Cuatro expertos nos dan su opinión sobre este singular comportamiento de algunos humanos ante una pandemia como el coronavirus (covid-19).

En las últimas semanas, se han reportado escasez de alcohol en gel o desinfectantes por el estilo, y se ha advertido que pilas y otros elementos electrónicos podrían seguir. Sin embargo, la demanda de un producto básico en particular ha dejado las góndolas de supermercados vacías: papel higiénico.

Y no es solo en Australia, donde aparentemente comenzó el comportamiento, también ha sucedido en otros lugares tales como Estados Unidos, Hong Kong o Nueva Zelanda.

Varios memes burlándose de los acopiadores de papel higiénico han circulado en los últimos días.

Pero, ¿por qué papel higiénico? Ciertamente, el covid-19 produce síntomas similares a los de la gripe, entre los que se incluyen fiebre, tos, disnea, mialgia y astenia. Y su efecto más extremo es la neumonía, el síndrome de dificultad respiratoria aguda, sepsis y choque séptico —que condujo solo al 3 % de los infectados a la muerte—. La gastroenteritis no figura por ningún lado.

¿Es acaso la paranoia y la histeria desatada por los medios —que sobreinforman y bombardean constantemente al respecto— más grande que el brote infeccioso mismo?

Góndolas vacías de papel higiénico en el supermercado.

Para responder cuál puede ser la razón subyacente de adquirir compulsivamente papel higiénico, hemos consultado a cuatro profesionales de la salud y lo social. Sus respuestas pueden ser leídas a continuación.

Niki Edwards, de la Escuela de Salud Pública y Trabajo Social de la Universidad de Tecnología de Queensland, dice:

«El papel higiénico simboliza control. Lo usamos para asearnos y limpiarnos. Lidia con una función del cuerpo que es, de alguna manera, tabú.

»Cuando la gente escucha sobre el coronavirus, temen perder el control. Y el papel higiénico los hace sentir que mantienen aún ese control sobre el higiene y la limpieza.

»La gente no parece estar interesada en sustitutos. Las góndolas de supermercados están llenas de rollos de cocina o pañuelos.

»Los medios tienen mucho por lo cual responder en cuanto a los mensajes que dieron sobre el virus al público. Mientras que la honestidad sobre una amenaza es fundamental, construir la histeria y promocionar un comportamiento inapropiado está muy lejos de lo ideal».

Brian Cook, del proyecto de Reducción de Riesgos y Compromiso Social de la Universidad de Melbourne, responde:

«Es una cuestión interesante. Mi sospecha es que tiene que ver en cómo la gente reacciona al estrés: quieren tener un elemento de confort y seguridad. Para muchos occidentales, hay un factor de asco asociado a la falta de papel higiénico para limpiarse.

»Supongo que también hay un elemento pragmático. El papel higiénico es un producto que ocupa un montón de lugar y es, por lo tanto, algo que la gente no tiene a granel durante circunstancias normales. Además, muchos creen que este papel les servirá como pañuelo en caso que se contagien con una enfermedad parecida a la gripe.

»Acaparar papel higiénico también es una acción relativamente barata, y a la gente le gusta pensar que está haciendo algo cuando se sienten en peligro».

David Savage, de la Escuela de Negocios de la Universidad de Newcastle, señala:

«Pienso que es el producto perfecto. Es algo no perecedero y uno de los pocos productos que puedes almacenar y tienes una garantía que lo vas a necesitar eventualmente.

»No lo sé con certeza, pero sospecho que la mayoría de la gente solo compra papel higiénico cuando está a punto de acabársele, algo que puede ser un problema si estás aislado por dos semanas. Creo que se trata solo de un proceso de preparación, porque hemos visto que este elemento se ha vuelto escaso en alguna parte».

Alex Russell, de la Escuela de Salud, Medicina y Ciencia Aplicada de la Universidad Central de Queensland, trata de justificarlo:

«Hay nuevos factores en juego aquí. La gente no solo está acopiando papel higiénico. Todo tipo de items están siendo vendidos, desde máscaras y barbijos hasta desinfectantes. Cosas como estas y otros bienes enlatados no perecederos también se están vendiendo bien.

»La gente está asustada y tiene una actitud de búnker. Están comprando todo lo que puedan necesitar, pero notamos sobre todo el papel higiénico, más que otras cosas, porque los packs de estos son grandes y ocupan gran espacio en los estantes. Ver un pequeño producto agotarse en el supermercado (como el alcohol en gel) no es tan inusual, y solo representa un pequeño hueco en la góndola que, a menudo, es llenada con otro producto cercano.

»Otra razón por la que notamos estos es porque no son fáciles de sustituir. Si a un supermercado se le acaba un ingrediente particular para la comida, podemos obtenerlo en otro lado, o elegir alimentarnos con algo que no necesite de ese ingrediente. Pero cuando hablamos de un rollo de papel higiénico, es algo muy frustrante para todos. De seguro hay pañuelos y papel de cocina, pero no es lo mismo, ¿cierto?»

Lo más probable es que en tres o cuatro semanas, cuando el hemisferio norte entre bien en la primavera y la mayoría de medidas adoptadas por los países afectados —y hay que recordar que solo 4 países concentran la mayoría de los casos— surtan efecto, el coronavirus dejará de ser un tema principal en los medios masivos. Tal vez la economía de occidente vapuleada por algo que vino de oriente o las próximas elecciones presidenciales en EE.UU., entre otras noticias, empiecen a tomar protagonismo.

Fuente: World Economic Forum.

1 comentario
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Mar 17, 2020
2:01
#1 HORACIO:

PASA QUE SABEN QUE A LA CORTA O A LA LARGA VAN A CAGAR…..jajjjaaa

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario