Un descubrimiento de nuevas señales de radio confirma la teoría de que estos misteriosas ráfagas se originan fuera de nuestro planeta e incluso de nuestra galaxia.

mongolo_frb

Representación artística que muestra tres ráfagas rojas brillantes como FRBs generadas lejos de nuestra galaxia, apareciendo en las constelaciones de Puppis e Hidra. Crédito: James Josephides/Mike Dalley.

Un equipo de astrofísicos han confirmado que las misteriosas ráfagas rápidas de radio (FRB, siglas de Fast Radio Bursts, en inglés), unas intensas explosiones de energía de radio que duran apenas unos milisegundos, se originan fuera de nuestro planeta. Según informa el sitio oficial de la Universidad de Tecnología de Swinburne (Melbourne, Australia), que ha dirigido el estudio, las señales pueden provenir incluso de más allá de nuestra galaxia.

«Quizás la explicación más extraña para las FRB es que eran transmisiones extraterrestres», afirmó el coautor de la investigación, Matthew Bailes.

Por su parte, Manisha Caleb, astrofísica de la Univesidad Nacional Australiana (Canberra) explicó que «descubrir de dónde vienen esas ráfagas es la clave para entender qué las origina. Tan solo una de las ráfagas han sido vinculada con una galaxia específica», desveló.

¿Estamos solos en el universo?

El fenómeno de las FRB ha provocado una gran conmoción en la comunidad científica desde que fueran descubiertas en 2007. Tras comparar nueve destellos similares detectados posteriormente, se planteó que podían ser de origen artificial —incluso ser potencialmente señales de civilizaciones extraterrestres— debido a la periodicidad inexplicable de su estructura.

parkes_radio_burst

«Quizás la explicación más extraña para las FRB es que eran transmisiones extraterrestres». Prof. Matthew Bailes.

Por alguna razón, las FRB nunca parecen repetirse y, como resultado, la mayoría de las teorías sobre el origen de estos pulsos misteriosos implican incidentes catastróficos que destruyen su fuente, como, por ejemplo, una estrella explotando en una supernova o una estrella de neutrones que se derrumba en un agujero negro.

Esto cambió en 2012, cuando la primera y única explosión repetitiva conocida por los científicos, llamada FRB 121102, fue descubierta por astrónomos del Observatorio de Arecibo en Puerto Rico. El pasado mes de enero, más de cuatro años después, los astrónomos pudieron trazar el misterioso estallido directamente hasta determinar su punto de origen, una galaxia enana a 3.000 millones de años luz de la Tierra.

4 comentarios
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 4 comentarios
Comentarios
Abr 4, 2017
16:07
#1 Felipe Pacheco:

De todas maneras, por la distancia, creo que no nos serviría. Habría que hacer la deducción de la cuánto tiempo hace que fueron emitidas.

Reply to this commentResponder

Abr 5, 2017
4:07
#2 HORACIO..:

nadie esta zapateando en la tierra……….mas que logico si las señales vienen de afuera ….por conclucion son ” extraterrestes ” que bobos son por dios…

Reply to this commentResponder

Abr 11, 2017
20:17
#3 lucia:

@HORACIO..: usted esta seguro de que somos los unicos en este y tantos sitios en el espacio?seria bueno que observara un poco mas el cielo y se va a encontrar con cosas sin explicacion

Reply to this commentResponder

Abr 27, 2017
22:55
#4 Juan Rodriguez:

¡¡Una galaxia enana a 3.000 millones de años luz de nosotros haciéndonos cambio de luces? Cómo si tuviéramos tanto tiempo para recibir otra pestañada de vuelta. Si con solo pensar que a la luz le toma esa cantidad ni pensar en viajar en el más rápidos de nuestros cohetes!!!!! ¡¡¡¡NO SOMOS NADA!!!!!!

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario