El nuevo acelerador de partículas tendrá una circunferencia de 100 kilómetros y será cuatro veces más grande y seis veces más poderoso que el actual LHC (Large Hadron Collider). Su costo total, 21.000 millones de euros.

Llamado FCC (Future Circle Collider), esta nueva «máquina de Dios» permitirá a los científicos estudiar el bosón de Higgs en mayor detalle, como así también obtener nuevos datos sobre la materia oscura.

«Fue un día histórico para la física de partículas alrededor del mundo», dijo Fabiola Giannotti, directora del consejo del CERN que recientemente dio luz verde al proyecto.

El FCC se intersecará con el LHC, expandiéndose bajo Suiza y Francia. Pero antes que comience su construcción, se llevará a cabo un sondeo geológico en Ginebra y la ruta propuesta de los túneles, sobre todo para descartar la posibilidad de ríos subterráneos que obliguen a desviarse del plan original.

No solo la nueva máquina será más grande, sino que también estará equipada con magnetos el doble de fuertes que permitirán colisiones más poderosas.

Este proyecto masivo no tiene una aprobación universal y unánime por parte de la comunidad científica, con algunos diciendo que es un «despilfarro de dinero» y que «podría ser gastado en otras cosas», por ejemplo, en un radiotelescopio en la Luna o un detector de ondas gravitacionales en el espacio, o en financiar otros proyectos de investigación.

No obstante, a pesar de la aprobación por parte del CERN, la construcción del nuevo colisionador aún necesita asegurar los fondos provenientes de los miembros de la Unión Europea, el Reino Unido y otras agencias. Y, de obtenerlo, recién estaría listo en 2040, ya que su construcción subterránea llevará una década, mismo periodo de tiempo que tomará desarrollar algunas de las tecnologías que aún no existen como tales para el choque de partículas a los niveles propuestos.

La ciencia producida en el FCC llevará a la física de partículas a un territorio inexplorado por la humanidad.

Se espera que la decisión de los 22 miembros de la Unión Europea sea tomada en los próximos años, debutando con la puesta en marcha de un colisionador de electrones-positrones con un costo estimado de 8.100 millones de euros. Luego, la segunda fase incluirá una máquina superconductora de protones en el mismo túnel, llevando el costo total a 21.000 millones de euros.

Mientras que la primera máquina será iniciada en la década de los 2040s, la segunda comenzará a colisionar partículas en algún momento de los 2050s.

«La meta última del FCC es proveer un anillo acelerador de protones superconductor, con una energía de hasta 100 TeV (tera-electrovolteos), es decir, una orden de magnitud más poderosa que la del LHC», explicó Frédérick Bordry del CERN. «Expandir nuestra comprensión de las leyes físicas de la naturaleza requiere empujar la frontera energética mucho más allá, algo que esperamos lograr este siglo».

Fuente: Daily Mail. Edición: MP.

2 comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
Jun 21, 2020
21:08
#1 HORACIO:

cuanto despilfarro de guita…la van a usar para hacerse una enema..! estos nos van a volar en pedazos……

Reply to this commentResponder

Jun 22, 2020
22:12
#2 Graciela:

Tanto despilfarro de dinero y hay tantas cosas que ayudarían nuestro mundo. Incomprensible

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario