Hace aproximadamente dos semanas, en La Haya (Holanda), muchas aves murieron espontáneamente, cayendo muertas en un parque. Al principio el evento no tuvo mucha difusión, pero cuando el número se multiplicó abruptamente para llegar a casi 300 especímenes, la gente comenzó a hacerse preguntas, llegando a una escalofriante teoría: las muertes se debieron a la puesta en marcha experimental de una antena con tecnología 5G.

El nuevo mástil 5G se ubica, según algunos reportes de testigos locales, en una esquina aledaña al parque donde murieron las aves. La prueba habría sido realizada para probar el alcance de la conexión con la estación ferroviaria holandesa y ver cómo respondían los equipos allí.

El experimento hizo que las aves cayeran muertas. Los patos cercanos que nadaban en el agua también reaccionaron con un comportamiento extraño, poniendo sus cabezas bajo el agua o volando como si huyeran de algo, según los rumores esparcidos por la web hasta ahora.

Estorninos muertos súbitamente en La Haya.

«Si todos los pájaros sufrieron una insuficiencia cardíaca estando sanos, sin signos de virus, sin infección bacteriana, ni veneno en su sistema, entonces la única explicación razonable es que la nueva tecnología de microondas 5G tiene un gran problema. ¡Afectó los corazones de los pájaros!», declaró John Kuhles, director de Stop5G.net. «Algunas personas asumen que las microondas de baja frecuencia no pueden dañar porque “no te cocinan”, es algo que repiten todo el tiempo. Pero les recomiendo que busquen en Google por “Efectos biológicos de microondas no-ionizantes”, se sorprenderán…».

En esta ocasión, Kuhles estima que la radiofrecuencia (RF) emitida durante el experimento habría llegado a unos 7.40 GHz para provocar la muerte a las aves que se encontraban en las cercanías —1 GHz es equivalente a mil millones de oscilaciones de energía por segundo—.

Si bien toda esta información hay que tomarla con pinzas, dado que faltan datos confirmatorios y la mayoría son especulaciones vertidas por los internautas, lo cierto es que la prueba de una antena de 5G parece una causa probable. En el pasado han ocurrido hechos similares donde murieron otros animales; por ejemplo, el año pasado en la aldea de Stitswerd (también en Holanda), donde el ganado entró en pánico cuando en las proximidades se hacía una prueba de la tecnología 5G.

El peligro de esta tecnología que se avecina en los próximos años es preocupante y sus efectos podrían afectar gravemente la salud de los humanos, tal como se recoge en el siguiente artículo que publicáramos hace unos meses en nuestro sitio web: Electrosmog: la amenaza silenciosa del avance tecnológico.

1 comentario
Etiquetas: , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Nov 13, 2018
20:45
#1 HORACIO:

EL HUMANO NO TIENE LIMITE PARA LA BOLUDEZ…….DOS GUERRAS MUNDIALES EN LOS ULTIMOS 100 AÑOS HABLAN DE LO INTELIGENTE QUE SOMOS…

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario