Más de 80 años luego que la famosa piloto desapareciera junto con su navegante en algún lugar del océano Pacífico, buzos afirman haber hallado parte del avión sumergido en una isla perteneciente a Papúa Nueva Guinea.

Amelia Earhart​ fue una aviadora estadounidense, célebre por sus marcas de vuelo y por intentar el primer viaje aéreo alrededor del mundo sobre la línea ecuatorial.

Los buzos han estado estudiando unos escombros hallados cerca de la isla Buka, a una profundidad de 30 metros. En una de las reciente exploraciones submarinas, pudieron recuperar una pieza de cristal que «comparte algunas consistencias» con las luces de aterrizaje del avión siniestrado de Amelia Earhart, un Lockheed Electra 10E.

«La isla Buka está dentro del trayecto de vuelo seguido por Amelia y Fred (Noonan), y es un área en la que jamás se ha buscado», dijo Bill Snavely, del Proyecto Blue Angel a cargo de la exploración.

Pieza que podría pertenecer al avión de Amelia Earhart.

Snavely y su equipo creen que Earhart y su navegante pudieron intentar regresar a Papúa Nueva Guinea por falta de combustible para cruzar el Pacífico, y es allí cuando el avión se habría desplomado cerca de la pequeña isla Buka, situada a unos 800 kilómetros al este de la isla principal y geográficamente perteneciente al archipiélago de las islas Salomón.

Además, este lugar se encuentra a 600 km de Nukumanu, un atolón desde el que se envió la última comunicación de radio, donde Earheart señaló que volaban a 3.657 metros de altura con curso a la Isla Howland. Si el avión cayó sin combustible, pudo flotar con los tanques vacíos y ser arrastrado por la corriente hacia el oeste, en dirección de la isla Buka.

«Lo que hemos hallado hasta ahora es consistente con el avión que volaba ella», sostiene Jill Meyers, la gerente de relaciones públicas de Blue Angel. «El Electra tenía modificaciones especiales hechas para este viaje en específico —para lograr dar la vuelta al mundo— que parecen coincidir con los restos que encontramos».

Asimismo, otros investigadores del proyecto señalan que en la tradición oral se menciona a un isleño del Pacífico que dijo haber visto el estrellamiento del avión en el sitio en 1937 o cerca de ese año.

«Este sitio puede tener todas las pistas que nos ayuden a resolver uno de los grandes misterios de la aviación», concluyen los miembros del proyecto Blue Angel, quienes están planeando otra expedición a Buka en la primavera equipados con tecnología avanzada de escaneo.

Fuente: Daily Mail.

Sin comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario