Los resultados del escaneado preliminar del radar muestran la existencia de «espacios vacíos» en las paredes norte y oeste de la tumba de Tuntankamón, pero la teoría de Nicholas Reeves necesitará nuevos análisis que se efectuarán a finales de este mes. Así lo ha anunciado este jueves el ministro de Antigüedades egipcio, Mamduh el Damati, en una concurrida rueda de prensa en El Cairo (ver video).

nefertiti-tomb1

«Después de analizar en Japón los resultados preliminares del escaneado del radar, podemos decir que tenemos espacios vacíos, no totalmente vacíos pues incluyen materiales orgánicos y metálicos. Tenemos algo detrás de la cámara funeraria de Tuntankamón. ¿Qué es? Tenemos que esperar», ha declarado El Damati ante las insistentes preguntas de los periodistas.

El enterramiento del faraón niño será sometido a nuevas pruebas con un radar «digital y mejorado» el próximo 31 de marzo que, según el ministro, aportará datos sobre la amplitud de esas oquedades detectadas en la tumba. «Espero poder decir entonces que estoy seguro al cien por cien de que hay cámaras detrás de las paredes de la cámara funeraria», ha agregado El Damati.

La termografía por infrarrojos firmada el pasado noviembre por el japonés Hirokatsu Watanabe ha localizado las diferencias de temperatura y sugiere «fuertemente la existencia de dos habitaciones detrás de los muros norte y oeste» pero no proporciona información precisa sobre la composición de lo que ocultan las paredes.

«El radar no nos ha dado las dimensiones de los espacios vacíos. Lo que tendremos que hacer a final de este mes es usar otro radar digital y mejorado que buscará las dimensiones», ha detallado el ministro, que se ha negado repetidamente a llamar «cámaras» a esos «espacios vacíos». Sin embargo, ha zanjado una y otra vez «que hay algo detrás».

Detalle del hallazgo presentado en la conferencia que tuvo lugar este jueves.

Detalle del hallazgo presentado en la conferencia que tuvo lugar este jueves.

Asimismo, ha rehusado concretar que significa el hallazgo de materiales orgánicos y metálicos. «El escaneado no nos dice más», ha lamentado. Esos retos podrían indicar «la existencia de elementos arqueológicos que son difíciles de cuantificar en estos momentos. Las nuevas pruebas —ha vaticinado— nos permitirán saber cuales son los próximos pasos” aunque ha reiterado que no tomarán ninguna decisión sin tener certeza absoluta».

Así, solo cuando se confirme el hallazgo, se abordará el modo y el momento en el que equipo accederá a las estancias. «Puedo decir que hay más del 90% de probabilidades de que las cámaras estén allí pero jamás daremos el próximo paso sin estar cien por cien seguros».

Esta imagen muestra el resultado del escaneo por medio de ondas electromagnéticas de una de las presuntas cámaras.

Esta imagen muestra el resultado del escaneo por medio de ondas electromagnéticas de una de las presuntas cámaras.

«Tenemos —ha agregado— nueva información que nos ha proporcionado unos buenos resultados pero necesitamos más apoyo para continuar el trabajo. Por esa razón el comité permanente ha aprobado un equipo mayor formado por miembros del ministerio de Antigüedades, la Universidad de Arizona y la facultad de ingeniería de la Universidad de El Cairo. Con el nuevo radar no tendremos que esperar. Los resultados serán inmediatos», ha precisado El Damati.

Sin comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario