La NASA asegura que los astronautas de la misión Crew-1 a la Estación Espacial Internacional deberían estar a salvo.

Elon Musk.

Con SpaceX en vísperas de lanzar a cuatro astronautas en un vuelo histórico, el CEO Elon Musk ha anunciado que ha recibido resultados mixtos de pruebas recientes para el nuevo coronavirus.

Musk hizo el anuncio en Twitter hoy temprano (13 de noviembre). Todavía no está claro qué podrían significar esos resultados, en todo caso, para el lanzamiento de SpaceX Crew-1, actualmente programado para despegar desde el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida mañana por la noche a las 7:49 p.m. EST (0049 GMT del 15 de noviembre).

La agencia espacial estadounidense ha sido cautelosa con la salud de la tripulación desde mucho antes de que el COVID-19 irrumpiera en escena, y ha indicado a sus empleados que trabajen de forma remota tanto como sea posible para frenar la propagación de la enfermedad.

«Cuando alguien da positivo por COVID aquí en el Centro Espacial Kennedy y en toda la NASA, es nuestra política que esa persona se ponga en cuarentena y se aísle por sí misma, por lo que anticipamos que eso será lo que sucederá», dijo el administrador de la NASA Jim Bridenstine durante una conferencia que tuvo lugar hoy, al preguntársele sobre los tuits en los que Musk dijo que había recibido pruebas tanto positivas como negativas.

Bridenstine comentó que había hablado con Musk hace dos días, antes de que surgiera el problema de las pruebas.

«Esperamos que SpaceX realice los rastreos pertinentes de los contactos estrechos», dijo el administrador. «Por supuesto, si hay cambios que deban hacerse, los veremos. Pero es muy pronto para saber si es necesario hacer algún cambio en este momento».

Bridenstine enfatizó que no tiene conocimiento de ningún contacto entre Musk y los cuatro astronautas programados para viajar en Crew-1: Mike Hopkins, Victor Glover y Shannon Walker (NASA) y el japonés Soichi Noguchi (JAXA), quienes tras el lanzamiento permanecerán en el espacio durante seis meses y medio, viviendo y trabajando en la Estación Espacial Internacional.

Los astronautas Shannon Walker, Victor Glover, Mike Hopkins, y Soichi Noguchi posando frente a la cápsula Crew Dragon de SpaceX, apodada «Resiliencia». Nov. 9, 2020. Crédito: NASA/Joel Kowsky.

Cuando se le preguntó si el lanzamiento se retrasaría si se identificaba algún contacto entre Musk y los miembros de la tripulación, Bridenstine se negó a responder. Según Steve Stich, gerente del Programa de Tripulación Comercial de la NASA, desde finales de octubre la tripulación entró en «cuarentena suave», cuando aún podían permanecer en casa con la familia; y en una más estricta hace un par de semanas.

«Hay mucho que aprender», señaló. «Nuestros astronautas han estado en cuarentena durante semanas y no deberían haber tenido contacto con nadie. Deberían estar en buena forma».

Durante los preparativos para la misión de prueba Demo-2 de SpaceX para la NASA, el 27 de mayo, Musk visitó a los astronautas Doug Hurley y Bob Behnken con Bridenstine, después de que estos se pusieran sus trajes y antes de dirigirse a la plataforma de lanzamiento. En aquel entonces, Musk y Bridenstine llevaron mascarillas y respetaron la distancia prudente de 2 metros. Ese lanzamiento fue frenado debido al clima; y Musk no visitó a la tripulación antes de su exitoso lanzamiento el 30 de mayo, aunque se lo vio sin máscara (como a otros) en el control de lanzamiento del Centro Espacial Kennedy.

Musk y Bridenstine.

Si el CEO de SpaceX tiene o no de COVID-19 no es una certeza aún, aunque parece lo más probable según lo dado a conocer por el propio contagiado.

«Me hicieron la prueba cuatro veces hoy. Dos pruebas resultaron negativas y dos positivas. La misma máquina, el mismo test, la misma enfermera. Prueba rápida de antígeno de BD», escribió Musk, quien además agregó que esa contradicción entre pruebas le resultaba algo «extremadamente malo».

Pero ninguna prueba de diagnóstico, especialmente ninguna prueba rápida, es perfecta. Cada método de prueba para cada infección producirá una cierta cantidad de detecciones de falsos positivos y falsos negativos: una cierta cantidad de pruebas positivas cuando no hay infección y resultados negativos cuando hay infección.

Para la prueba específica que utilizó Musk, los falsos positivos son más probables cuando las tasas de infección por COVID-19 son bajas y los falsos negativos son más probables cuando las tasas de enfermedad son altas, según los materiales sobre la prueba publicados por la Administración de Alimentos y Medicamentos. Ese documento también señala que la prueba es menos confiable para detectar infecciones cuando se toma una muestra más de cinco días después de la enfermedad.

En tuits separados, Musk escribió que había tenido «resfrío, tos y fiebre leve en los últimos días», y ningún síntoma más allá de los típicos de una gripe, por lo que no está claro qué tan avanzada estaba la infección cuando se le practicaron las pruebas. En general, las personas comienzan a mostrar síntomas aproximadamente cinco días después de la exposición y pueden contagiar durante uno o dos días antes de mostrar los síntomas.

El magnate también escribió que está recibiendo pruebas de diagnóstico por PCR, pero aún no tiene esos resultados. Aunque una prueba de reacción en cadena de la polimerasa suele ser más precisa, seguirá produciendo falsos negativos y, más raramente, falsos positivos.

En el momento de esta publicación, SpaceX aún no ha respondido a una solicitud de comentarios sobre la ubicación actual de Musk, las medidas de seguridad existentes y cualquier impacto potencial en el lanzamiento de este sábado —el cual podrán seguir en vivo desde Mystery Planet—.

Fuente: SpaceX. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario