El módulo Vikram de la misión india Chandrayaan-2 yace en la superficie lunar intacto y en posición inclinada, tras un alunizaje forzoso sin contacto con el control de misión en la Tierra.

Vikram, en cuyo interior se halla el rover Pragyan, desapareció durante su descenso final, cuando estaba a solo 2,1 kilómetros sobre la superficie lunar, en las primeras horas del 7 de septiembre.

«El módulo de alunizaje está allí como una sola pieza, no roto en pedazos. Está en una posición inclinada», afirmó un funcionario de ISRO —la agencia espacial india— asociado con la misión, citado por The Press Trust of India.

Aunque el módulo de aterrizaje golpeó la superficie con fuerza mientras aterrizaba se quedó muy cerca del sitio programado según las imágenes enviadas por la cámara a bordo del orbitador de la misión. «Estamos haciendo todo lo posible para ver si la comunicación se puede restablecer con el módulo de aterrizaje», dijo el funcionario.

Chandrayaan-2 comprende un orbitador, módulo de aterrizaje (Vikram) y vehículo explorador (Pragyan). La vida de la misión del módulo de aterrizaje y el rover es de un día lunar, que equivale a 14 días terrestres.

El presidente de ISRO, K Sivan, dijo el 7 de setpiembre que la agencia espacial trataría de restablecer el enlace con el módulo de aterrizaje durante 14 días, y reiteró la decisión el 8 de septiembre después de que la cámara del orbitador lo vio en la superficie lunar.

Un funcionario de ISRO dijo que las posibilidades de restablecer el enlace con el módulo de aterrizaje eran sombrías, ya que la funcionalidad de su sistema era un requisito previo para lograrlo.

«A menos que todo esté intacto (en el módulo de aterrizaje), es muy difícil (restablecer el contacto). Las posibilidades son menores. Solo si tuvo un aterrizaje suave y si todos los sistemas funcionaron, entonces solo se puede restaurar la comunicación. Las cosas son sombrías a partir de ahora».

El contacto con Vikram se perdió cuando estaba a solo 2,1 kilómetros sobre la superficie lunar.

Un aspecto vital es el posicionamiento de las antenas y éstas deben apuntar hacia la estación terrestre o el orbitador, dijo otro funcionario. «Tal operación es extremadamente difícil», dijo, y agregó que «tendremos que mantener nuestros dedos cruzados».

La misma fuente dijo, sin embargo, que la potencia de generación del módulo de aterrizaje no era un problema, ya que tenía paneles solares a su alrededor y también abarca baterías internas que no se usan mucho.

Fuente: ISRO/The Press Trust of India. Edición: EP.

Sin comentarios
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario