La última losa de metal inexplicable se encontró en Turquía. Fue rodeada por guardias armados hasta que desapareció.

Monolito, Sanliurfa, Turquia.

Al igual que el coronavirus, los monolitos se niegan a quedar atrás en el 2021.

El descubrimiento de una nueva estructura el pasado viernes, trajo recuerdos muy recientes del frenesí momentáneo que se generó en noviembre y diciembre. En ese entonces, un monolito de metal brillante apareció en el desierto de Utah sin explicación, seguido por imitadores de California a Rumania, e incluso una empresa aprovechándose de lo viral para vender los suyos en la tierra de la oportunidad.

Quizás proyectos de arte o quizás la manifestación del aburrimiento inducido por la pandemia, los monolitos capturaron la atención del mundo por un momento fugaz. Aún se desconoce quién creó muchos de ellos, o por qué fueron creados, pero desaparecieron en gran medida de la relevancia cultural a medida que el mundo se centró en otras cosas, como la transición presidencial, un golpe de estado en Myanmar o temporadas esperadas en Netflix y otras plataformas.

Pero el nuevo monolito se esfumó después de solo cuatro días. Desapareció sin explicación el martes, según informes locales. Esto a pesar de la presencia de algo que sus predecesores no tenían: guardias armados.

La policía militar inició una investigación para identificar a las personas que plantaron el monolito en un área rural de Sanliurfa, una provincia en el sureste de Turquía, según DHA, una agencia de noticias local. La policía militar y los guardias de pueblo —civiles pagados por el gobierno que trabajan con la policía militar—, vigilaron mientras se desarrollaba la investigación, protegiendo al monolito de cualquier amenaza.

También, a diferencia que la mayoría de los monolitos anteriores, este tiene una inscripción legible. En el alfabeto Gokturk, una antigua lengua turca, se lee: «Mira el cielo, mira la Luna».

El monolito, que medía unos 3 metros de alto y daba a un campo de trigo y olivos, fue descubierto el viernes pasado (5 de febrero) por el propietario del campo, informó DHA.

El campo no está lejos de Göbekli Tepe, un sitio arqueológico protegido por la UNESCO y considerado el santuario más antiguo del mundo.

El dueño del campo en el que fue encontrado, Fuat Demirdil, dijo a los periodistas que no sabía lo que había sucedido. «No sabemos si el bloque de metal se puso en mi campo con fines de mercadotecnia o publicidad», dijo este martes según la agencia estatal Anadolu. «Vimos que el bloque de metal no estaba en su lugar esta mañana».

Los ciudadanos curiosos acudieron en masa a la zona para ver el monolito; una pareja vino de Edirne, a más de 900 millas de distancia.

Especular sobre los motivos de sus creadores sería una locura. En los casos de al menos dos monolitos anteriores, grupos se han presentado para reclamar la responsabilidad, incluido un grupo de cuatro artistas-fabricantes que dijeron que crearon uno en California como «una obra de arte de guerrilla». Abundan las teorías sobre las raíces de otros monolitos, desde el arte hasta lo sobrenatural.

Y son lo suficientemente fáciles de crear como para que aquellos con la voluntad y un poco de astucia especializada puedan hacer uno propio.

Fuente: NY Times. Edición: MP.

1 comentario
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Feb 11, 2021
14:56
#1 HORACIO:

Cuando aparecio el primero….les dije ahora los nabos aburridos van a poner uno en cada parte del planeta….

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario