El texto aprobado por la coalición de 116 países prevé lanzar lo más pronto posible un proceso de evaluación imparcial e independiente sobre la acción internacional coordinada por la OMS ante la pandemia, incluyendo las decisiones de la organización durante el desarrollo de la crisis.

Redactada por la Unión Europea, la nueva resolución se presentará en la reunión anual de miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que comienza esta semana en Ginebra. Y aunque no señala a China ni a ningún otro país, exige una «evaluación imparcial, independiente y exhaustiva» de «la respuesta de salud internacional coordinada con la OMS a COVID-19».

La redacción de la resolución es débil en comparación con los llamados anteriores de países como Australia para una investigación sobre el papel y la responsabilidad de China en el origen de la pandemia. Esto puede haber sido necesario para lograr que la mayoría de los estados miembros de la OMS firmaran, particularmente aquellos como Rusia, con lazos tradicionalmente fuertes con Pekín.

Pero eso no significa que el Gobierno de China deba descansar tranquilo. El potencial para que una investigación independiente, incluso una que inicialmente no tenga la tarea de investigar la respuesta de un país en específico, arroje información condenatoria o vergonzosa es grande. Fuentes del Gobierno australiano le dijeron a ABC, la emisora pública del país, que el lenguaje de la resolución era lo suficientemente fuerte como para «garantizar que se llevara a cabo una investigación adecuada y exhaustiva».

EE.UU. vs China

Otro de los factores que ha llevado a la nueva resolución e investigación es claramente la disputa entre Estados Unidos y China sobre la gestión de la crisis por parte de la OMS. Acusando a la Organización Mundial de la Salud (OMS) de ser una «marioneta de China», donde brotó el virus a fines de 2019, el presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó con congelar indefinidamente el financiación a esa agencia de la ONU e incluso con retirar la membresía de su país si no hacía «mejoras sustanciales» en 30 días.

Trump considera que la OMS ignoró los informes sobre la aparición del virus y le reprocha ser demasiado indulgente con las autoridades chinas en su manejo de la pandemia de la COVID-19, que en Estados Unidos, el más castigado, deja más de 90.000 muertos y 1,5 millones de personas contagiadas.

¿Está China entre la espada y la pared?

En tanto, la OMS confirmó la recepción de la carta en la que Trump amenaza con retirar los fondos de la agencia definitivamente, aunque evitó pronunciarse a la espera de analizar el mensaje en detalle.

«Confirmamos la recepción de la carta del presidente de Estados Unidos. Estamos estudiando su contenido», informó la agencia.

Por su parte, el gobierno chino acusó a Trump de utilizar a China para «eludir sus obligaciones» ante la OMS. «Es un error de cálculo y Estados Unidos ha elegido el objetivo equivocado», afirmó el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Zhao Lijian.

Terciando en la polémica, la Unión Europea​ (UE) expresó este martes su apoyo OMS. «Es el momento de la solidaridad, no de señalar con el dedo o socavar la cooperación multilateral», dijo la vocera de la diplomacia europea, Virginie Battu.

«Pero ahora es el momento de reforzar a la OMS y de trabajar juntos para poder confrontar esta crisis», añadió.

Fuente: CNN/Clarín.

Sin comentarios
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario