La verdadera palabra “bárbaro” proviene de la antigua Grecia en el siglo V a.C., la raíz de la palabra bárbaros se refiere a los sonidos hechos por los extranjeros y su “barbar” o jerga.

hordas

LOS GRIEGOS

Para los griegos la gran amenaza era el Imperio Persa, para ellos los persas eran crueles y tiránicos. Por lo tanto, fue irónico que los persas; que poseían la escritura, grandes ciudades y una floreciente cultura; cayeran ante el líder griego Alejandro “El Grande”.

Alejandro vivió hace más de 2000 años. Alrededor del 300 a.C. venció al ejército Persa y en el término de tres años había unido a toda Grecia, echado a los persas de Asia Menor, tomado Judea y liberado a Egipto. Luego marchó sobre Afganistán, y lucho contra los temibles elefantes en Pakistán. Una riqueza incalculable regresó a Macedonia, en un período de trece años había obtenido el control de los mayores imperios conocidos.

Alejandro Magno.

Alejandro Magno.

Inteligente y hasta liberal en la mayoría de los temas, Alejandro era despiadado en las contiendas armadas, y para los civilizados persas era un salvaje bárbaro. Para sus seguidores fue un verdadero dios, y el propio Alejandro creía ser divino. Su madre, Olimpia, desarrollaba ritos sobrenaturales y tomaba parte en ceremonias orgiásticas promoviendo el mito que el verdadero padre de Alejandro era el dios Amún, medio griego y medio egipcio. Esta creencia en su inmortalidad lo llevó a su comportamiento temerario.

Alejandro comenzó como un bárbaro salvaje pero su extraordinario éxito militar, la difusión de la cultura griega y una muerte precoz, lo convirtieron en una figura de culto.

LOS ROMANOS

Los romanos, al igual que los egipcios y los griegos antes que ellos, creyeron ser la cumbre de la civilización. El poderoso Imperio Romano dominó durante casi 1000 años. En su punto máximo, durante el siglo I bajo el emperador Adriano, dominó la cuenca del Mediterráneo. Se expandió hacia Grecia y Turquía, hacia el norte por Francia, Alemania y Gran Bretaña.

El Imperio Romano construyó un rico legado de arte, arquitectura, literatura, conocimiento y derecho. Y luego comenzó a desmoronarse a medida que sus recursos militares se extendieron en demasía y los límites se volvieron vulnerables.

Una de las bandas de saqueadores que amenazaba los bordes del Imperio eran los Hunos, guiados por el temible Atila, su nombre se convirtió en símbolo de barbarie, si bien, en realidad no merecía esa reputación.

Pero ¿qué hay acerca de los romanos? Supuestamente civilizados, ansiaban los excesos bárbaros. Tan populares eran los juegos de los romanos que el emperador Augusto encargó un enorme anfiteatro nuevo para mostrar espectáculos mejores y más terribles. El Coliseo de Roma se convirtió en el foco de todo el mundo romano. Los primeros juegos ofrecían el espectáculo de exóticos animales salvajes y la consecuente matanza cuando el predador quedaba enfrentado a la indefensa víctima. La multitud demandaba más y sus líderes respondían alimentando el lado oscuro de la naturaleza humana. Los líderes romanos, especialmente Julio César, comprendieron el vínculo entre poder y entretenimiento.

Los relatos de testigos oculares dan cuenta de una variedad de escenas sangrientas, los más conocidos eran los gladiadores, pero los desafortunados participantes con frecuencia eran esclavos o criminales cuya suerte quedaba al antojo de la masa sedienta de sangre. No satisfechos con el espectáculo de las bestias, en general leopardos y tigres, era el momento de ingresar a los esclavos para que enfrentaran a los animales. Todo el doloroso espectáculo estaba diseñado para excitar a los espectadores. Pero se aceleró a medida que el frenético apetito por hechos aún más extraños creció. Había luchas entre mujeres y enanos, a los esclavos se les ponían trajes para reconstruir batallas y luego hasta exhibiciones aún más depravadas.

La absoluta crueldad y la depravación de los romanos resulta difícil de comprender. ¿Cómo unos arquitectos de una cultura tan rica podían ser capaces de una barbarie tan injustificada?

LOS VIKINGOS

Los vikingos tenían una gran habilidad para las incursiones y los saqueos que fue legendaria. Los vikingos, como los llamamos, significa nómadas. Tenían muy mala prensa debido a que el mejor blanco para atacar eran los monasterios, porque estaban indefensos, eran una fuente de riqueza, oro, y todo lo demás. Por eso atacaban con frecuencias estas construcciones. Las personas que luego escribieron la historia dando testimonio sobre estos feroces invasores, fueron los monjes; por lo cual dieron una imagen muy sombría sobre ellos. Los vikingos no eran cristianos, eran paganos por lo cual tenían, por decir, una excusa moral para opacar su nombre.

Pero debe haber habido algo de verdad en la historia, después de todo llegaron a tierras muy alejadas de Escandinavia. Se convirtieron en oportunistas, eran principalmente mercaderes transportaban pieles, cueros, y cosas de ese tipo a occidente.

En un bote largo iban unos 30 hombres jóvenes que salían a “vagar”, llevaban sus armas y escudos con ellos. Cuando llegaban a una ciudad, recordando lo pequeñas que eran las ciudades en el siglo noveno, eran una considerable fuerza militar.

Provenían de los países escandinavos: Noruega, Suecia y Dinamarca; y obviamente eran marinos muy desarrollados. Navegar era un hecho diario para ellos. Hay evidencia que llegaron hasta el extremo de Terranova en América, por eso se puede decir que dieron media vuelta al mundo.

Mataron muchas personas en su expansión y tenían nombres como “Partidor de cráneos” o “Hacha de sangre”. Sin embargo, también dedicaron tiempo considerable a trazar las ciudades y a crear prósperos asentamientos, dedicaron su tiempo al comercio y a fabricar cosas; y no todo era sangre y tripas.

LOS MONGOLES

Eran muy diferentes a los europeos y a los chinos que escribieron las historias. No eran reconociblemente civilizados, en el sentido de que no tenían ciudades ni pueblos. Eran cambiantes y pudieron conquistar zonas muy grandes sin problemas, por eso no asombra que los pueblos de la Europa Medieval los consideraran como una terrible plaga enviada por Dios.

Gengis Khan

A fines del siglo XII los mongoles eran apenas uno entre una cantidad de pequeñas tribus nómadas. Su zona de influencia era una aislada meseta en el medio de Asia Central, la búsqueda de nuevas pasturas era una gran fuente de conflictos entre las tribus. Este territorio escalonado había sido el hogar de poderosas confederaciones y gobernantes en un momento de caos y guerra civil; y los diferentes reyes poderosos en realidad estaban involucrados en poderes políticos… Pero tarde o temprano surgiría uno de los reclamantes del trono. Era el año 1206 y el líder era Gengis Kan. Su acenso fue rápido y cruel pero unió a las tribus bajo el símbolo de las Nueve Bandas.

Con su estilo de vida nómada, los mongoles no eran artesanos. Como comerciantes sólo podían ofrecer lana y pieles de animales. Veían a los campesinos granjeros con total desprecio.

Los mongoles eran grandes jinetes. Este estilo de vida móvil, que nació en las estepas al trasladarse con los animales, particularmente caballos, se adecuaba en forma ideal para aplicaciones militares y a la gran capacidad para trasladarse distancias muy grandes con gran rapidez. La movilidad era uno de los factores crucialmente importantes en el éxito de los mongoles y uno de los elementos más importantes en cualquier tipo de operación militar.

En la batalla, sus tácticas eran extremadamente efectivas. Los ataques de caballería eran repentinos y vigorosos, con frecuencia simulaban retirarse y, cuando el enemigo estaba cansado por la persecución, regresaban repentinamente al ataque con devastadores resultados.

Pero… ¿cuál es la evidencia para considerar a los mongoles como bárbaros? Conquistaron tanto y tan rápido que se ganaron esa reputación. Debemos juzgar su moralidad según los patrones de la época y en ese periodo no era desconocido que se propinaran masacres.

Los mongoles realizaron una gran cantidad de matanzas y destruyeron ciudades por completo. Parte de la razón para esa destrucción fue el tema de usar el temor. Con frecuencia mataban a la mayoría de las personas de las ciudades que atacaban; pero había una razón para esto y era tratar de persuadir a las otras ciudades a rendirse sin luchar.

En la cultura mongol era una marca de cortesía para un noble, matarlos haciéndolos rodar en fieltro aplastándolos hasta la muerte, era una marca de cortesía porque no derramaban su sangre en el suelo, este tipo de ejecución, sin embargo, parece muy bárbara e incivilizada para los europeos.

Con frecuencia los mongoles recibían la rendición de una ciudad y más tarde esa ciudad se revelaba contra ellos y eso es algo que originó las represalias más salvajes por parte de los mongoles. Por eso, muchas de las zonas de Afganistán y el este de Persia fueron devastadas por las invasiones de los mongoles y muy justamente obtuvieron la reputación de crueles conquistadores.

LOS CRUZADOS

Fresco de la época.

Desde el siglo VII, Jerusalén y Palestina estaban bajo dominio musulmán. Pero durante el siglo XI el equilibrio de poder estaba cambiando en Europa y Asia menor.

En el año 1096, al gobernante musulmán le informaron sobre la proximidad de miles de personas desde el oeste… ¿Por qué se encontraban tan lejos de casa y cuál era el significado de las bandas de tela cosidas en su ropa en forma de cruz? Participaban de un peregrinaje santo, su sufrimiento para cumplir penitencia por sus pecados. Los cruzados eran buenos para el sacrificio, pero principalmente para el sacrificio de los demás. Una pequeña ciudad, que se encuentra en Siria Central y estaba en su camino, fue tomada por los cruzados en diciembre de 1098. Luego de un corto sitio, masacraron a todos los de la ciudad y se dice que en realidad cortaron muchos de los cuerpos y los comieron porque estaban hambrientos, a otros les rasgaron las gargantas y les extrajeron monedas que creían que habían tragado para esconderlas.

Estos pueblos de Europa occidental eran esencialmente semi-bárbaros, pueblos que eran cristianos pero llevaban una vida de violencia. Lo que entonces se trato de hacer es alejar esa violencia de Europa y volverla en contra del Islam y usarla para destruir al mismo. Jerusalén había sido capturada por los ejércitos cruzados en 1099. No pasaría mucho tiempo para que las fuerzas musulmanes reclamaran gradualmente tierras a los cristianos.

Una segunda cruzada fue declarada en 1145, pero los cruzados fueron vencidos en las afueras de Damasco. Luego en 1187, conducidos por el nuevo sultán Saladin, el ejército del reino de Jerusalén fue destruido. En el término de dos años el ejército de Saladin había capturado más de 50 castillos cruzados y casi todo el reino. Las noticias de la caída de Jerusalén enviaron ondas de impacto por toda Europa… Estaba preparado el escenario para una tercera cruzada. En respuesta a una proclamación del Papa Gregorio VIII partieron ejércitos de toda Europa Occidental.

¿Quiénes eran los bárbaros en todo esto? El pueblo musulmán era más sofisticado, con mucha más cultura y educación que los europeos. Si uno debe decir si los cruzados eran los bárbaros o no, creo que probablemente debe hacerlo. Eran tiempos de guerra, de las más sangrientas y crueles; y sin duda una gran cantidad de gente fue masacrada en el camino de esta “maravillosa” idea de la Cruzada.

La ironía de las Cruzadas es que sus orígenes fueron religiosos y aún así exhibieron uno de los peores excesos del comportamiento humano, carnicería y venganza.

En total fueron 8 cruzadas. ¿Acaso tuvieron éxito? Miles de personas de Europa Occidental fueron sacrificadas en esta causa y en realidad fue casi un desastre total. Su herencia en Oriente Medio es espantosa porque allí el Islam tiene una profunda desconfianza que se origina justamente esta época.

CONCLUSIÓN

No sólo en Europa y Asia hubo barbarie. Los Mayas y Aztecas practicaban sacrificios para rendir culto al dios Sol, aunque, aparte de eso, eran muy civilizados y tenían una gran agricultura. Cuando llegaron los conquistadores españoles empezó la matanza. Los españoles destruyeron civilizaciones por completo por medio de la violencia bárbara y las enfermedades que trajeron a América, que se había mantenido aislada de enfermedades como la viruela y el sarampión.

En el siglo XX hubo dos Guerras Mundiales, así que no se puede decir que haya sido una centuria ajena a comportamientos bárbaros, sino una en la que se encontraron formas más avanzadas de matar y destruir. Esperemos que en este tercer milenio podamos aprender de nuestro pasado para tener un mejor futuro.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario