El pasado mes de julio ha sido uno de los meses más calurosos de la historia registrada, al menos así lo afirman datos preliminares de la Organización Meteorológica Mundial.

Chorros de agua refrescan a los parisinos en el ‘Fontaine du Trocadero’, a los pies de la torre Eiffel. Foto tomada por Samuel Boivin el 25 de julio de 2019.

«Las temperaturas a nivel global del 1 al 29 de julio de 2019, igualaron y posiblemente sobrepasaron récords previos para el mes más caluroso», dijo el secretario general de la ONU António Guterres en una conferencia que tuvo lugar hace pocos días.

«Esto es extremadamente significante, dado que el récord previo, que tenía julio de 2016, se dio durante uno de los fenómenos de El Niño más fuertes jamás registrados», agregó refiriéndose al ciclo semianual responsable por llevar el agua más caliente del océano Pacífico hacia América del Sur, afectando los patrones climáticos alrededor del mundo. «Julio 2019, en cambio, no coincidió con un ciclo fuerte, las temperaturas fueron simplemente elevadas a causa del cambio climático».

El mes estuvo caracterizado por implacables olas de calor en el hemisferio septentrional del planeta. El 25 de julio, por ejemplo, los países europeos —como Bélgica, Alemania y Holanda— experimentaron nuevos récords nacionales con temperaturas que excedieron los 40 ºC. La ciudad de París también registró su día más caluroso de la historia, con 42.6 ºC. Mientras, la sequía se extendió por India dejando millones de personas sin agua.

Europa: mapa de calor para el 25 de julio de 2019.

«El abrasador julio sigue al junio más caluroso también, lo que coloca al año 2019 en el “Top 5″», sentenció Guterres. «Estamos en camino a que el periodo 2015-2019 sea el lustro más caluroso jamás registrado en la historia. Si no tomamos serias acciones contra el cambio climático ahora, estos eventos de tiempo extremo serán solo la punta del iceberg».

Y hablando de icebergs, las capas de hielo en Groenlandia han perdido 197.000 millones de toneladas métricas de hielo el último mes —suficiente para elevar el nivel global del océano en 0.5 milímetros, de acuerdo al Washington Post—. Además, fuegos incontrolados se abrieron camino en el Ártico y el humo resultante pudo ser visto desde el espacio, liberando cerca de 100 megatoneladas de dióxido de carbono a la atmósfera desde el 1 al 21 de julio —casi la cantidad de CO2 que libera Bélgica en un año, reportó CNN—.

«La frecuencia e intensidad del tiempo severo, desastres naturales y olas de calor abrasadoras, posiblemente se incrementarán en los próximos años hasta que las naciones del mundo desarrollado tomen medidas para reducir sus emisiones de gas de efecto invernadero», declaró el mes pasado un grupo de científicos en la revista Nature Climate Change.

Fuente: Live Science.

1 comentario
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Ago 6, 2019
1:25
#1 HORACIO:

DICEN…..Si no tomamos serias acciones contra el cambio climático ahora, estos eventos de tiempo extremo serán solo la punta del iceberg». Y .¿¿¿¿?????? HACE 25 AÑOS SE VIENE HABLANDO DE ESTO Y DE TOMAR MEDIDAS..Y QUE HICIERON.¿¿??? sigan buscando expoplanetas giles……tienen la brujula desimantada..saludos

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario