La empresa californiana NDB asegura haber creado una batería de nano-diamantes que cambiará drásticamente el mundo tecnológico desechable. Los cargadores ya no serán necesarios y el problema de que se te apague el celular o la laptop por consumir toda la batería será cosa del pasado, pues la expectativa de vida de este nuevo desarrollo será mayor que la del usuario humano, mucho mayor.

Batería NDB.

¿Pero cómo es eso posible? ¿Una batería eterna? Según cuenta la compañía que está desarrollando esta batería, cada célula de esta es una pequeña pieza de material nuclear reciclado, partes del grafito de un reactor nuclear que han absorbido radiación de las barras del combustible y se han vuelto radiactivas. Sin tratar, estos desechos nucleares son altamente peligrosos, difíciles y caros de almacenar, y tienen una vida muy extensa.

Este grafito es rico en el radioisótopo carbono-14 (o radiocarbono), que se degrada en nitrógeno, liberando anti-neutrinos y electrones en decaimiento beta en el proceso. NDB toma esta grafito, lo purifica y lo usa para crear diminutos diamantes de carbono-14. La estructura del diamante actúa como un semiconductor y disipador de calor, recolectando la carga y transportándola fuera.

Encapsulando a este carbono-14 radiactivo está una capa de diamante no radiactivo de carbono-12, creado en laboratorio y con la capacidad de contener las partículas energéticas, previniendo así cualquier fuga de radiación y actuando como un escudo protector indestructible.

Para crear una celda de batería, varias capas de este material de nano-diamante se apilan y almacenan con una pequeña placa de circuito integrado y un pequeño supercondensador para recolectar, almacenar y distribuir instantáneamente la carga. NDB dice que se ajustará a cualquier forma o estándar, incluidos AA, AAA, 18650, 2170 o todo tipo de tamaños personalizados.

Entonces, lo que se obtiene es un pequeño generador de energía en miniatura en forma de batería que nunca necesita cargarse, y que NDB afirma será competitivo en costos y, en ciertas ocasiones, significativamente menos costoso que las baterías de litio actuales. La ecuación se ve favorecida por el hecho de que algunos de los proveedores de los desechos nucleares originales pagarán a NDB para que se los quite de las manos.

De acuerdo a lo que cuenta la compañía californiana en su sitio web, los niveles de radiación de una célula serán menores que los niveles de radiación producidos por el propio cuerpo humano, lo que la hace totalmente segura para su uso en una variedad de aplicaciones. A pequeña escala, estos podrían incluir cosas como baterías de marcapasos y otros implantes electrónicos, donde su larga vida útil salvará al usuario de cirugías de reemplazo. También se pueden colocar directamente sobre placas de circuitos, lo que proporciona energía durante la vida útil de un dispositivo.

«Piensa esto aplicado a un iPhone. Con el mismo tamaño de batería, cargaría su batería de cero a completa, cinco veces por hora. Imagina eso. Imagina un mundo en el que no tendrías que cargar la batería durante todo el día. Ahora imagina por una semana, por un mes… ¿y qué me dices de por décadas? Eso es lo que podemos hacer con esta tecnología», explicó Neel Naicker, una de las personas detrás de NDB.

Y esto puede escalarse hasta tamaños de vehículos eléctricos y más, ofreciendo una excelente densidad de potencia en un paquete de baterías que se prevé que dure hasta 90 años en esa aplicación —algo que podría sacarse de un automóvil antiguo y colocarse en uno nuevo—. Si parte de una celda falla, la parte activa de nano-diamante se puede reciclar en otra celda, y una vez que llegue al final de su vida útil —que podría ser de hasta 28.000 años para un sensor de baja potencia que podría, por ejemplo, usarse en un satélite— no deja nada más que «subproductos inofensivos».

En palabras del Dr. John Shawe-Taylor, catedrático de la UNESCO y profesor de la University College London: «NDB tiene el potencial de resolver el principal problema global de las emisiones de carbono de un solo golpe, sin los costosos proyectos de infraestructura, los costos de transporte de energía o los impactos ambientales negativos asociados con soluciones alternativas, como la captura de carbono en centrales eléctricas de combustibles fósiles, centrales hidroeléctricas, turbinas o centrales nucleares. La capacidad de su tecnología para entregar energía durante períodos de tiempo muy largos sin la necesidad de recargar, repostar o reparar, los coloca en una posición ideal para abordar los requisitos energéticos del mundo a través de una solución distribuida, con un impacto ambiental y costos de transporte de energía casi nulos».

De hecho, esta nueva batería ofrece una excelente propuesta de energía las 24 horas para la vida fuera de la grilla, y el equipo de NDB insiste en que desea dedicar un porcentaje de su tiempo a proporcionarla a comunidades remotas necesitadas como un servicio de caridad con el apoyo de algunos de los clientes comerciales de la empresa.

En caso de que la empresa acabe con todo el suministro mundial de desechos nucleares de carbono-14 —algo que requeriría un volumen extremadamente importante—, NDB dice que puede crear su propia materia prima de carbono-14 de manera simple y rentable.

La compañía afirma haber completado una prueba de concepto y está lista para comenzar a construir su prototipo comercial una vez que sus laboratorios vuelvan a abrir después del cierre por la pandemia de COVID-19. Se espera que una versión comercial de baja potencia llegue al mercado en menos de dos años, y la versión de alta potencia se proyecta para cinco años.

NDB subraya que está muy por delante de su competencia con patentes pendientes sobre su tecnología y procesos de fabricación.

Si esto sale como se prometió, seguramente será una fuente de energía revolucionaria. Una batería de larga duración desafiaría el espíritu desechable de muchas tecnologías modernas, o conduciría a paquetes de baterías que los consumidores llevan consigo de un teléfono a otro, de un automóvil a otro, de una computadora portátil a otra durante décadas. Las casas equipadas con NDB pueden estar conectadas a la grilla energética o no. Cada batería es su propia fuente de energía verde casi inagotable, que convierte silenciosamente los desechos nucleares en energía útil.

Solo queda esperar que las personas tras este magnífico desarrollo no tengan percances y puedan llevar a buen puerto su idea…

Fuente: New Atlas. Edición: MP.

1 comentario
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Ago 27, 2020
19:25
#1 José Medina:

Q buena noticia, sin embargo me quedo con lo último de la misma: “Solo queda esperar que las personas tras este magnífico desarrollo no tengan percances y puedan llevar a buen puerto su idea”.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario