Un oficial de inteligencia de Estados Unidos sufrió síntomas relacionados con una serie de presuntos ataques de energía dirigida conocidos como «síndrome de La Habana».

Síndrome de la Habana.

El hecho fue reportado este mes, mientras el oficial viajaba en la India junto con William Burns, director de la CIA.

Los expertos están en proceso de verificar los síntomas detectados, que son consistentes con los marcadores de otros casos en los últimos años vinculados el misterioso síndrome, según informó James Giordano, científico a cargo del caso.

Las agencias de defensa e inteligencia han intensificado las investigaciones de lo que parece ser un número creciente de incidentes consistentes con la exposición a energía dirigida (específicamente, energía de RF pulsada dirigida).

Los síntomas a menudo se conocen como síndrome de La Habana debido a una conocida serie de casos que afectaron al personal de la Embajada de Estados Unidos en Cuba a partir de 2016 —si bien Estados Unidos no ha vinculado públicamente los incidentes a un adversario—.

Una bandera estadounidense ondea en la embajada en Cuba, donde se reportaron por primera vez los casos del síndrome de La Habana. Fotografía: Desmond Boylan/AP.

Hay al menos 200 casos bajo investigación, la mitad de ellos relacionados con personal de inteligencia.

Amenaza clara y actual

No está claro si el oficial fue atacado porque viajaba con Burns, quien ordenó una revisión de toda la agencia de posibles ataques con microondas u otra energía dirigida.

La CIA se negó a comentar sobre el caso del oficial, pero dijo en un comunicado que Burns «ha convertido en una prioridad máxima garantizar que los oficiales reciban la atención que necesitan y que lleguemos al fondo de esto». Desde que se convirtió en director, Burns ha triplicado la cantidad de personal médico que estudia los incidentes relacionados con el síndrome de La Habana y se ha reunido con el personal de la agencia que informó los casos.

En esta fotografía de archivo del 14 de abril de 2021, el director de la CIA, William Burns, testifica durante una audiencia del Comité Selecto de Inteligencia del Senado sobre amenazas mundiales, en el Capitolio de Washington. Crédito: Saul Loeb / AP,

Cabe destacar que el incidente a principios de septiembre ocurrió solo unas semanas después de que dos posibles casos de síndrome de La Habana demoraran el viaje de la vicepresidenta Kamala Harris de Singapur a Vietnam. Los funcionarios estadounidenses dijeron entonces que no era alguien que trabajaba para el vicepresidente o la Casa Blanca.

Giordano, profesor de neurología y bioquímica en la Universidad de Georgetown y director ejecutivo del Instituto de Investigación de Biodefensa en Washington, dijo el martes que el oficial de inteligencia había informado síntomas consistentes con el síndrome, que generalmente incluyen pérdida del equilibrio, mareos, dolores de cabeza y hasta algún tipo de lesión cerebral. El caso del oficial «representa una amenaza clara y actual», dijo el científico. «Estamos comenzando a ver un patrón de mayor uso selectivo dirigido».

«Continúan surgiendo nuevos informes de posibles casos de síndrome de La Habana tanto en Estados Unidos como en el extranjero, incluidos dos incidentes no confirmados este mes y una serie de incidentes que afectaron al personal estadounidense en Alemania varias semanas antes», concluyó.

El misterio continúa

Por ahora, el misterio de quién está detrás de estos ataques «invisibles» pero perturbadores, es un misterio —al igual que la tecnología detrás de ellos—. ¿Son los rusos? ¿Los chinos? ¿O acaso proviene de agentes dentro del propio gobierno norteamericano? No hay respuestas claras, pero que diplomáticos y la mayor agencia de inteligencia y espionaje del mundo sean el blanco primario ya puede darnos algunas pistas.

Varios investigadores han sugerido que las personas afectadas por este síndrome son solo el efecto colateral de una tecnología remota destinada a robar información de dispositivos móviles. Algo que suena bastante posible considerando que vivimos en la era de la información.

Fuente: MW. Edición: MP.

1 comentario
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Sep 23, 2021
1:18
#1 HORACIO:

VIVIMOS EN LA ERA DE LA INFORMACION ¿¿???? yo diria mas bien es la era de la desinformacion…..te informan y te bombardean con 100 cosas y tenes que tamizar cual de ellas es verdad…si es que entre todas ellas hay una que es cierta ! …- con referente a la nota…..QUEDA CLARO QUE LOS BOLAINAS CIENTIFICOS CREAN 99 PRODUCTOS PARA LA GUERRA Y ESPIONAJE ….Y DE CASUALIDAD UNO QUE SIRVA PARA LA SALUD….cuanto adelanto estos ultimos 10 años en varios campos de investigacion ., y que mal usado no.? realmente la humanidad se fue a la banquina…el daño a este planeta no tiene limites….nunca antes alcanzado, lo absurdo que te informan que estan tratando de recuperar la existencia DE UN MAMUT .! cuando año tras año son miles las especies que deaparecen en tierra y mar….PLANETA TIERRA UN CIRCO AMBULANTE…con espectadores conectados las 24 horas al phone..( sera por eso que hay tantas series pedorras de zombies .? )

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario