Otras fuentes

Por su parte, Julio Africano vuelve a referirse a los dioses, los semidioses, héroes y “espíritus”. Detalla que después del Diluvio, la primera casa real egipcia tuvo 8 reyes, el primero de los cuales fue Menes de Tis, que reinó durante 62 años. Fue arrollado por un hipopótamo (Eusebio precisa que era un dios en forma de hipopótamo) y pereció.

Otros escritos antiguos recogen fragmentos procedentes de Manetón, como las selecciones latinas de Bárbaro, un autor que se cree que dependió de Julio Africano, y que podría identificarse con el Monje Aniano. Presenta pequeñas diferencias cronológicas habituales, pero igualmente se explaya en desarrollar largas genealogías de dinastías divinas y semidivinas.

Y otro fragmento del sacerdote egipcio de Heliópolis se recoge en la Crónica de Malalas, en torno al 500 d. C., en el que se explica que “el primer Rey de Egipto pertenecía a la tribu de Cam, el hijo de Noé, llamado también Naracó, pero anteriormente a éste, existieron otros antiguos reinos de Egipto, ya señalados por el sapientísimo Manetón”.

Huevo de avestruz, tumba 96, cementerio 102, Nubia. Dibujos del Nilo y las 3 pirámides de Gizeh. Restos de tumba: cultura de Naqada 1º , alrededor de 7.000 años atrás…

No podemos olvidar tampoco el importante testimonio de Diodoro de Sicilia, un famoso historiador griego del siglo I a. C., que empleó 30 años en escribir una Historia Universal, para lo cual visitó todos los lugares y monumentos que mencionó. En Egipto fue ilustrado por los sacerdotes y eruditos egipcios de aquella época, y no dudó en escribir que los primeros monarcas del país del Nilo reinaban desde hacía 23.000 años. Otra vez asomaban dioses y semidioses en la cronología de Egipto, en un tiempo en el que todavía no reinaban los seres humanos.

Pero además de estos valiosos escritos, existen otras fuentes, como por ejemplo las que recoge en su libro “En busca de la Edad de Oro” el investigador Javier Sierra, de la mano de Robert Bauval: “Robert Bauval me remitió a otros documentos egipcios mucho más antiguos que los escritos de Manetón, para ayudarme a centrar el problema. Esos documentos son los ya célebres Textos de las Pirámides, hallados en monumentos de ese tipo de la V y VI dinastías, o en los menos conocidos Textos de la Construcción*, esculpidos a lo largo de los muros de los templos de Edfu y Dendera. En ellos, según Bauval, se encierra la pieza clave para entender quiénes fueron los verdaderos fundadores de Egipto”.

Por último, también tenemos procedente de las tierras hebreas La Biblia o Sagradas Escrituras como documento histórico en apoyo de la longevidad primitiva, sobre todo en la época antediluviana. En su primer libro, Génesis, se revela por ejemplo que Noé vivió 950 años. Enós vivió 905 años. Cainán vivió 910 años. Mahalaleel vivió 895 años, y así un largo etcétera.

*Textos de la Construcción: En el Templo de Edfu están grabados los Textos de la Construcción. En éstos se habla de unos constructores conocidos con el nombre de los Siete Sabios, procedentes de una isla arrasada por las aguas. Estos sabios fundaron una hermandad secreta (Shemsu-Hor), con el objetivo de preservar, generación tras generación, algunos de los conocimientos matemáticos y astronómicos más relevantes.

¿Años convertidos en Meses?

Algunos autores ortodoxos han intentado explicar por qué los historiadores egipcios y los documentos encontrados hablaban de unos reyes antiguos tan longevos y de la existencia de unos seres considerados como dioses y semidioses. Según esta visión, los años en realidad serían meses, y todo lo referido a los dioses debía considerarse como simple mitología. Esa sería la única manera en la que podría explicarse el enigma de las cronologías imposibles. Pero surgen entonces varios interrogantes:

1.- Si todos los historiadores y documentos antiguos, (piedras, estelas, papiros, etc…) a partir de la primera dinastía oficial de Menes, y siguiendo con las dinastías del Imperio Antiguo, Imperio Medio e Imperio Nuevo, contabilizan siempre los años como años y nunca como meses, ¿Por qué hay que considerar que los años se convierten en meses desde Menes hacia atrás en el tiempo?

2.- Dado el dominio magistral de las ciencias y los avanzados conocimientos celestes y astronómicos (en la antigüedad astronomía y astrología eran lo mismo) que tenían los egipcios, ¿cómo podrían confundir, o interpretar, un ciclo anual celeste con todas sus características, estaciones del año, paso de las constelaciones, solsticios, etc…, con un ciclo mensual? Para cualquier astrólogo y astrónomo de hoy en día, esa explicación sería un disparate absolutamente espectacular. Se nos hace del todo imposible imaginar que los eruditos de Egipto pudiesen cometer semejante equivocación, antes al contrario, acusar de tal proceder viene a ser poco menos que un insulto para los conocimientos de los moradores de las riberas del río Nilo. La conclusión, evidente, es que un ciclo astronómico anual para los egipcios siempre fue de 1 año natural y nunca de 1 mes. El mismo cómputo del tiempo sirvió para medir los reinados de los faraones humanos y el de los Reyes Dioses. Precisamente el movimiento y la vida de la bóveda celeste constituían para los egipcios la base de su religión, a la que confiaban sus almas, y respetar dichos ciclos cronológicos y celestes era algo absolutamente sagrado e imprescindible.

3.- La Historia y Ciencia oficiales han intentado interpretar los años como meses porque no les cuadran las cuentas. Se han inventado un cómputo de tiempo hecho a nuestra medida, a la de los seres humanos en la actualidad. Pero la contabilidad cronológica egipcia o babilónica iba por otro camino. Hemos visto ya, por ejemplo cuando hemos citado el Papiro de Turín, que los reinados de los Reyes se medía minuciosamente en años, meses y hasta en días. Luego entonces no hay justificación ninguna como para poder interpretar o confundir los años con los meses, ni los meses con los días.

¿Quiénes eran Los Akhu?

Brazalete egipcio decorado con diosas aladas.

Algunas de las familias de Semidioses que reinaron en Egipto son denominadas “Akhu” o Espíritus. Akhu deriva de la raíz Akh, que significa luz, fulgor o brillo. Se puede traducir como espíritu transformado, espíritu luminoso, ser desarrollado o evolucionado, ser transfigurado, ser sobrenatural, etc… El Akhu tenía la cualidad de que podía dar a su ser cualquier forma que deseara. Un ser o espíritu se transfiguraba para intervenir en el mundo físico de la Tierra.

Era un concepto positivo, porque a través de la transfiguración de Akhu se interpretaba que algunos difuntos habían logrado una posición más importante que la que tuvieron en vida, o a veces incluso regresaban al plano físico para “ajustar cuentas pendientes”. El Akhu se representaba como “un pájaro”, pero ante las personas se aparecía como si fuera un fantasma. Eran seres que podían intervenir tanto en el plano físico como en el plano invisible.

Que los Akhu reinaran en el Remoto Egipto, nos confirma la misma idea de que los dioses, y sus posteriores descendientes, como los Akhu, provenían en realidad de los “ángeles caídos” que se habían rebelado en el Cielo.

Cronologías imposibles en todo el mundo

Pero no sólo fueron los egipcios o babilonios, también los persas, hindúes, griegos, etc…, todos los pueblos antiguos tenían tradiciones de la gran longevidad de los primeros habitantes de la Tierra. ¿Todos los registros del mundo tenían los mismos errores de computación del tiempo, referenciando a unos reyes tan longevos? ¿De dónde podrían venir tales tradiciones sino del hecho mismo de que los habitantes de aquella época remota antediluviana vivían ciertamente muy largo tiempo?

¿Todo lo presentado aquí es simplemente la fabulación mitológica de los antiguos? Tal vez. Pero si por el contrario optamos por aceptar la versión de la ciencia oficial actual, entonces tenemos que prepararnos para encontrar una explicación mucho más fantasiosa, a la vez que contradictoria, ya que por ejemplo ha datado que existieron seres humanos hace varios millones de años, y que por ejemplo, se asegura que el eslabón intermedio en la supuesta cadena evolutiva entre el mono y el ser humano es el “australopithecus”, pero nunca jamás se ha encontrado ningún resto de dicho ser.

Cada uno tendrá su propia opinión sobre todo este tema. Yo particularmente, prefiero a los historiadores antiguos, las fuentes ancestrales, y los documentos remotos, al fin y al cabo, “pruebas materiales”; unas referencias muy importantes con las que tenemos que contar, conservar preciadamente en nuestros museos, y que no debemos perder de vista. Y sobre todo, me quedo con lo que también, y complementariamente, nos relata La Biblia. Pero las teorías hipotéticas de Darwin, y las interpretaciones singulares que hace la ciencia actual en el terreno de la Antropología y de la Protohistoria, a mi juicio, no cuadran, y no me merecen ninguna confianza.

Por Fran García

12 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 12 comentarios
Comentarios
Ago 7, 2014
2:22
#1 María Clara:

Hola! me encantó el artíticulo, es refrescante leer cosas tan interesantes y que desafían a la ciencia actual, que se burla muchas veces de las grandes civilizaciones. Quisiera saber más sobre el autor y otros de sus escritos por favor, gracias!

Reply to this commentResponder

Oct 17, 2014
22:04

Bueno y cuales son esas fuentes poco ortodoxas?

Reply to this commentResponder

Oct 21, 2014
15:51
#3 oscar:

muy buen articulo … me encanto felicidades y déjame links de tus artículos anteriores y futuros saludos y abrazos

Reply to this commentResponder

Dic 31, 2014
8:17
#4 Perpito pérez:

Bien. La historia empieza con el testimonio de la escritura. Vale el testimonio romano, el egipcio, etc…Pero el sumerio no vale. Pues quememos toda la historia(salvo la Biblia, hay muchos intereses) y científica y razonablemente hagámosla a nuestro deseo. Como los sumerios estaban locos, despreciemos lo que nos dicen. En cambio los romanos que especificaban como delito llevarse, por la noche y mediante conjuros la mies del vecino (cosa que figura en su código penal) , qué coherentes y lógicos eran!. Cada vez me repugna escribir algo aquí. Gracias

Reply to this commentResponder

Feb 26, 2015
20:22
#5 Raul Alvarez:

Articulos verdaderamente interesantes y apasionantes, me gustaria poder leer otros. Gracias.

Reply to this commentResponder

Jul 24, 2016
16:01
#6 Joel Pardo R:

Concuerdo plenamente con esta linea interpretativa… Salvo una pequeña precisión… Respaldada en la teoria de la civilización Pre-Adamica… Los reyes dioses y semidioses serian antes de la rebelión de Luzbel, quien despues de su derrota en la guerra de los Cielos, uno de sus muchos castigos fue quedar,el y sus seguidores, limitados a ser solo espíritus, no pudiendo personificarse físicamente… Solo pueden interactuar en el mundo físico introduciendose en un ser vivo fisico, en el caso humano, si este se lo permite… Hay un libro llamado..”Antes del Principio” que ayuda a entender esto… Atte.

Reply to this commentResponder

Jul 24, 2016
22:35
#7 Angel:

No olviden el enigma de la Piedra de Dashka, a partir de la cual, conforme análisis hechos por cartógrafos de la Universidad de Wisconsin (USA) sería mudo testigo de obras de ingeniería hidráulica que datarían de hace 120 millones de años, datación derivada de aquella hecha sobre conchas fosilziadas adheridas a la losa bajo estudio.

Esa losa y muchas otras (totalizando unas 200) quizá constituirían un mapa a escala de todo el planeta, habrían sido citadas en las crónicas de una expedición siglos anterior a los estudios del profesor Alexandre Chubyrov.

Actualmente, se procura localizar similares losas (compañeras de la conocida “Piedra de Dashka”), que podrían estar en la región. Es muy difícil que una losa de media tonelada de peso, sea usada con fines diversos. Tal vez están sirviendo como relleno en algún terreno baldío, o formando parte de una construcción.

Reply to this commentResponder

Jul 24, 2016
23:03
#8 Angel:

“Piedra de Dashka”

https://www.youtube.com/watch?v=47RW5ehXbiI

Reply to this commentResponder

Nov 20, 2016
16:41
#9 Julio:

Lovecraft tenia razón…

Reply to this commentResponder

Nov 21, 2016
22:52
#10 Alex Rojas:

Excelente artículo, increible la cantidad de información acerca de este tema y aun así tengamos la incredulidad de permanecer como raza humana con esta venda en los ojos no entiendo que nos han hecho para preferir vivir engañados y no aceptar nuestra verdadera histora nuestro, verdadero proceder realmente no entiendo.
Gracias por tu tiempo y dedicacion en buscar, rebuscar, analizar y exponer este tema.

Reply to this commentResponder

Abr 1, 2018
21:24
#11 santo mitchel wattley:

Es lo mejor que he leído en años, pero se sabrá mas y el mundo y la ciencia sabrán que todo concuerda perfectamente con la historia biblica; siempre lo hemos afirmado, existió una civilización pre adámica, pero se trata de ángeles caído que tomaron formas humanas y hasta copularon con animales y parieron monstruos como los grabados que vemos, pero con inteligencia, luego cuando Dios crea al hombre ellos intervienen tomando para si mujeres e infectando el ADN humano, ellos eran la ciencia del bien y del mal que Adán y Eva no debían tocar.Gén. 6.4 nos da mucha luz sobre esa realidad histórica.

Reply to this commentResponder

Abr 2, 2018
2:04
#12 Eugenio Blanco:

Acerca de los AKHU en Egypto, esto puede coincidir con los AKU-AKU de la cultura Polynesia en las Islas de Pascua (Chile) en el libro escrito po Thor. Heyerdall, anos atras y ahi tambien hablan de hombres altos, blancos, pelirrojos, con barbas y tambien hombres pajaros que existieron alli antes de la llegada de los europeos ingleses y espanoles..

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario