Fotografías muestran un antes y después de los glaciares en Suiza, revelando la extensión en la que estos vastos cuerpos de hielo se han retirado.

La temperaturas cada vez más calurosas han dejado tras de sí sedimentos clásticos, pedruscos, corrientes serpenteantes y ríos en el lugar donde alguna vez supieron estar majestuosos glaciares que cubrían el paisaje. El país helvético ya ha perdido más de 500 de estos gélidos monstruos, y su gobierno ha reportado que el 90 por ciento de los restantes 1.500 desaparecerán para el final del siglo.

Las autoridades de Suiza temen que estos cambios en el paisaje puedan desencadenar aludes y otros peligros, al igual que impactar negativamente en la economía de la nación.

Una de las víctimas de estos cambios es el renombrado Hotel Belvédère, que fue construido en el paso Furka con vista al glaciar Rhone en 1882, para alentar el el turismo alpino. Erigido sobre una curva del paso montañoso, el edificio victoriano supo ser sede de grandes fiestas e incluso tuvo sus minutos de fama en el cine al aparecer durante una persecución de coches de la película de James Bond Goldfinger (1964). Desde allí, no solo los turistas podían relajar su vista mirando al glaciar masivo, sino que también tenían la posibilidad de viajar hacia él por medio de un puente de madera y visitar una gruta artificial cavada en el hielo anualmente.

Hace tres años, empero, el Belvédère fue forzado a cerrar sus puertas, quedando abandonado ahora que el hielo debajo de él ha retrocedido cerca de 2 kilómetros.

Hoy en día, los visitantes todavía pueden caminar hacia la gruta de hielo, que permanece activa como una atracción a pesar del cierre del hotel.

La evidencia fotográfica

En una fotografía de mediados del siglo 19, tomada desde el mismo valle donde yace el Belvédère, se observa el frente del glaciar Rhone cuando tenía 100 metros de espesor.

En el mismo punto hoy en día, los animales pastan donde alguna vez hubo hielo y un río fluye hacia el valle.

En otra fotografía de archivo del siglo 19, un hombre puede ser visto sentado sobre una roca en frente del glaciar Aletsch, el mayor de los Alpes.

En la imagen, un gran canal de hielo parece fusionarse con el cuerpo principal del glaciar, sin embargo, en la actualidad no existe una conexión tan grande.

De acuerdo a los expertos, Suiza está experimentando el calentamiento el doble que el promedio global. «En el último año, sus glaciares han perdido cerca del 2 por ciento de su volumen», dijo Matthias Huss del instituto suizo de monitoreo de los glaciares (GLAMOS), el cual tiene registros de la extensión de los hielos en el país que de hasta 150 años atrás. «Nunca habíamos visto semejante ritmo de descenso de los glaciares desde que comenzaron las mediciones».

Las nuevas fotografías fueron tomadas por Denis Balibouse para Reuters, quien notó cómo había cambiado el paisaje con el tiempo. «Una vez que un glaciar ha perdido 200 metros de profundidad y 3 kilómetros de largo en 150 años, definitivamente puedes ver la diferencia. Es impresionante la cantidad de hielo que ya no está ahí», comentó.

Entre la población de Suiza, hay esperanza en que los políticos puedan accionar y hacer la diferencia, especialmente luego del impulso que ganó el partido Verde en las elecciones de octubre pasado. Mientras tanto, la llamada «Iniciativa Glaciar» que llama a adoptar más medidas contra el cambio climático ya ha recolectado más de 100.000 firmas para hacer un referéndum. La iniciativa será enviada a Bern esta semana.

De acuerdo a los científicos, no obstante, los glaciares se seguirán achicando. «Los Alpes todavía serán hermosos en mi opinión… Pero serán diferentes», concluyó Huss.

Fuente: Daily Mail.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario