Cualquier ciudad del mundo podría resultar gravemente destruida en cualquier momento como consecuencia de una amenaza proveniente del espacio que no se pudo detectar a tiempo.

El portal BuzzFeed News ha revelado comunicaciones internas de la NASA en las que los funcionarios de la agencia espacial estadounidense admiten que no lograron detectar un enorme asteroide, bautizado 2019 OK, que el 25 de julio pasó inusualmente cerca de la Tierra a una velocidad de más de 24,5 kilómetros por segundo.

«Como mañana puede haber cobertura mediática, le estoy alertando de que, en aproximadamente 30 minutos, un asteroide de un tamaño de 57-130 metros pasará a solo 0,19 distancias lunares de la Tierra [una distancia cinco veces menor que la que separa nuestro planeta de la Luna]. 2019 OK fue descubierto hace unos 24 horas por el equipo brasileño SONEAR», escribió el jefe de la Oficina de Defensa Planetaria, Lindley Johnson.

El hecho de que la NASA detectara el 2019 OK solo 24 horas antes de su aparición, puso de manifiesto las insuficiencias de su sistema de vigilancia de rocas espaciales entrantes potencialmente peligrosas.

Dos semanas después de que la Tierra evitara el choque con el asteroide, la agencia emitió un comunicado de prensa en el que indicaba que si 2019 OK hubiera entrado en la atmósfera terrestre, «la onda expansiva podría haber creado una devastación localizada en un área de aproximadamente 80,5 kilómetros de ancho».

«Hoy en día los medios tienen cierto interés en 2019 OK […], así que estoy motivado en buscar la respuesta a una pregunta que estoy seguro que nos harán. A saber, ¿por qué 2019 OK no fue descubierto por una de las principales redes de captura de la NASA? ¿Por qué no se descubrió hasta que lo encontró un telescopio de 11 pulgadas (SONEAR)?», escribió el gerente del Centro de Estudios para Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA, Paul Chodas, en uno de los mensajes filtrados.

«Sí, este objeto llegó en un mal momento, durante la lunación, pero ¿hay otras razones por las que todas las importantes redes no lo descubrieron? ¿Podemos atribuirlo al mal tiempo?», agregó.

Asesinos de ciudades

Mientras algunos astrónomos trataban de buscar las razones del fallo, otros no pudieron contenerse a la hora de criticar a los medios de comunicación, que calificaban el asteroide como «asesino de ciudades».

«Un asteroide no puede ser un “asesino de ciudades” cuando pasa a 70.000 kilómetros de la Tierra. Y si pudiera ocurrir un impacto, no liberaría ninguna radiación nuclear», reza otro texto (de un remitente no identificado) que figura entre los materiales filtrados, fechado el 27 de julio.

«A propósito, ¡parece que 2019 OK es el asteroide más grande en pasar tan cerca de la Tierra en un siglo! No se pronostica nada tan grande en pasar tan cerca [de la Tierra] antes del Apofis en 2029», destacó Lindley en un mensaje a Chodas.

Fuente: BuzzFeed News. Edición: RT.

4 comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 4 comentarios
Comentarios
Sep 22, 2019
14:13
#1 HORACIO:

CHOCOLATE POR LA NOTICIA…..entre los cambios climaticos generados por esta generacion y los asteroides que estan a la orden del dia ….en cualquier momento el planeta tierra se renueva y entraremos en una era nueva…..de las tantas que tuvimos….es inevitable …nada es para siempre. ;) un dia nos despertamos con la caida de las torres …y llegara otro dia que nos despertemos con un pais de europa que ya no existe…

Reply to this commentResponder

Sep 22, 2019
15:30
#2 Adolfo:

La cuestión que hay que esclarecer es:

“Dependiendo del país y su infraestructura de seguridad civil, ¿cuál es el tiempo mínimo que debe mediar entre el momento de “detección (del asteroide) y determinación del lugar de impacto” y el momento de impacto efectivo?”

Cuando se detecta un nuevo asteroide, imagino, se da parte a todos los observatorios de rastreo astronómico del mundo (a todos, puesto que hay posibilidad de interferencia debida a factores climáticos), para que desde diferentes puntos geográficos de avistamiento se pueda determinar la trayectoria orbital a lo largo de la cual se mueve.

Sin duda, con la contribución de los telescopios espaciales (Hubble, por ejemplo), se puede disponer de una línea de base de gran amplitud para observar y comparar el movimiento del objeto contra el fondo de estrellas “fijas”.

Y, aparte de su trayectoria, mediante medidas espectrofotométricas, se puede estimar su composición, curva de luz y, yo diría, tener una idea basta de su velocidad de aproximación y su tamaño.

Los telescopios son cada vez más precisos en la determinación de la posición de objetos en el espacio cercano.

Con todos esos datos, los recursos computacionales disponibles pueden rápidamente determinar las áreas del planeta, potencialmente afectadas por un hipotético impacto.

Pero, la cuestión es: ¿Cuál es el tiempo mínimo, que media entre la detección y el momento de impacto efectivo, dependiendo de la logística de administración de seguridad civil, para evitar pérdidas de vidas humanas, que es lo que realmente importa?

Reply to this commentResponder

Sep 22, 2019
15:37
#3 Adolfo:

En algún momento, se sugirió que el Sistema Solar, en su movimiento dentro de la Galaxia Vía Láctea, estaba entrando en una región de polvo (y otros objetos) cósmico. Eso explicaría el incremento de bólidos observados en todo el mundo.

¿Alguien conoce, y puede aportar, referencias (artículos) sobre ese asunto?

Reply to this commentResponder

Sep 22, 2019
18:57
#4 Adolfo:

Si es negro, en el visible no lo van a ver, pero si en el infrarrojo.

Además, la ocultación fortuita (ó disminución de brillo) de estrellas de fondo debería alertarlos de que algo anda rondando allí arriba.

Claro que, pueden llegar a intentar escapar por la tangente, diciendo que se trataba de estrellas como la KIC 8462852 (Tabby’s Star).

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario