La fecha de la Crucifixión de Jesús de Nazaret ha sido objeto de debate durante muchos años, pero los investigadores no han llegado a un acuerdo ni en el año ni en el día. En un nuevo estudio, investigadores alemanes han examinado el capítulo 27 del Evangelio de San Mateo en el Nuevo Testamento que describe cómo un terremoto se sintió en Jerusalén el día de la crucifixión. Los científicos han buscado pistas en el sedimento del Mar Muerto para determinar si efectivamente la tierra se movió violentamente en la zona hace unos 2.000 años, a principios del primer siglo de nuestra era. Los datos geológicos, unidos a otros históricos y astronómicos, apuntan a una fecha como la más propicia para haber sido el día del martirio: el viernes 3 de abril del año 33 d.C.

Según describe la revista especializada International Geology Review, para analizar la actividad sísmica en la región, los geólogos Jeffeson Williams, del Supersonic Geophysical, y sus colegas Markus Schwab y Achim Brauer del Centro de Investigación alemán de Geociencias estudiaron el subsuelo de la playa de Ein Gedi, en la orilla oeste del Mar Muerto, donde encontraron sedimentos deformes que revelan que en el pasado al menos dos grandes terremotos afectaron a sus distintas capas: un movimiento telúrico ocurrido el 31 a.C. y otro producido en algún momento entre el 26 y el 36 d.C.

«Un tipo de alegoría»

Los posibles candidatos incluyen el terremoto del que habla el Evangelio de San Mateo, un fenómeno que ocurrió en algún momento antes o después de la crucifixión y que en efecto fue recogido por el autor de este episodio bíblico, y un seísmo local entre los años 26 y 36 de nuestra era que tuvo la suficiente potencia cómo para deformar los sedimentos en Ein Gedi, pero no tanta como para producir un registro histórico fuera de la Biblia. Los científicos reconocen que, si esta última posibilidad fuera cierta, significaría que las palabras de Mateo sobre el terremoto no son más que «un tipo de alegoría».

Teniendo en cuenta estos datos geológicos y otros que abarcan el calendario judío y sucesos astronómicos e históricos, como que los evangelios están de acuerdo en que la crucifixión se produjo cuando Poncio Pilatos era procurador de Judea entre el 26 y el 36 d.C., resulta que el viernes 3 de abril del año 33 d.C. parece ser la mejor opción para los investigadores.

Williams estudiará ahora otro acontecimiento natural asociado con la crucifixión de Jesús, la oscuridad, que pudo haber sido provocada por una tormenta de polvo.

6 comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 6 comentarios
Comentarios
May 31, 2012
10:38
#1 HORACIO:

– me desconcierta que quieren saber el dia exacto…y si hubo una tormenta de polvo ese dia.¿¿?? cuando todavia no se ponen de acuerdo si fue crusificado en una cruz o en un madero recto.!!! que pasa con los cientificos vienen embolados.??? salutaciones

Reply to this commentResponder

May 31, 2012
15:00
#2 xxpabloxx:

Otra cosa, ¿qué le interesa tanto a la ciencia demostrar la existencia o inexistencia de DIOS?, dediquencen a la ciencia y dejen a la religión en paz.
A los fundamentalistas de la religión, que les importa la ciencia, si su área de trabajo es lo espiritual, el alma, etc.
A DIOS lo que es de DIOS.
A la ciencia lo que es de la ciencia.

Reply to this commentResponder

Jun 5, 2012
17:59
#3 Abimael:

Ni los que se creen de mente abierta creeran esta: hubo un grupo de extraterrestres interesados en los servicios de Jesús que lo apoyaron para hacer más trascendente e imactante su labor en esta tierra. Ellos prepararon a Jesús con una radiación para que su cerebro no muriera del todo tras la crucifixión. Fue así como pudieron re-animarlo antes de llevarselo a su planeta. El terremoto fue causado por un ovni en una cueva. Hay muchos datos más por el estilo. Mi fuente? Grupo Elron.

Reply to this commentResponder

Jun 18, 2012
12:51
#4 imatholla:

Por que no:)

Reply to this commentResponder

Abr 2, 2013
13:06
#5 Abimael:

Jesús tenía seguidores de otro planeta, quienes lo asistieron en algunos momentos. Decidieron trabajar juntos con la finalidad de hacer verdaderamente trascendente el mensaje. Prepararon con anterioridad el cerebro de Jesús para que éste no se descompusiera rápidamente tras la crucifixión y fue así como pudieron reanimarlo después. La radiación usada en ese proceso marcó la imagen del sudario. El ovni, desde una caverna fue responsable del terremoto al momento de la crucifixión. Todo fue parte de un montaje que tenía la sana intensión de hacer el hecho memorable. Desafortunadamente les salió tan bien que ahora solo recordamos los milagros, la resurrección, la imagen del sudario, el crucifijo y el terremoto… pero ¿dónde quedó el mensaje de amor y espiritualidad del maestro? Grupo Elron para más información.

Reply to this commentResponder

Ago 24, 2018
9:47
#6 roberto:

@Abimael: todo bien con tu relato ,,,, el tema es que no se puede demostrar una sola palabra de lo que tu dices

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario