La Llanura de las Jarras es un grupo de sitios histórico culturales en Laos. Se trata de un área que contiene miles de jarras, que están esparcidas por el suelo en la llanura de Xieng Khouang. Los arqueólogos creen que estas jarras fueron creadas hace 1500 o 2000 años por los antiguos moradores de la región, cuya cultura y forma de vida nos es totalmente desconocida. Asimismo, hasta ahora era un misterio el uso original de las vasijas… hasta ahora.

Hay más de 400 localizaciones a lo largo de toda la llanura de las jarras que se centran en el área de Xieng Khouang.

Hay más de 400 localizaciones a lo largo de toda la llanura de las jarras que se centran en el área de Xieng Khouang.

Excavaciones recientes en la llanura han finalmente proveído la respuesta sobre el posible objetivo de las enigmáticas jarras, que llegan a pesar de 1 a 6 toneladas y medir de 1 a 3 metros de altura. Los investigadores hallaron restos humanos de 2.500 años de antigüedad enterrados cerca de uno de los grupos de jarras de piedra.

Los fosos excavados estaban en su mayoría llenos de huesos cubiertos con grandes bloques de piedra caliza y, en otros casos, los restos se hallaban dentro de vasijas de cerámica.

Los restos humanos hallados por el equipo de la Universidad Nacional de Australia en uno de los fosos excavados.

Los restos humanos hallados por el equipo de la Universidad Nacional de Australia en uno de los fosos excavados.

El Dr. Dougald O’Reilly, arqueólogo de la Universidad Nacional de Australia y director del proyecto, dijo que lo encontrado indica que las jarras eran usadas para descomponer los cuerpos antes que los huesos fueran retirados y enterrados. «Es claro que son objetos funerarios y sirvieron para disponer de los difuntos, en ellas se descomponían los cuerpos y, luego que la carne era removida, los restos eran posiblemente enterrados en los alrededores de las jarras», explicó.

Entre la leyenda y la teoría

Las leyendas locales afirman que hace mucho tiempo una raza de gigantes habitaba en esta zona. Su rey, llamado Khun Cheung, fue un gran guerrero, y tras una ardua pelea consiguió ganar una importante batalla. Los laosianos dicen que el rey mandó crear las jarras para guardar grandes cantidades de lao lao, el licor de arroz consumido en Laos, y así convidar a sus vasallos y celebrar la victoria.

Otra explicación de las jarras es que eran utilizadas para recolectar el agua de las lluvias de los monzones para que los viajeros de las caravanas pudieran beber si viajaban en un periodo fuera de la temporada de lluvias sin tener que alejarse mucho del camino para encontrar el agua.

Otra explicación de las jarras es que eran utilizadas para recolectar el agua de las lluvias de los monzones para que los viajeros de las caravanas pudieran beber si viajaban en un periodo fuera de la temporada de lluvias sin tener que alejarse mucho del camino para encontrar el agua.

Sin embargo, la realidad es que nadie sabe cual fue el uso de las vasijas. La primera europea en estudiarlas fue una arqueóloga francesa llamada Madeleine Colani que las visitó en 1930. Hizo una serie de excavaciones y encontró una cueva cercana con huesos humanos, algunos de ellos quemados y ceniza. Así surgió la teoría que las jarras se relacionaban de alguna forma enterramiento ritual, algo que hoy, gracias al nuevo trabajo arqueológico, está siendo confirmado como hecho.

«Este es el primer esfuerzo mayor desde los 1930s para intentar entender el propósito de las jarras y quiénes las crearon», sentenció O’Reilly.

Sitio peligroso

La llanura de las jarras es hoy en día uno de los lugares arqueológicos más peligrosos del mundo. Las bombas sin explotar causan muertes cada semana debido al bombardeo masivo estadounidense durante la guerra de Vietnam. Los visitantes pueden visitar con seguridad las zonas 1,2 y 3 y deben seguir las señales que marcan las bombas que aún están sin explotar en la zona.

Las jarras están dispuestas en racimo. El mayor de ellos está a 15 km. del pueblo de Phonsovan, conocido como la Zona 1. Cubre un área de 25 hectáreas y en ella hay 334 jarras de distintos tamaños.

Las jarras están dispuestas en racimo. El mayor de ellos está a 15 km. del pueblo de Phonsovan, conocido como la Zona 1. Cubre un área de 25 hectáreas y en ella hay 334 jarras de distintos tamaños.

Arqueológicamente hablando el área tiene una mezcla de artefactos originales, artefactos de eras intermedias como estatuas budistas u objetos coloniales, y una gran cantidad de basura metálica dejada por la metralla de las bombas.

3 comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 3 comentarios
Comentarios
Abr 5, 2016
2:35
#1 armando:

impresionante !!!…primera vez que leo sobre estas jarras q se encuentran en Laos..grasias por compartir …espero que publiquen mas sobre estr tema..

Reply to this commentResponder

Ago 29, 2016
3:52
#2 David Velasco:

A veces la cegera del concimiento es tan grande que no permite ver lo mas simple que hay ante las narices.
Desde el comienzo de los tiempos se ha practicado la maceración con los alimentos, metiéndolos en grandes vasijas de piedra o cerámica, con agua y condimentos, para una vez macerado, extraido del recipiente y consumido. Desde carnes animales, verduras, aceitunas,….. hasta el vino o la cerveza. Evidentemente a lo mismo que con los huesos de aceitunas, tras la maceración, se extrae el alimento y estos, como en cualquier “industria”, echados estos a un lado. Habría que hacer un análisis del interior de la capa de piedra de esos recipientes, a ver con qué sabor o ingredientes gustaban esos “gigantes” de deleitarse.

Reply to this commentResponder

Ago 29, 2016
3:53
#3 David Velasco:

A una maceración los arqueólogos lo llaman ahora “rito funerario”, cuando debería llamarse, “Delicatensen El Gigante Pepe”.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario