Esta semana varios medios masivos se han hecho eco de una noticia que afirma cosas como que «la NASA puso fecha» al «destructivo impacto de un asteroide» contra nuestro planeta, apuntando hacia el 6 de mayo de 2022 como el fatídico día. Pero, ¿qué tan cierto es esto? 

Asteroide.

Primero que nada, y para decepcionar a los agoreros, NO, la NASA no ha dicho tal cosa. El dichoso asteroide, llamado 2009 JF1, tampoco es un coloso que pueda hacer mella a nuestro mundo, incluso si llegara a impactar. Con sus apenas 13 metros de diámetro —no 130 como afirmaron algunos medios—, es más pequeño que aquel que se desintegró en la atmósfera y rompió ventanas con su onda de choque en Cheliábinsk, Rusia, en 2013.

Por lo que tampoco hay que preocuparse porque su colisión produzca «una fuerza destructiva de 150 bombas de Hiroshima», como también afirmaron gratuitamente los medios.

Lo único que está disponible oficialmente al respecto es un listado de los asteroides que pasarán cerca de la Tierra publicado en Sentry, el sistema de monitoreo de colisiones de la NASA. Y el 2009 JF1 figura en el quinto lugar con el valor más bajo de la escala Palermo: 0.026 %, lo que se traduce en una posibilidad en 3,800.

Por lo que no, la NASA no dijo nada, lo más probable es que ni siquiera pase lo suficientemente cerca como para un evento de impacto, y de hacerlo probablemente se desintegraría en la atmósfera.

Fuente: El Comercio. Edición: MP.

1 comentario
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Ene 9, 2021
15:14
#1 José García Álvarez:

Los engreídos y los presuntuosos se han solidarizado con los sabihondos y el temor que anida en sus corazones no les permite razonar bien. Niegan que un asteroide chocará con la Tierra, pero se equivocan, ya que esto sucederán en un tiempo muy cercano. Los científicos terrestres, que son poco sabios, se verán sorprendidos por un impacto que no esperan y en el que no creen aparentemente para convencer a los demás de su “eficiencia”. Su decepción será grande y su bochorno también, pero buscarán excusas para justificarse, como siempre que fallan. Los efectos destructivos del “gran bólido” serán devastadores. Ello ¿les convencerá o antepondrán su tradicional orgullo? El tiempo será más galante que los hombres.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario