Una vara de metal vikinga ha desconcertado a los expertos por más de un siglo hasta que recientemente fue identificada como una varita mágica utilizada por una hechicera para arrojar conjuros. El objeto, que fue encontrado en una tumba del siglo 9 de nuestra era, tiene su punta doblada, lo que ha provocado que fuera catalogado erróneamente como un gancho de pesca o un utensilio para asados.

magic-viking-wand

Pero ahora los arqueólogos han concluido que en realidad se trata de un ítem mágico perteneciente a una hechicera que vivía “en los márgenes de la sociedad”. Afirman que la razón por la cual el objeto fue doblado antes de ser enterrado con su dueña, fue para anular las propiedades mágicas y así prevenir que la hechicera utilizara su varita para regresar de la muerte.

La vara de 90 cm de largo ha sido parte de la colección del Museo Británico desde 1894, cuando fue descubierta en la provincia Romsdal de Noruega. En la tumba de la hechicera también se encontraron otros objetos valiosos, incluyendo una inusual placa hecha de huesos de ballena, algo que implica que, a pesar de su marginalidad, la mujer tenía un alto estatus en la sociedad vikinga.

Sue Branning, la curadora del Museo Británico, dijo que el objeto mágico fue con toda seguridad utilizado para llevar a cabo el seithr, una forma de hechicería vikinga practicada de forma predominante por las mujeres.

“La curva al final de la vara significa que ésta ha sido puesta fuera de uso, era una práctica habitual en la Edad Media; los bienes que se colocaban en la tumba eran rotos al ser enterrados”, dice Branning.

Doblar o romper posesiones enterradas con los muertos servía para neutralizar sus propiedades mágicas — previniendo así que su antiguo dueño siguiera arrojando conjuros y hechizos desde el más allá.

“Debe haber existido una suerte de ritual. Este objeto fue ‘matado’ ritualísticamente, un acto para remover sus poderes”, agrega Branning.

viking-witch

A pesar que la sociedad vikinga —como la mayoría de sociedades medievales— era dominada por los hombres, se creía que algunas mujeres tenían poderes especiales y esto las convertía en figuras de mucha influencia.

Branning destaca que “estas mujeres eran tan respetadas como temidas. Es por eso que quizás se encontraran en los márgenes de la sociedad”.

Debido a que los vikingos no fueron convertidos al Cristianismo hasta cerca del año 1.000 d.C., hay fuerte evidencia sobre la gran importancia de la magia en su sociedad, en un tiempo cuando el resto de Europa ya había abandonado esas prácticas. Por ejemplo, las runas, un sistema de escritura utilizado en Escandinavia y sus alrededores, eran utilizadas para adivinar o prever el futuro.

La varita mágica de la hechicera formará parte de la nueva muestra medieval del Museo Británico a inaugurarse el 27 de marzo del presente año. También estarán disponibles al público otras colecciones del museo, como los tesoros anglosajones encontrados en Sutton Hoo.

5 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 5 comentarios
Comentarios
Ene 10, 2014
14:28
#1 asier:

Mayoritariamente dominada por hombres???? Muchisimas eran las veces que las mujeres dirigian tribus enteras y en el caso de los eslavos las mujeres solian ser las lideres de la tribu y las capitanas del drakkar. Era normal que hombres y mujeres lucharan juntos en combate.

Reply to this commentResponder

Ene 10, 2014
20:37
#2 Ale:

Que mostro! :D

Reply to this commentResponder

Ene 11, 2014
12:32
#3 Gilberto Soto:

Como reliquia muy bien, como mágica que ilusos, la mayoría siguen teniendo supersticiones medievales.

Reply to this commentResponder

Ene 12, 2014
14:09
#4 Yo:

@Gilberto Soto: aja… y lo dirá alguien que cree en un dios que es tres en uno

Reply to this commentResponder

Ene 13, 2014
22:54
#5 xxpabloxx:

eee “VO” #4: y vos sos un genio que podes probar que el omnipotente trino no existe, no me hagas reir jajajajjajajajajaj te dije que no me hagas reir

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario