En noviembre de 2015, el mundo conocía a Uyan y Dina, dos leones cavernarios extintos sepultados en el permafrost siberiano por casi 12.000 años. En aquel entonces una de las preguntas que los científicos evitaron responder es si planeaban clonar a estos animales con el material genético prehistórico recuperado. Ahora, científicos surcoreanos finalmente se han pronunciado al respecto, y la respuesta es un rotundo SÍ… Es más, ya han dado el primer paso para hacerlo.

leones-clonacion1

Los cachorros están en un excelente estado de conservación debido a las bajas temperaturas del permafrost siberiano. Por eso, han recogido muestras de tejido de estos animales para poder avanzar en el ambicioso proyecto de la clonación, algo parecido a lo que ocurre con el mamut lanudo, del que también se han encontrado ejemplares congelados en Siberia.

Según informa el diario Siberian Times, hubo cierta disputa entre científicos coreanos y rusos sobre la cantidad de las muestras de piel y tejido muscular de los animales que se han extraído. Los asiáticos creen que son insuficientes.

leones-clonacion2

«Los coreanos no están conformes con las muestras, ya que esperaban tomar más, como hicieron en ocasiones previas con el mamut», declaró el experto Semyon Grigoriev, quien defendió la decisión de limitar la muestras. «Deben entender que el cachorro de león es muy pequeño, por lo que no es posible extraer tanto como uno quisiera. Además, el material está altamente deteriorado y en parte momificado, salvo por la parte que estuvo en el hielo que se ha conservado estupendamente. Tomamos algunas muestras de piel y tejido y esperamos hallar lo que buscamos a partir de ellas», añadió.

De cualquier manera, el estudio de estos tejidos permitirá conocer más detalles acerca de los motivos de la extinción de este felino depredador, que convivió con el hombre y que es algo mayor que los actuales grandes felinos como leones y tigres.

El león cavernario recibe este nombre por ser en el interior de cuevas donde más huesos se han encontrado, pese a que los paleontólogos creen que no era su hábitat. Su presencia en las cuevas se debe a que muchos encontraban la muerte al intentar cazar a oseznos dentro de sus cuevas, o que eran arrastrados hacia ellas por las hienas cavernarias.

Este mismo año 2016, los investigadores volverán al sitio del descubrimiento en busca de más restos de cachorros o, quien sabe, hasta de su madre.

1 comentario
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Mar 8, 2016
8:54
#1 CRL:

Quiero que clonen Dinosaurios, quiero visitar un Jurasic Park ya!!!!

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario