Una serie de terremotos registrados en las últimas semanas dentro de una franja del planeta, el llamado Cinturón de Fuego, han puesto la mira de los especialistas sobre la mayor zona sísmica del mundo.

El Cinturón o Anillo de Fuego del Pacífico es una franja que abarca tres continentes y se caracteriza por concentrar algunas de las zonas de subducción más importantes del planeta.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) ha documentado al menos 10 terremotos de magnitudes significantes en el último mes, principalmente en países como Indonesia (7,5), Papúa Nueva Guinea (7,0), Rusia (6,7) y las Islas Fiyi (6,7), lugares donde se registraron los sismos más fuertes. Todos ellos, territorios que conforman el llamado Anillo de Fuego.

El más destructivo, hasta el momento, fue el ocurrido en Indonesia, luego de que un tsunami derivado del terremoto ocurrido el 28 de septiembre de 2018 dejara más de 1.600 muertos.

Este martes, en cuestión de horas, se registraron dos sismos con magnitud de más de 6, en Nueva Caledonia.

Otras instituciones encargadas de monitorear sismos han reportado datos similares.

Foto de Indonesia luego de ser azotada por un terremoto y un tsunami el pasado 28 de septiembre.

Entre septiembre y octubre, al menos 15 sismos con magnitudes de 6,0 o mayores se registraron en la zona del Pacífico que integra el Cinturón de Fuego, según datos de Instituciones de Investigación Incorporada de Sismología (IRIS, por sus siglas en inglés).

De los 20 sismos registrados entre 2017 y 2018 con magnitudes de 7,0 o mayores, 17 ocurrieron en el llamado Cinturón del Fuego, de acuerdo con datos de IRIS.

En lo que va de 2018, suman algo más de 3.000 las muertes por terremotos dentro de esa franja, de acuerdo con una compilación de datos realizada por Wikipedia.

Fuente: RT.

2 comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
Oct 17, 2018
6:34

ESTAMOS MUY CERCA DEL FINAL

Terremotos, volcanes, huracanes, inundaciones, sequías, fuegos devastadores, se unen a guerras, atentados, crímenes horrendos, perniciosas sodomías y hechos abominables de todo tipo. La sucesión progresiva de desastres en el planeta indica claramente la cercanía del final de esta Humanidad ciega y sorda. Conviene estar sobre aviso y fortalecidos, pues las pruebas a pasar en el cercano futuro van a ser duras, muy duras. De nada sirven ya las verborreas de Amor, los intentos baldíos de aumentar la unión energética de la masa colectiva y las inútiles proposiciones de filosofías trasnochadas. Es hora de dejarse de tantas pamplinas, de estériles paparruchas y buscar a Dios con todas las fuerzas del ser. La venida del Hijo del Hombre está ya muy cercana y es conveniente permanecer con las lámparas encendidas como las vírgenes prudentes del Evangelio. Todos los habitantes de la Tierra ya han sido advertidos. Deben dejar sus lacras, sus dudas, sus temores y rezar con una profunda fe. El tiempo del fin, valga la insistencia, está ya muy cercano. Que la Paz esté en todos los corazones.

José García Álvarez
Roquetas de Mar – España
apostol72@movistar.es

Reply to this commentResponder

Oct 17, 2018
6:39

ESTAMOS MUY CERCA DEL FINAL

Muchos han sido los avisos, numerosas las advertencias, abundantes las amonestaciones, pero el hombre de esta Generación vieja y caduca necesita mucha repetición y ni aún así se convence. Los Ángeles de ayer llamados Extraterrestres hoy han hecho hasta lo imposible, con loable fraternidad, directamente y a través de sus mensajeros, para concienciar a la raza humana de la necesidad de corregir los errores que estaban cometiendo y convencer a esta Civilización desobediente de que su comportamiento era equivocado y debían rectificar si querían salvarse. Pero, todo ha sido inútil y la respuesta de la gran mayoría de los terrestres ha sido incrédula, cínica, engreída y presuntuosa. El egoísmo, la soberbia y la respuesta blasfema han prevalecido en gran cantidad de seres, preocupados solamente por los menesteres materiales, banales, superficiales, frívolos y perecederos, quedando ajenos a todos los valores positivos del Espíritu. Han renegado de Dios, han despreciado el Bien y se han entregado en los brazos del Mal, que de forma muy sutil los ha ido llevando hacia el abismo.

José García Álvarez
Roquetas de Mar – España
apostol72@movistar.es

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario