Una mancha solar que «despertó de entre los muertos» la semana pasada y estalló con una llamarada de tamaño mediano, junto con una eyección masiva de plasma, iluminó los cielos del norte de nuestro planeta con luces brillantes.

Los rayos de la aurora resultante brillaron cerca de la cascada de Goðafoss, que está a unos 45 minutos de Akureyri, la segunda ciudad más grande de Islandia.

«La ventana nocturna de oscuridad se está reduciendo rápidamente aquí a 65,7 grados de latitud norte, a solo 60 millas al sur del Círculo Polar Ártico, lo que hace que el espectáculo de la aurora sea mucho más precioso», dijo a SpaceWeather.com el fotógrafo Todd Salat, de AuroraHunter.com.

«Pronto, la luz del sol de verano hará que sea demasiado difícil ver las luces hasta el otoño», continuó Salat. «Una luna casi llena también competía por el espacio de luz aquí, pero estas auroras islandesas no se pueden negar».

Las brillantes auroras boreales fueron generadas por una tormenta solar de tamaño moderado, asociada con una explosión de partículas solares presenciada por satélites. La mancha solar que explotó se denominó poéticamente «muerta» porque había entrado en erupción previamente y se había convertido en parte de un parche solar silencioso antes de «revivir». Aun así, cuando esas partículas solares interactuaron con las líneas del campo magnético de la Tierra, las moléculas de aire en lo alto de la atmósfera se excitaron, produciendo el increíble espectáculo del cielo.

El explosión del pasado 11 de abril.

En Facebook, Salat les dijo a sus seguidores que esta era la primera vez que veía auroras de esta magnitud durante un viaje planeado de dos semanas a Islandia, desde su ciudad natal de Anchorage, Alaska. Era la novena noche de Salat en Islandia, y antes de esta solo había visto destellos de la aurora boreal. Entonces el pronóstico del tiempo cambió.

«Arranqué el campamento más temprano en el día bajo una lluvia ligera, y el pronóstico del tiempo era de nubes y lluvias dispersas para toda Islandia durante toda la semana. Me había dicho a mí mismo que no debía tomarme en serio ese pronóstico porque puede ser muy desmoralizador», contó.

Mientras estuvo tentado de «guardar las cámaras de la aurora», durante un viaje en automóvil se topó con la cascada. Estaba tomando algunas fotos de prueba cuando vio un brillo entre las nubes.

«Aceleré mi ritmo, y cuando vi que se desarrollaba un pico, comencé a correr a toda velocidad hasta que me quemaron los pulmones para ponerme en posición para esta composición. Y boom, a las 11:47 p. m., quizás la mejor toma de aurora del viaje hasta ese punto quedó para la posteridad. Realmente estaba extasiado».

Aurora, Islandia.

Salat fue testigo de cómo las nubes sellaban temporalmente la vista, pero alrededor de las 2 a.m., hora local, se abrieron de nuevo brevemente, lo que le permitió tomar algunas fotos más.

«He estado en muchas cacerías de auroras en la vida, pero no sé si alguna vez he “trabajado” tan duro para obtener las tomas como lo he hecho para estas», continuó en Facebook. «Estoy a 5.369 km de mi casa en Anchorage, Alaska, y vivo en una casa rodante. Me alegro de que no sea para siempre, pero me encanta y me alegra vivir en el ahora. Es hora de salir a la carretera y mirar lo que hay en la siguiente curva».

Fuente: Live Science. Edición: MP.

1 comentario
Etiquetas: , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Abr 18, 2022
22:56
#1 HORACIO:

ESPECTACULAR LA PRIMER TOMA.!!!

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario