En medio de la pandemia, un grupo de argentinos que se especializa en la innovación tecnológica aplicada al cuidado de la salud, desarrolló un robot inteligente que elimina el COVID-19 de los ambientes y superficies con una eficacia absoluta. El proyecto se llevó a cabo en una fábrica situada en el barrio porteño de Parque Patricios.

«Al ver cómo avanzaba el coronavirus, decidimos que teníamos que ayudar desde nuestros conocimientos. Descubrimos que se estaba usando algo similar en China y tratamos de repensarlo para Argentina. Luego de pasar dos semanas casi sin dormir y trabajando sin parar debido a la gravedad de la pandemia, llegamos a este producto», declaró Martín González, CEO de la empresa argentina UV Robotics, al ser entrevistado por el medio local Crónica.

«Se trata de un robot con inteligencia que desinfecta y elimina todas las bacterias y virus de un ambiente con tan solo colocarlo en el lugar. No representa ningún riesgo para las personas porque se maneja a radio control. Calcula el tiempo que necesita estar ahí adentro y garantiza una desinfección total. Es ideal para usarse en hospitales, bancos, cajeros automáticos, subtes, hoteles, trenes, etc.», añadió.

Para esta tarea, el robot está provisto de unos tubos que emiten radiación UV-C. Esto proporciona una inactivación rápida y eficiente de los microorganismos a su alrededor mediante un proceso físico. Cuando las bacterias, los virus y los protozoos se exponen a las longitudes de onda germicidas de este tipo de luz, su ADN y ARN es alterado, volviéndose así incapaces de reproducirse e infectar.

Robot inteligente

Conversando con un médico amigo suyo, González se enteró que en los quirófanos se utilizan tubos UV que se encienden al terminar una operación con un patógeno y se dejan prendidos durante 3 horas. Esto lo inspiró a perseguir una solución que incorporara tecnologías de última generación en la identificación de geometrías espaciales, navegación autónoma y escaneo en 3D.

Sabrina Lecam, ingeniera ambiental miembro del equipo, se encargó de la investigación para identificar las dosis y tiempos necesarios de luz UV-C para eliminar efectivamente los patógenos. No solo el tiempo de exposición es importante sino que cada superficie reciba la cantidad de luz adecuada.

UVR-bot: un robot argentino para la esterilizacion de ambientes mediante luz ultravioleta.

«Uno puede agarrar 4 tubos UV y meterlos en una habitación, pero esto no garantiza que todos los espacios sean cubiertos por lo que se corre el riesgo de desaprovechar las ventajas que otorga esta tecnología», explicó Lecam.

Por estas razones, el equipo de UV Robotics decidió incorporar tecnología de escaneo 3D mediante LIDAR (el sistema láser que utilizan los autos autónomos) en conjunto con software de localización simultánea y mapeo (SLAM) desarrollado especialmente para UVR-bot. Así, el robot escanea el entorno y define el tiempo y las posiciones donde debe ubicarse en una habitación para garantizar la dosis adecuada y el tiempo pertinente.

El robot es propulsado y se controla a control remoto. Cuenta también con una cámara PoV (de punto de vista), lo que permite ingresar a espacios donde hubo gente contagiada y evitar así exponer innecesariamente a personal que de otra manera requeriría vestimenta especial y el uso de insumos que hoy en día escasea en el mundo, como máscaras N95 y trajes herméticos. UVR-bot también está equipado con sensores de movimiento para detenerse si detecta el ingreso de personas a un espacio para no exponerlas a los rayos UV.

¿Cuándo estará disponible?

Pese a las restricciones de circulación y limitaciones actuales que dificultaron el poder conseguir los insumos para producirlo, la empresa planea tener el primer prototipo muy pronto y contar con las primeras unidades comerciales dentro de un mes.

UV Robotics también está diseñando versiones más simples sin motor o control remoto. «Para desinfectar un cajero automático no es necesario que el robot se pueda mover», señaló González.

En una segunda fase, los robots estarán en una estación de carga fija y podrán ser dirigidos remotamente vía Internet a ubicaciones previamente definidas, automatizando así el proceso de inoculación de espacios.

UVR Box.

En cuanto a la posibilidad de producir unidades masivamente, González confía en que podrán descentralizar y escalar la producción de UV-bots de una manera sencilla dado que mecánicamente el robot no es difícil de ensamblar, sino que su valor agregado reside en el software de control.

El equipo de UV Robotics está trabajando actualmente «casi sin dormir» dada la urgencia de la situación y por el convencimiento que tienen del impacto potencial para disminuir la tasa de contagios que posee la solución que están desarrollando.

Fuente: Crónica/Filo News.

3 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 3 comentarios
Comentarios
Abr 23, 2020
10:11
#1 Proyectosnec:

Buena nota, justo el otro dia lei el tema de la luz ultravioleta, que desactiva el coronavirus. Encontre esta web que tiene varios articulos https://luz-ultravioleta.online/

Reply to this commentResponder

Abr 23, 2020
10:12

excelente nota!

Reply to this commentResponder

May 5, 2020
11:16
#3 Claudia S:

Interesante y completa nota! La tecnología de mapeo, de identificación espacial y el escaneo en 3D incorporada al robot, lograrán una mayor desinfección de los espacios, lo cual es sumamente importante.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario