Como hemos visto en un video de nuestro canal, al parecer Jack Kirby, uno de los autores más influyentes de la historia del cómic —y quien junto a Stan Lee creó durante los años sesenta gran parte de los personajes más importantes de Marvel—, podría haber tenido acceso a información privilegiada en cuanto a civilizaciones antiguas y su conexión con razas venidas desde las estrellas…

Los Eternos.

En el caso que trataremos aquí, el dibujante parece haberse basado, al menos en cierto nivel, en toda la mitología que envuelve al tema Anunnaki y a los dioses de la antigüedad en general. Estamos hablando de… LOS ETERNOS (1976) —que este año además debutarán en una adaptación a la pantalla grande—.

Pero antes de trazar ciertas líneas de pensamiento, primero veamos la trama principal.

Hueste celestial

Los eternos son una raza ficticia de superhumanos que aparecen en Marvel Comics. Han sido descritos como una rama separada del proceso evolutivo que creó la vida inteligente en la Tierra. Los instigadores originales de este proceso, la raza alienígena de los celestiales, pretendían que los eternos fueran los protectores de la Tierra, lo cual les lleva a la inevitable guerra contra sus homólogos destructivos, los desviantes.

La historia comienza en una excavación arqueológica, en unas ruinas del imperio Inca, con los arqueólogos Ike Harris, Daniel Damián y su hija Margo Damián. Allí encuentran ruinas dedicadas a unos gigantescos visitantes del espacio exterior que vinieron a la Tierra durante el reinado de los incas —con incluso un observatorio y muchas otras maravillas—.

Ike Harris les revela entonces su verdadera naturaleza: él no es humano, sino un eterno, y su verdadero nombre es Ikaris. Les cuenta sobre los extraterrestres —los celestiales— que visitaron la Tierra en la Primera Hueste celestial y experimentando con los primates los dotaron de inteligencia. Esto dio origen no sólo a la humanidad, sino también a los eternos y a los desviantes.

Y aún más, Ikaris buscaba esa cámara para accionar un «faro» que traería a los dioses de regreso a la Tierra. Y, aunque un grupo de desviantes se presenta en el lugar para impedirlo, Ikaris logra accionarlo, y pronto una gigantesca nave espacial llega al lugar.

Así iniciaba el cómic —y pronto seguro también la película—. A continuación pormenorizamos en la relación entre los ficticios eternos y la hipótesis real de los antiguos astronautas (o «alienígenas ancestrales»).

Conexión ancestral

La hipótesis de los antiguos astronautas —también conocida como paleocontacto— sostiene que seres extraterrestres han visitado el planeta Tierra y que han sido responsables, en varios grados, del origen y desarrollo de las culturas humanas, las tecnologías y las religiones. Una variante común de la idea es que la mayoría de las deidades en las religiones, si no todas, son en realidad extraterrestres, y sus tecnologías fueron tomadas como evidencia de su condición divina.

Más detalles, evidencias y ejemplos sobre esta hipótesis pueden ser encontrados en nuestro sitio web AQUÍ. Ejemplos que han sido utilizados, en gran parte, en Los Eternos de Jack Kirby. Tal como se observa y deduce de las viñetas de su saga expuestas a continuación.

CREACIÓN DE LA HUMANIDAD: Al igual que muchos mitos cosmogónicos, se menciona claramente que una raza alienígena (dioses, en plural) fue la responsable por crear a la humanidad a través de la experimentación genética con primates (al dotarlos de inteligencia). Su nombre, los celestiales. El paralelismo con los llamados Anunnaki mesopotámicos es evidente en este último hecho; al igual que aquel con los Elohim bíblicos, que crearon al hombre «a imagen y semejanza».

La creación de la humanidad mediante ingeniería genética en simios es presentada en el cómic.

LOS CARROS DE LOS DIOSES: Y para que no quepa duda sobre el sustento en la hipótesis de los antiguos astronautas, en el tomo #2 se menciona explícitamente que el cómic es «más fantástico» que el libro Chariots of the Gods (1968) del célebre Erich Von Däniken, autor suizo que sostiene que la religión de varias civilizaciones antiguas les fue «revelada» por visitantes extraterrestres, quienes además de haber sido recibidos como «dioses» a su vez les habrían transmitido a aquellas algunos conocimientos tecnológicos.

Chariots of the Gods, de Erich von Däniken, es mencionado en la portada del #2.

DIOSES EN GUERRA Y CONTINENTES PERDIDOS: Los celestiales y los desviantes tienen un conflicto parecido al de los Elohim con los Nefilim (ángeles caídos). Asimismo, en relatos antiguos —como aquellos que encontramos en la rica mitología hindú— se describen grandes batallas entre dioses. Misterios como la destrucción de Mohenjo-Daro (en el actual Pakistán) son atribuidos a una guerra con armamento nuclear en la antigüedad.

En el cómic, los desviantes habían creado un vasto imperio en todo el mundo basado en el continente de Lemuria, donde habían conquistado a la mayoría de las tribus humanas primitivas con sus superiores de tecnología. También estaban a punto de ir a la guerra con los habitantes humanos originales del vecino continente de la Atlántida. Los celestiales luego destruyeron Lemuria y la hundieron bajo el océano, destruyendo por completo el imperio de los desviantes y hundiendo indirectamente la Atlántida, destruyendo ambos continentes y reconfigurando la Tierra

En el cómic, la raza habitante de Lemuria dominó sobre la antigua humanidad.

MÁS TINTES BÍBLICOS: Los dioses celestiales vienen a la Tierra en diversas oleadas. Es interesante ver como una de ellas es la creadora de la humanidad y las demás razas; como otra destruye la creación con bombas que generan un evento parecido al Diluvio Universal; como una tercera instruye a las civilizaciones humanas (dioses instructores), tal vez erigiendo algunas de las maravillas del mundo antiguo; y como una última Hueste viene para juzgar los resultados de su experimento (¿Juicio Final?).

¿Arca de Noé?

INTRATERRENOS: El cómic también se hace eco de un antiguo mito sudamericano. Que en la base de los Andes hay una entrada subterránea, con túneles que conducirán a lugares donde se almacenarían conocimientos de humanidades ya desaparecidas —como la cueva de los Tayos—.

«Debajo del altiplano de los Andes, este lugar secreto…».

LÍNEAS DE NAZCA: Estos famosos geoglifos son mencionados de refilón, cuando en una de las páginas se muestra una planicie en los Andes diciendo que son «marcas dejadas por una raza extinta, que aún son un faro para los visitantes de las estrellas».

Líneas de Nazca.

TRIÁNGULO DE LAS BERMUDAS: Indirectamente, el fenómeno de desaparición de barcos y aviones que se produce en el misterioso Triángulo de la Bermudas es aludido en las viñetas. Sin embargo, se cambia el lugar, no es en el Caribe sino en el sur del océano Pacífico (cerca de la costa sudamericana), donde un avión se encuentra con una extraña energía que surge de las aguas y altera totalmente su entorno. La fuente: un enclave submarino desviante.

GIGANTES: Los celestiales son representados como seres gigantescos, cuyo aspecto recuerda al de ciertas estatuas y figurillas de las culturas meso y sudamericanas. De hecho, en el cómic uno de ellos, Arishem, es el encargado de juzgar si la civilización de un planeta vivirá o morirá. Desciende sobre un pilar en una posición que evoca a los gigantes de Tula de la cultura tolteca.

Celestial.

MENTE ÚNICA: La Unimente es uno de los mayores regalos que le dieron los celestiales a los eternos. Ya que cuando varios miembros de esta raza unen su voluntad e inteligencia, crean un ser de luz, mente y energía pura. Este concepto tiene cierta relación con aquellos que hablan de una consciencia global y la resonancia límbica que nos une como especie y con lo vivo que nos rodea.

Unimente.

Anunnaki en Hollywood

Desde hace tiempo, venimos reclamando el hecho que Hollywood jamás se atrevió a tratar el tema de los Anunnaki. Y aunque hubo un proyecto independiente para hacerlo, 1Anunnaki (e incluso entrevistamos a su director), jamás pudo prosperar.

Hasta ahora…

Luego que Disney adquiriera Marvel en 2009, el conglomerado de entretenimiento más grande del mundo se dedicó a la tarea de exprimir cinematográficamente el material que brindan tantos cómics, y Los Eternos no podían quedar atrás luego de agotar en pocos años la saga de Avengers.

Y si bien los Anunnaki no estarán presentes por su nombre, es claro que Los Eternos toma el mismo concepto de estos dioses creadores de la humanidad y amplía el espectro de los llamados «antiguos astronautas»

El filme basado en la obra de Jack Kirby es dirigido por la ganadora del Oscar Chloé Zhao (Nomadland) y aterrizará en los cines el 5 de noviembre de 2021. De hecho, esta semana se lanzó el tráiler final:

Ahora sólo queda ver qué tan fiel es la película al cómic, del cual pueden descargar los primeros tres números en su idioma original AQUÍ.

Por Mystery Planet.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario