Se trata de un nuevo golpe al gigante agroquímico, que ya fue duramente condenado en un caso similar el año pasado.

Según testificó bajo juramento, Edwin Hardeman (70) fumigó con el herbicida Roundup durante casi tres décadas antes de que le diagnosticaran cáncer. Utilizó el químico para controlar las malezas y el roble venenoso en sus propiedades desde 1986.

Ahora, la Corte Federal de San Francisco, en los Estados Unidos, ha dictaminado que el herbicida a base de glifosato fue el causante de la enfermedad. Este fallo podría afectar a cientos de otros casos similares.

Durante la segunda fase del juicio, el jurado deberá decidir sobre las siguientes preguntas: ¿Monsanto conocía los riesgos? ¿Los escondió? Si es así, ¿cuáles son los daños que tiene que pagar?

A Monsanto no le importa

Si bien la primera parte del juicio estuvo restringida a la discusión sobre el cáncer de Hardeman, el juez reprendió la semana pasada a la compañía argumentando: «Aunque la evidencia de que Roundup causa cáncer es bastante equívoca, hay pruebas sólidas de las que un jurado podría concluir que a Monsanto no le preocupa especialmente si su producto en realidad está causando cáncer a las personas, centrándose en cambio en manipular la opinión pública y socavando a cualquiera que presente inquietudes genuinas y legítimas sobre el tema».

Edwin Hardeman saliendo de la corte federal en una audiencia en febrero pasado (Foto: AP).

Jennifer Moore y Aimee Wagstaff, las abogadas del demandante, presentarán evidencia en la segunda etapa que presuntamente muestra los esfuerzos de la compañía para influir en científicos, reguladores gubernamentales y el público en general sobre la seguridad de sus productos, algo que no se les permitió en la etapa inicial.

Las abogadas dijeron que estaban listas para mostrar los ejemplos del jurado de la «mala conducta» de Monsanto en la siguiente fase del juicio. «Ahora podemos centrarnos en la evidencia de que Monsanto no ha tomado un enfoque responsable y objetivo de la seguridad de Roundup», declararon.

Bayer niega las acusaciones de que Roundup provoque cáncer. Asegura que décadas de estudios y evaluaciones regulatorias han demostrado que el herbicida es seguro para el uso humano.

En un comunicado, Bayer —que compró Monsanto el año pasado— dijo que estaba decepcionado con la decisión inicial del jurado. «Confiamos en que la evidencia en la fase dos mostrará que la conducta de Monsanto ha sido apropiada y que la compañía no debería ser responsabilizada por el cáncer del señor Hardeman», dijo la firma.

Además, la compañía argumentó que la decisión no afectaría los casos futuros, «porque cada uno tiene sus propias circunstancias fácticas y legales».

El caso de Hardeman es el segundo que pesa sobre Monsanto y su producto estrella, y es un caso testigo para miles de otros demandantes en los Estados Unidos con reclamos similares. Sólo en los Estados Unidos Monsanto enfrenta más de 11.200 juicios similares.

Fuente: Infobae.

1 comentario
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Mar 21, 2019
14:59
#1 Jahro:

Solamente a una persona? …

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario