Científicos israelíes han utilizado tecnología de vanguardia para destruir células cancerosas en ratones sin dañar a las demás células, en lo que dicen que es una primicia mundial.

CRISPR Cas-9.

Tal como si fueran unas precisas tijeras, el sistema CRISPR Cas-9 permite a los científicos realizar alteraciones en el ADN; de hecho, sus creadoras Jennifer Doudna y Emmanuelle Charpentier obtuvieron el Premio Nobel de Química este año por este desarrollo de edición genética.

Ahora, una investigación de la Universidad de Tel Aviv afirma que el sistema se puede usar para tratar el cáncer en animales, que no tiene efectos secundarios y que es como «una quimioterapia pero más elegante».

«Creemos que una célula cancerosa tratada de esta manera nunca volverá a activarse», dijo el profesor Dan Peer, autor principal del estudio publicado en la revista especializada Science Advances.

«Esta tecnología puede extender la esperanza de vida de los pacientes con cáncer y esperamos, algún día, curar la enfermedad», añadió. «La técnica puede destruir un tumor en tres tratamientos, y la tecnología utilizada es capaz de cortar físicamente el ADN de las células cancerosas y eliminarlas por completo».

Peer le dijo al Times of Israel que espera que el proceso eventualmente reemplace la quimioterapia, una forma agresiva de tratamiento que puede tener efectos secundarios graves para los pacientes.

A diferencia de la técnica probada en la investigación de la Universidad de Tel Aviv, la quimioterapia se administra en todo el cuerpo.

Resultados con ratones

La investigación involucró a cientos de ratones con dos de los tipos de cáncer más agresivos: glioblastoma (cáncer de cerebro) y cáncer de ovario metastásico.

Así se descubrió que los ratones que recibieron tratamiento tenían el doble de esperanza de vida que el grupo de control, con una tasa de supervivencia un 30 % más alta.

Peer dijo que su equipo planea desarrollar el tratamiento para todos los cánceres y que la técnica podría estar lista para usarse en humanos dentro de dos años.

Tijera diminuta

Actualmente, CRISPR Cas-9 solo se usa para enfermedades raras en células que ya se han eliminado del cuerpo.

El tratamiento se personalizaría para cada paciente en base a una biopsia que determinaría si recibe una inyección general o una inyección directamente en el tumor.

Una ilustración de la técnica de edición del genoma, con unas tijeras que muestran dónde se debe «cortar» el ADN. Crédito: Universidad de Tel Aviv.

Peer dijo que la inyección consiste en ARN mensajero que «codifica» la «función de tijera diminuta» para cortar el ADN, un sistema para identificar células cancerosas y una nanopartícula lipídica.

«Cuando hablamos por primera vez de tratamientos con ARN mensajero hace doce años, la gente pensó que era ciencia ficción», comentó Peer. «Creo que en un futuro próximo veremos muchos tratamientos personalizados basados en mensajeros genéticos, para el cáncer y diversas enfermedades genéticas».

«La tecnología debe desarrollarse más, pero lo principal es que hemos demostrado que puede matar las células cancerosas», concluyó.

Fuente: DailyMail. Edición: MP.

1 comentario
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Nov 24, 2020
7:05
#1 HORACIO:

Los Científicos israelíes no eran que cuando se inicio el virus del covid en solo tres meses sacaban una vacuna .¿¿¿??? el ego de ellos y las ganas de figurar son increibles…

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario