Investigadores que exploran el océano Índico han descubierto los restos de un volcán submarino colapsado con un extraño parecido al «Ojo de Sauron» de la famosa saga El Señor de los Anillos, así como otras dos estructuras del lecho marino con nombres de lugares en la Tierra Media de Tolkien.

Ojo de Sauron. Volcán submarino.

El ojo es en realidad una depresión de forma ovalada que mide 3,9 millas (6,2 kilómetros) de largo por 3 millas (4,8 km) de ancho. Llamado caldera, este agujero gigante es un residuo del antiguo colapso de un volcán de aguas profundas.

La caldera está rodeada por un borde de 300 metros de altura, que da la impresión de párpados, y un pico en forma de cono igualmente alto en el centro, que parece una pupila. La estructura inusual se encuentra a 280 km (174 millas) al sureste de la Isla de Navidad, un territorio externo australiano frente a la parte continental, a una profundidad de 3100 m (10.170 pies).

Un equipo de investigadores descubrió la estructura a bordo del buque de investigación oceánica Investigator, propiedad de la Organización de Investigación Científica e Industrial de la Commonwealth (CSIRO), en el duodécimo día de una expedición a los territorios del océano Índico de Australia. Los investigadores utilizaron un sonar multihaz para crear mapas en 3D de la caldera y el fondo marino circundante.

Un mapa que muestra las ubicaciones de las tres características con nombres de lugares en Mordor. Crédito: CSIRO/MNF, GSM.

Como otras calderas, ésta se formó cuando colapsó el pico del volcán original, según los investigadores.

«El magma fundido en la base del volcán se desplaza hacia arriba, dejando cámaras vacías [abajo]», escribió el científico jefe Tim O’Hara, curador principal de los Museos Victoria en Australia. «La fina y sólida corteza en la superficie de la cúpula luego colapsa, creando una gran estructura similar a un cráter».

El área que rodea el cráter volcánico también alberga otras dos estructuras notables.

«Nuestro “ojo” volcánico no estaba solo», precisó. «Un mapeo adicional hacia el sur reveló una montaña marina más pequeña cubierta de numerosos conos volcánicos, y más al sur había una montaña submarina más grande de cima plana».

Continuando con la conexión con la fantástica epopeya de J.R.R. Tolkien, los investigadores nombraron la montaña cubierta de conos Barad-dûr, en honor a la fortaleza principal de Sauron, y la montaña submarina Ered Lithui, en honor a las Montañas Ash, que se encuentran junto al Ojo de Sauron en el maligno reino de Mordor.

Un mapa en 3D de la caldera conocida como el «Ojo de Sauron». Crédito: CSIRO/MNF, GSM.

«El monte submarino Ered Lithui es parte de un grupo de montes submarinos que se cree que datan de hace unos 100 millones de años», escribió O’Hara. «Estuvo una vez sobre la superficie del agua, lo que le dio su cima plana, y se ha hundido gradualmente a alrededor de 1,6 millas (2,6 km) por debajo del nivel del mar».

Durante millones de años, la arena y los detritos que se hunden —material particulado, incluido el plancton, los excrementos y otras materias orgánicas— han cubierto el monte submarino con una gruesa capa de sedimento de unos 100 m (328 pies) de profundidad. Sin embargo, la caldera permanece relativamente descubierta, lo que sugiere que puede ser significativamente más joven.

Ojo de Sauron en la película El Señor de los Anillos.

«Esta velocidad de sedimentación debería haber sofocado y ocultado parcialmente la caldera», comentó O’Hara. «También parece sorprendentemente intacta para una estructura que debería tener 100 millones de años».

Esta frescura sugiere que el volcán se creó y posteriormente se derrumbó, después de que el monte submarino comenzó a hundirse en el océano.

«Es posible que los volcanes hayan seguido brotando mucho después de la fundación original. Nuestra Tierra nunca está quieta», concluyó el científico.

Fuente: Live Science. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario