La investigación del profesor Henry Bauer, del Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia, encontró que Nessie puede ser un tipo de tortuga marina no descubierta que quedó atrapada en el lago cuando las aguas retrocedieron al final de la última Edad de Hielo.

Nessie como tortuga.

El científico estadounidense descartó la idea de que Nessie sea una forma de dinosaurio y dijo que las criaturas que acechan en el lago Ness «son una variedad de tortugas marinas grandes que todavía no se han descubierto y descrito correctamente; y que lo más probable es que todavía exista en algunos nichos de los océanos».

Bauer, de 89 años, profesor retirado de química y estudios científicos, dijo: «La atribución de identidad más popular para los monstruos del lago Ness es una relación con los plesiosaurios extintos, pero esto es difícil de cuadrar con la rareza de los avistamientos en la superficie y mucho menos con los avistamientos ocasionales en tierra».

«Por otro lado, todo lo que se describe para los candidatos a monstruo del lago Ness es conocido entre las muchas especies de tortugas vivientes y que se cree que están extintas, como las que respiran aire pero pasan períodos muy largos en aguas profundas, se aventuran en tierra, muy rápido movimiento en el agua, capacidad para ser activo en agua muy fría y cuellos relativamente largos», añadió.

¿Corresponden los avistamientos de Nessie en realidad a una ancestral tortuga gigante?

El trabajo del profesor Bauer, que ha sido publicado en una revista científica respetada, es el último capítulo de una fascinación mundial por Nessie.

Se trata de uno de los mitos más antiguos de Escocia, los informes de que una criatura vivía en el lago Ness se remontan al siglo VI.

El primer relato escrito se registró en 565 d.C. en una biografía de San Columba. Según el texto, la criatura mordió a un nadador y estaba preparada para atacar a otro hombre cuando Columba intervino. Ordenó a la bestia que «regresara» y ella obedeció.

En 1960, el ingeniero aeronáutico Tim Dinsdale filmó una joroba que dejó una estela cruzando el lago Ness.

El escurridizo monstruo fue «visto» 12 veces el año pasado. En diciembre, una pareja que visitó el lago dijo que vio a una criatura emerger repetidamente.

La noticia llegó semanas después de que el sonar de un barco detectara un objeto de 33 pies a 550 pies de profundidad. En ese momento, Gary Campbell, del Registro Oficial de Avistamientos del Lago Ness, comentó: «Todo se suma al misterio. En muchos sentidos, es un año de cosecha para los avistamientos».

El profesor Bauer dijo que está seguro de que el Monstruo es real. «La película de Tim Dinsdale tomada en 1960 es la prueba concluyente, pero también hay innumerables contactos por sonar, algunas fotografías submarinas excelentes y algunas fotografías superficiales plausibles», concluyó.

Fuente: Daily Star. Edición: MP.

1 comentario
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Ene 27, 2021
8:37
#1 HORACIO:

esa garza que pasa volando te da la cana que es un objeto chico el que nada……pssssss

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario