto el asunto es más complejo aún, pues en la meseta de Gizeh las tres grandes pirámides imitan el cinturón de la constelación de Orión, que en el 10500 a.C. emergía exactamente por el Sur. Mientras tanto, la Esfinge estaba orientada hacia el Este, por donde surgía la constelación de Leo… y casi no hace falta recordar que la Esfinge tiene cuerpo de León.

Pero, ¿y en el Oeste? En el 10500 a.C. el Oeste estaba vacío de constelaciones desde el Hemisferio Norte, aunque se daba la curiosa circunstancia de que en el Hemisferio Sur era perfectamente visible la constelación de Acuario. Y claro, Hancock no puede evitar hacer sus cabalas sobre el monumento que pudo completar el “espejo estelar” formado por las grandes civilizaciones del pasado: “Quizá sea Tiahuanaco —escribe Hancock—, pues tiene pronunciadas características acuarianas en los motivos acuáticos de las dos grandes estatuas dentro del Kalasasaya, y en los canales de conducción de agua del lado Oeste de la pirámide de Akapana”.

De aceptar su conclusión habría que inaugurar una nueva vía de investigación histórica. Una que se ocupara de establecer quién, en tan remoto pasado, planeó que ciertos lugares de la Tierra imitaran los “pilares” del cielo, y cómo hizo para llevar a cabo tan minuciosamente su plan.

Tiahuanaco, el mito que perdura

Pese al agotador trabajo de científicos e investigadores, nada se puede decir concretamente sobre el origen de esta civilización que existió en el altiplano sudamericano.

Leyendas, tradiciones nos hablan hasta de un origen extraterrestre para esta cultura que desafía los tiempos.

Cronistas de la Conquista recogen algunas de esas leyendas y tradiciones, así como del sentimiento de temor reverencial de los indígenas por esta ciudad que podría ser la más vieja del planeta.

6 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 6 comentarios
Comentarios
Mar 8, 2013
12:32
#1 Sergio:

Realmente el complejo de Tiahanaco se merece el podio entre los misterios de la tierra, esas rocas, esos templos, esos monolitos, y esa escritura, única en el mundo, no deberían existir, y sin embargo, ahí están, y seguirán estando por mucho mas. A Puma Punku no se le da la importancia que se merece, es un lugar mucho mas antiguo que Tiahuanaco, y allí hay puertas similares a la del sol, tiradas en el piso, rotas, etc, llenas de escrituras y simbolos…Mas que Tiahuanaco, Puma Punku, es el lugar mas extraño de la tierra. Gracias Arkantos!

Reply to this commentResponder

Feb 23, 2015
23:50
#2 Gustavo:

Si por unos pocos minutos aceptaran la teoría de los Alienigenas Ancestrales, encontrarían respuestas mucho más fáciles a tantas preguntas, les aconsejo leer los libros de Sacarías Sitchin, no les caerá mal, al contrario puede que abran los ojos y sus mentes.
Un saludo afectuoso a todos y todas. Gustavo

Reply to this commentResponder

Mar 31, 2015
15:44

guuua cuando vi el documental fue como una parte del rompecabesa que tengo hay una respuesta tam importante dentro de un libro muy interesante que se llama la perla de gran precio libro que a todo cientifico y arqueologo callaria sus respuesta de rompecabeza y hay un un lema dentro del libro de mormon que dice y la verdad saldra ala luz que emosionante resibir estas respuesta como estudiante de saber la verdad de nuestra existencia una simple respuesta rejido por un ser supremo que es el creador de este universo y que abarca lo infinito en conosimiento eterno claro nuestro creador estuvo presente siempre y mando ayuda desde los cielos a instruirnos si cumpliamos bajo convenio iniversal si se rompia el convenio caimos en oscurantismo como cayeron grandes civilisaciones por la apotasia el cambio de la voluntad de sus leyes ala desovediencia nos alejaba de su ayuda hay 2 poderes magnificos en la tierra pero la que llegue ese conosimiento al hombre es nesesario 2 cosas la humildad y la voluntad de reconocer al creador de todas las cosas para ser bendesidos por que el nos indicara la verdad asi como en la antiguedad nuestros antepasados mayas aztecas incas y indios bolivianos tihuanacos alguna vez tuvieron la dicha de verlos y ser intruidos de acuerdo a su obediensia

Reply to this commentResponder

Abr 21, 2015
17:44
#4 Ezequiel:

Estupendo informe. Quisiera recibir más sobre la temática de las antiguas civilizaciones andinas.

Saludos.

Reply to this commentResponder

Mar 25, 2017
17:22
#5 Noel Mollinedo:

un tema fascinante, yo mismo he publicado algo con respevto a la atlantida y se encuentra en amazon:
https://www.amazon.com/Piedra-Blanca-Spanish-Capt-Leon-ebook/dp/B01N1TH5Y8/ref=sr_1_3?ie=UTF8&qid=1485556665&sr=8-3&keywords=piedra+blanca

Reply to this commentResponder

May 11, 2019
14:34
#6 isabel galvan:

Simplemente bello y misterioso…

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario