Con aproximadamente un kilómetro de diámetro, la roca espacial 2021 PH27 es el vecino más cercano del Sol.

Esta representación artística muestra el asteroide (arriba) y el planeta Mercurio (abajo). Crédito: CTIO / NOIRLab / NSF / AURA / J. da Silva.

Un equipo de investigadores dirigido por Scott Sheppard, científico del Instituto Carnegie, ha descubierto el asteroide que orbita más rápido en el sistema solar.

La pequeña roca espacial, de solo 1 kilómetro de diámetro y denominada 2021 PH27, viaja alrededor del Sol en solo 113 días terrestres. Es el período orbital más corto de cualquier objeto celeste conocido, a excepción de Mercurio, que gira alrededor del Sol en solo 88 días —aunque su órbita elíptica pasa a menos de 20 millones de kilómetros del Sol, mientras que Mercurio no llega a acercarse a los 47 millones de kilómetros—.

El descubrimiento podría arrojar luz sobre muchos asteroides similares en el sistema solar, de dónde provienen y si están hechos de roca sólida o simplemente colecciones de escombros sueltos.

Plomo derretido

Dado que 2021 PH27 se aproxima tanto al Sol, su superficie se calienta a 900 grados Fahrenheit, que es lo suficientemente caliente como para derretir el plomo. Y es probable que esté condenado a acercarse cada vez más a nuestra estrella para, finalmente, ser absorbido por el Sol o colisionar con Mercurio o Venus en unos pocos millones de años.

Los investigadores sugieren que pudo haber nacido en el cinturón de asteroides principal entre Marte y Júpiter. Los tirones gravitacionales de los planetas interiores lo empujaron hacia el Sol con el tiempo.

El asteroide de período orbital más rápido del Sistema Solar ha sido descubierto en el CTIO de NOIRLab utilizando la poderosa Cámara de Energía Oscura (DECam) de 570 megapíxeles en Chile. La ilustración muestra las ubicaciones de los planetas y el asteroide en la noche del descubrimiento del 13 de agosto de 2021, como se verían desde un punto de vista sobre el Sistema Solar (norte). Crédito: CTIO / NOIRLab / NSF / AURA / J. da Silva.

«La fracción de asteroides en el interior de la Tierra y Venus en comparación con el exterior nos dará una idea de la fuerza y ​​la composición de estos objetos», dijo Sheppard en un comunicado.

Eso es importante si alguna vez queremos tener la oportunidad de defender la Tierra de un futuro aluvión de asteroides —que en el pasado causaron extinciones masivas o catástrofes devastadoras—.

Se obtuvieron imágenes del asteroide dentro de la órbita de Mercurio y se ha coloreado de rojo y azul para mostrar los dos momentos diferentes en los que se tomó la imagen en la noche del descubrimiento del 13 de agosto de 2021, con solo tres minutos de diferencia. Crédito: CTIO / NOIRLab / NSF / DOE / DECam / AURA / S.S. Sheppard (Carnegie Institution of Science).

«Comprender la población de asteroides desde el interior de la órbita de nuestro planeta es importante para completar el censo de asteroides cercanos, incluidos algunos de los impactadores terrestres más probables que pueden acercarse a la Tierra durante el día y que no se pueden descubrir fácilmente en la mayoría de los sondeos que se observan de noche, lejos del Sol», agregó Sheppard.

En este momento, 2021 PH27 se esconde detrás del Sol, pero a principios del próximo año, los investigadores esperan echar otro vistazo al veloz demonio cósmico.

Fuente: The Byte. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario