Una sonda enviada por los Emiratos Árabes Unidos para estudiar la atmósfera marciana, ha captado un evento extremadamente esquivo en cámara: una aurora nocturna en Marte.

Aurora, Marte.

Antes de que comenzara la misión científica formal del orbitador Hope, uno de sus instrumentos científicos capturó la aurora, que es un fenómeno notoriamente fugaz que ha demostrado ser muy difícil de estudiar.

Las imágenes publicadas el miércoles muestran las auroras destacándose en forma de estructuras brillantes contra el oscuro cielo nocturno marciano.

Serendipia

Es un encuentro casual encantador —el descubrimiento ni siquiera fue parte de las observaciones científicas centrales planificadas para la misión— que podría preparar la misión Emirates Mars (o misión Hope) para muchos más hallazgos emocionantes a finales de este año.

Tres vistas obtenidas por el espectrómetro ultravioleta de Hope (en abril y mayo) muestran una aurora discreta altamente estructurada que se destaca contra el oscuro disco del lado nocturno de Marte. Crédito: Emirates Mars Mission.

«No son fáciles de capturar, por eso verlas prácticamente de inmediato con la misión Hope fue algo emocionante e inesperado», expresó Justin Deighan, científico planetario de la Universidad de Colorado y subdirector científico de la misión.

«Definitivamente es algo que estaba en nuestro radar, por así decirlo, pero simplemente mirar nuestro primer conjunto de datos nocturnos y decir: “Oye, espera un segundo, ¿es eso? —no puede ser— ¡lo es!”, fue muy divertido», agregó.

Auroras sin límites

En la Tierra, las auroras están vinculadas al campo magnético del planeta. Cuando las partículas cargadas son lanzadas a la atmósfera, altera sus trayectorias, lo que hace que las partículas existentes en la atmósfera se ionicen y emitan luz de diferentes colores a medida que interactúan entre sí.

En Marte, sin embargo, estas auroras no están restringidas a los polos norte y sur, sino que también aparecen en el resto del planeta.

La atmósfera magnética del planeta rojo no está alineada como una barra magnética gigante, como la de la Tierra. En cambio, como Deighan explicó al New York Times, es como si «tomaras una bolsa de imanes y los arrojaras a la corteza del planeta».

Representación de un artista de la discreta aurora en el lado nocturno de Marte. Crédito: Emirates Mars Mission.

«Y todos apuntan de diferentes maneras, y tienen diferentes puntos fuertes», precisó.

Estos campos magnéticos dispersos hacen que las partículas del viento solar se disparen en diferentes direcciones, interactuando con átomos y moléculas en la atmósfera superior del planeta, lo que desencadena el resplandor.

El espectrómetro ultravioleta de la sonda estaba destinado originalmente a estudiar el halo masivo de hidrógeno y oxígeno que rodea Marte, que finalmente se disipa en el espacio abierto.

«Anticipamos que el instrumento tendría el potencial de hacer esto», dijo Hessa Al Matroushi, líder científico de la misión, a Space.com. «Y aunque no fue diseñado para hacerlo, el hecho de tener una misión con un objetivo de cobertura global, mirando a Marte desde diferentes lados y con mucha frecuencia dentro de la atmósfera, nos permitió tener tal medición de auroras discretas, lo cual es muy emocionante».

El equipo espera que el descubrimiento permita abrir nuevas puertas de estudio en lo que respecta a la atmósfera marciana y cómo interactúa con la actividad solar.

Fuente: Futurism. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario